Monday, 21 de September de 2020

Martes, 13 Octubre 2015 01:29

Ana Isabel ¿con Beltrones o con Marín?




Written by  Javier Arellano Ramírez

Poco a poco se van descartando.


Hace unas horas Juan Carlos Lastiri declaró que no está en la puja por la minigubernatura. A su vez, con su mutis escenográfico, Blanca Alcalá Ruiz (BAR) se autodescarta de la contienda interna. Paulatinamente los cuadros tricolores que se perfilaban se van deslindando.

 

Sólo hay dos protagonistas que están en plena batalla: Enrique Doger Guerrero y Alberto Jiménez Merino.

 

Sin duda, el aspirante que debe tomarse con posibilidades serias y reales es el ex rector, porque el actual delegado de Sagarpa, también conocido como el “Señor de los Búfalos”, no tiene la presencia para jugar en esta ronda.

 

El PRI nacional no se va a arriesgar a que en los próximos meses los medios nacionales destaquen esa información ya conocida por los poblanos: el diálogo y la apertura que Jiménez Merino dio a los “representantes” del Cártel de los Beltrán Leyva. El tema de los “búfalos” es especialmente sensible, sobre todo en este momento en que el gobierno de los Estados Unidos utiliza el pretexto del crimen organizado para presionar al gabinete peñista, hasta extremos nunca antes vistos. Es poco, muy poco probable que el CEN del PRI quiera apostar a una aventura con Alberto Jiménez Merino que puede terminar en un escándalo mediático nacional.

 

Luego entonces sólo queda una carta. Pero ¿quién le otorga seriedad al perfil de Enrique Doger?

 

En primer lugar, se la otorga el líder de su partido Manlio Fabio Beltrones. Ha sido el sonorense quien ha dado un especial y peculiar impulso a Enrique. Su presencia en el Instituto Nacional Electoral (INE) y en horas recientes un nombramiento en el CEN tricolor son claras muestras de que un manto cobija al académico. Y no sólo eso, es obvio que el aspirante tiene luz verde para moverse por todo el estado, para entablar puentes y hacer amarres, para claramente perfilarse.

 

El otro frente que le da seriedad a las aspiraciones de Doger es el de sus adversarios. En primer lugar destaca, sin lugar a dudas, la embestida morenovallista. Si el priista no tuviera los números, las canicas para jugar en la contienda, en Casa Puebla ni siquiera le harían caso, no lo tomarían en cuenta y se reirían de él. Pero está sucediendo todo lo contrario.

 

En el cuarto de guerra del gobernador se encendieron los focos rojos y empezaron a afilar los machetes para linchar al ex rector. El ánimo morenovallista contra Doger es inocultablemente irascible y violento. No puede disimular las ganas que tienen de colgarlo de un árbol frente al Charlie Hall; simplemente no las pueden ocultar.

 

Por su parte (y hasta este momento) Enrique no se ha intimidado. No ha bajado el tren de sus recorridos por el interior del estado y lejos de rehuir la confrontación la ha atizado. Lo cierto es que por momento raya en la temeridad.

 

Y en todo este juego ¿cuál es el papel de Ana Isabel Allende?

 

Se supone que está consciente de que la dirigencia se la debe a Manlio Fabio Beltrones, ¿entonces por qué permanece en ese indiferente silencio?

 

La respuesta es muy sencilla. Antes que mostrar lealtad al presidente del CEN del PRI, Ana Isabel está siguiendo los dictados del ex gobernador Mario Marín quien espera que Enrique Doger caiga, para que suba su verdadera carta que es Alberto Jiménez Merino.

 

Por esto la pasividad, la indiferencia, la lejanía de Ana Isabel Allende frente a las batallas que Enrique Doger está librando. Tanto el Comité Directivo Estatal como el municipal de Pepe Chedraui Budib se han mostrado indolentes frente a la puja por el distribuidor vial 475, que se ha convertido en el eje bélico de este proceso.

 

La dirigente del PRI estatal debe valorar con quién está su lealtad, porque Manlio es un político de los que perdonan, pero no olvidan.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

 

 

 

   

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus