Thursday, 22 de April de 2021

Jueves, 05 Marzo 2015 02:00

Canaco: infractores de 16 años deben ser juzgados como adultos

Marco Antonio Prósperi cuestiona las sanciones contra menores que incurrieron en violencia escolar, el líder empresarialindica que las autoridades deben hacer su parte en proponer que se vigilen las escuelas y los alrededores para prevenir casos como el del alumno apuñalado en la Federal 5 y el de Toñito que murió a causa de los golpes de cuatro compañeros

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Ante la reciente ola de menores de edad implicados en delitos de alto impacto como secuestros y homicidios, Marco Antonio Prósperi, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Puebla, consideró que son cuestionables las sanciones que se aplican a los menores infractores pues a partir de los 16 años ya es edad justa para ser juzgados como mayores de edad.

 

Previo a la inauguración del Cuarto Foro Internacional de Mujeres Emprendedoras de la BUAP, el líder empresarial indicó que la violencia en las instituciones de educación siempre ha existido, pero en años recientes ésta se ha incrementado y ha dejado consecuencias trágicas que antes no se veían.

 

“Yo creo que un chico después de los 16 años ya podría saber exactamente lo que hace, yo creo que ya es responsable. Habría que preguntarle, sobre todo a los especialistas, si sería conveniente bajar un poco la edad en caso de que alguien infrinja la ley, ya tratarlo como un adulto y no como un menor infractor”.

 

Casos como el del estudiante apuñalado en la Secundaria Federal Número 5 por un pleito de amores, o la más reciente sobre Toñito, quien después de 16 meses de deterioro en su salud feneció a causa de los golpes que le propinaron cuatro compañeros de escuela en Amozoc, son ejemplos de la violencia que ejecutan los menores de edad.

 

En dichos casos, los menores pueden hacerse acreedores de cuatro hasta siete años de internamiento en un centro para menores infractores, y que se ve reflejada en los dos menores de edad que participaron en el secuestro y homicidio de Sebastián Préstamo Rivera a principios de febrero.

 

Del mismo modo, indicó que también las autoridades deben de hacer su parte en proponer que se vigilen las escuelas y los alrededores porque el cuestionado operativo Mochila podría ayudar a prevenir este tipo de incidentes o conocer la conducta de los alumnos que, a decir de Prósperi, han tomado una conducta más violenta que la que antes se veía en los escolares.