Tuesday, 22 de September de 2020

Viernes, 02 Octubre 2015 02:30

Opositores a Gasoducto Morelos logran atención de la Segob

Exigirán una explicación sobre las denuncias contra poblanos. Aunque aún no hay una fecha, pobladores de Tochimilco ya fueron notificados que la Cámara de Diputados instalará una mesa de dialogo con funcionarios de la Secretaría de Gobernación

 

  • Yessica Ayala / Tochimilco

Un grupo de campesinos afectados por el paso del Gasoducto Morelos de la comunidad de San Lucas Tulcingo, perteneciente al municipio de Tochimilco, logró que la Cámara de Diputados instale una mesa de diálogo con la Secretaría de Gobernación (Segob), y al mismo tiempo se abra la posibilidad de llevar a cabo una consulta pública, aunque no les notificaron cuándo.

 

Luego de varios meses de intentar que autoridades de los tres niveles de gobierno escuchen sus demandas y protestas en torno a las afectaciones en sus patrimonios por las obras, a cargo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), consiguieron ser escuchados.

 

Así lo dio a conocer Mario Alfonso Sánchez Ortega, representante de los demandantes, quien adelantó que también exigirán una explicación sobre los procesos judiciales iniciados contra sus compañeros que se han opuesto a este proyecto.

 

Destacó que recibió una carta oficial en el que le notificaron que la Cámara de Diputados aprobó un acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para solicitar a la Secretaría de Gobernación instalar una mesa de diálogo con los habitantes.

 

En este encuentro, no sólo participarán comuneros de San Lucas Tulcingo, sino también de otras comunidades aledañas a Tochimilco.

 

Recordó que el Gasoducto Morelos forma parte de un programa del Gobierno de la República, a través de la Comisión Federal de Electricidad, que busca dar respuesta a la demanda de energía eléctrica de la población y de las empresas que van surgiendo y creciendo en el centro del país.

 

Éste, inició en diciembre del 2013, con una trayectoria de 172 kilómetros, que cruza los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala, misma que “presuntamente” cumple con la legislación ambiental, de seguridad y de transporte de gas natural vigentes, pero diversos pueblos del estado se han opuesto, sobre todo los cercanos al volcán Popocatépetl.