Monday, 21 de September de 2020

Jueves, 22 Octubre 2015 03:54

Jorge Benito Cruz: incapaz de controlar la mecha.




Written by  Javier Arellano Ramírez

La noticia dio la vuelta al orbe.


No sólo en medios nacionales, sino internacionales fueron mencionados los hechos.

 

Es tal vez la nota local con mayor resonancia en lo que va del sexenio. Incluso más allá de Chalchihuapan.

 

Los hechos ocurridos la noche del lunes 21 en la cabecera de Ajalpan tuvieron una repercusión mundial. Todos los noticieros del país abundaron sobre el doble crimen e incluso informativos más allá de las fronteras. La población referida fue mostrada como un infierno de salvajismo, barbarie y brutalidad inenarrables.

 

La turba enardecida asegura que los dos sujetos detenidos por la policía municipal de Ajalpan eran “robachicos”, secuestradores de infantes; que en un hotel tenían cautivos a niños plagiados. En base a eso, la multitud entró a la alcaldía, sacaron a los detenidos, los golpearon salvajemente, a uno de ellos que se negaba a aceptar su culpabilidad le enterraron una varilla en la boca. Acto seguido en la explanada municipal, corazón de la localidad, los retenidos, aún con vida, fueron colocados juntos para prenderles fuego.

 

Los hechos quedaron registrados por videocámaras de periodistas formales, pero otros videos fueron grabados por los celulares de losenardecidos pobladores. Quienes perpetraron este crimen son jóvenes de la localidad, señalados como pandilleros, vándalos. Ellos grabaron los hechos con sus celulares y luego con total cinismo e impunidad los subieron a sus páginas de facebook. Los videos son de una contundencia bestial.

 

En especial destaca una grabación, que fue subido a facebook por un  joven no mayor a los 20 años de edad. Esa grabación fue tomada a escasos centímetros del rostro de uno de los hombres torturados. El sujeto está cubierto de sangre, mientras es interrogado de manera salvaje por los violentos; él jura que no es secuestrador, que trabaja para una empresa encuestadora, trata de explicar del hotel en que se encuentra hospedado, pero con dificultades puede hablar.

 

El video, por sí solo, es una evidencia jurídica.

 

La noche del martes 20, en el noticiero estelar de Televisa, Joaquín López Dóriga dijo que por la postura editorial de la empresa, esos videos no serían transmitidos. Simplemente, es impublicable la bestialidad mostrada en tales grabaciones. Al finalizar el noticiero “El Teacher” enlazó al estudio donde se encontraba Denise Maerker, quien en unos segundos hizo una cruda aseveración: “En Puebla se han registrado nueve casos de linchamiento”.

 

Esta es la fotografía nacional que se ofrece.

 

Hoy, la cabecera de Ajalpan está protegida por cerca de 100 policías estatales y 50 policías ministeriales. Pero el alcalde de la población, Gustavo Lara, lo señaló claramente: cinco horas antes de que esas personas fueran asesinadas, se comunicó de manera directa con el Secretario General de Gobierno, Jorge Benito Cruz Bermúdez, quien pese a hechos recientes en otras partes de la entidad, fue incapaz de prever y actuar con prontitud.

 

La lentitud y burocratismo de Cruz lo retrata de cuerpo entero, como un funcionario indolente e incompetente, incapaz de conducir la dependencia que ostenta. La Policía estatal tiene una base a tan sólo 5 minutos de Ajalpan. Bastaba una llamada telefónica para movilizar a los estatales y esa tragedia se hubiera evitado.

 

Pero el burócrata frívolo y superficial no supo calcular las consecuencias de lo que representa un linchamiento. Pasamos de la violencia y beligerancia de Facundo Rosas Rosas, a la negligencia de Jorge Benito Cruz Bermúdez.

 

Los vándalos también entraron a la Presidencia Municipal y robaron armas largas y cortas, que aún tienen en su poder.

 

En este momento la pregunta se hace obligada, forzosa, ¿qué posibilidades hay de que esto vuelva a ocurrir en cualquier municipio poblano?

 

La respuesta es: todas, todas las posibilidades. Esta misma noche puede ocurrir otro suceso igual en Libres, en Acatlán de Osorio o en Izúcar de Matamoros.

 

Si la Procuraduría de Justicia no actúa de manera pronta y eficiente el ejemplo cundirá en todo el estado. Se habrá encendido la mecha y el fenómeno será imparable. A contrario sensu, si se detiene y se procesa a los autores materiales de este homicidio tumultuario, se estará enviando un mensaje de gobernabilidad y firmeza. Los responsables deben ser procesados en la cantidad que sean, ya que fueron por lo menos 20 los involucrados directamente en la tortura y la muerte de esas personas; aunque había más de 300 pobladores en la explanada municipal. El reto estriba en mostrar un estado con justicia o seguir tolerando linchamientos.

 

El reloj del Procurador Víctor Carrancá tiene unas horas, antes de que otro suceso similar vuelva a ocurrir.

 

Como siempre, quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus