Thursday, 12 de December de 2019

Jueves, 12 Noviembre 2015 02:35

Sucesión poblana en 2016, fiel calca de 2013.




Written by  Javier Arellano Ramírez

Las lecturas están ahí sobre la mesa.


Columnistas, como nuestro director Arturo Rueda, abundan sobre la magnífica relación que el gobierno morenovallista sostiene con el gabinete de Enrique Peña Nieto.

 

El gobernador ha utilizado todo su tacto y recursos para tejer una red de afinidades y cercanías con los más altos funcionarios del gobierno federal. Esa es la arena donde ha volcado todos sus esfuerzos, en construir un andamiaje de relaciones en la cúpula nacional. El ejecutivo poblano tiene excelentes vínculos con todos los funcionarios de contacto cotidiano en los Pinos.

 

Esto nos obliga a preguntarnos, en la otra esquina, ¿con que funcionarios federales sostiene una relación de cercanía la Senadora Blanca Alcalá Ruíz?

 

Hasta donde sabemos su único enlace y contacto es Rosario Robles Berlanga, la otrora poderosa Secretaria de Desarrollo Social, hoy minimizada en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

 

Hace meses, antes del desastre electoral de Ivonne Álvarez García en Nuevo León, la Senadora Alcalá tenía los aprecios y deferencias de su líder Emilio Gamboa Patrón, pero tal parece que el experimentado priista prefirió retraerse antes de enfrentar otra catástrofe femenina.

 

Sí, sin duda el fantasma de Ivonne Álvarez se pasea por Puebla. Por esto Gamboa se ha replegado.

 

Pero las habilidades de Moreno Valle como publirrelacionista no se detienen ahí. Van más allá. También tejió un fino bordado con los operadores empresariales del sexenio; con las claves del gran capital. Y ahí están a la vista pública los puentes con OHL, con Grupo Higa y con los hermanos Hank Rhon.

 

Cuando los altos ejecutivos de OHL en México como son Sergio Hidalgo Monroy Portillo, Jesús Campos López o Raúl Revuelta Musalem tengan la oportunidad de hablar sobre el tema Puebla en el despacho presidencial ¿qué van a decir de Rafael Moreno Valle y su “delfín” Tony Gali Fayad?

 

En sentido contrario ¿qué dirán de la señora Blanca Alcalá Ruíz y de sus operadores políticos Mario Marín y Juan Carlos Lastiri? ¿Para quién serán los elogios?

 

El hiperpragmatismo de Moreno Valle lo llevó a tender puentes de hierro en el mundo de las finanzas, ese que conoce tan bien; ahí donde no cuentan los colores partidistas y mucho menos las ideologías; ahí donde sólo se habla de tipos de cambio.

 

Y lo mismo puede aplicarse a las apreciaciones de Juan Armando Hinojosa Cantú presidente de Grupo Higa o de Carlos Hank Rhon en su calidad de mando supremo de Grupo Financiero Interacciones y Grupo Hermes.

 

Si los barones del dinero tienen la oportunidad de expresar su parecer sobre el proceso electoral poblano ¿qué van a decir de Tony Gali Fayad? Y en sentido contrario, ¿qué opinión les merece Blanca Alcalá Ruíz y sus padrinos?

 

Por otra parte, pese a la aversión visceral que tiene el priismo local en contra del gobernador Moreno Valle, lo cierto es que hasta este momento el gobierno federal jamás ha tenido choque o roce alguno con el poblano. Al contrario.

 

En este contexto, ¿cuáles son las perspectivas para el proceso electoral de 2016?

 

Todo indica que 2016 será una fiel calca de la jornada de 2013 cuando se enfrentaron en las urnas Tony Gali Fayad y Enrique Agüera Ibáñez. El ex rector se quedó esperando que el aparato federal entrara a su rescate, imploraba ayuda, clamaba auxilio, pero nada pasó.

 

Desde los Pinos las fuerzas se mantuvieron al margen del proceso y dejaron que la elección se decidiera exclusivamente en Puebla.

 

Este es el mismo modelo que se repetirá en 2016.

 

Ya lo veremos.

 

Quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus