Friday, 04 de December de 2020

Viernes, 23 Diciembre 2016 15:42

Alcalá, Montesinos, Chilaca y Camargo: los grandes escándalos de 2016

El 2016 fue un año lleno de escándalos, que en su mayoría fueron encabezados por políticos como Blanca Alcalá y toda la estela de corrupción en la que incurrió como alcaldesa.

  • Luis García / @luis_ggarnica


El 2016 fue un año lleno de escándalos, que en su mayoría fueron encabezados por políticos como Blanca Alcalá y toda la estela de corrupción en la que incurrió como alcaldesa, pero también hubo otros priistas que dejaron a su familia en la calle por ambiciosos.


A través de CAMBIO fuimos testigos en Puebla de un “escape de película” del gobernador de Veracruz acusado de corrupción y desfalco, además de la venta de semillas milagrosas que pusieron en riesgo la vida de miles consumidores.


Además, este año algunas tragedias en Puebla devinieron en escándalos, como el terrible caso de la muerte de la bebé Renata Valentina que sacudió a la sociedad poblana. A través de las páginas de esta casa editorial fuimos testigos de la vileza de la diputada de Compromiso por Puebla, Sara Chilaca, quien cegada por la ambición mandó a la cárcel a su hermana enferma de cáncer y echó a la calle a su madre para apoderarse de una jugosa herencia.


A continuación, CAMBIO presenta una serie de escándalos y personajes de la vida pública que dieron la nota durante el 2016.



Uno de los mayores escándalos este año fue el que destapó CAMBIO al sacar a la luz que la Semilla de Brasil comercializada como un producto para adelgazar por Claudia Montesinos y promocionada por la ex reina de la radio Nay Salvatori en realidad era veneno, el cual afectó la salud de muchos de sus consumidores, algunos de ellos sufrieron complicaciones físicas por su uso como apendicitis y taquicardias.


Además, la Cofepris secundó el reportaje de esta casa editorial al señalar que Claudia Montesinos no contaba con los permisos para comercializar este producto milagro e incluso le fueron decomisadas varias toneladas del producto, del cual nunca se pudo comprobar su procedencia, además que le fue clausurado el punto de distribución con el que contaba la marca.


Días después, por medio de un video, Claudia Montesinos aseguró que “dejaría de vender” la Semilla de Brasil, sin embargo, ha trascendido que continúa comercializando este producto a través de las redes sociales y por medio de sus promotoras sin contar con los permisos para esta actividad.



La entonces candidata del PRI a la gubernatura de Puebla, Blanca Alcalá tomó como bandera de campaña haber hecho su declaración 3de3, pues tal como lo dio a conocer CAMBIO, olvidó un pequeño detalle: no incorporar en noviembre de 2014 la edificación de su casa blanca en el residencial La Misión, con un valor de 13 millones de pesos, además que diario Milenio Puebla sacó a luz un total de 45 casas a nombre de la actual senadora en Cuautlancingo.


La candidata priista intentó dar explicación de su ‘Casa Blanca’ en el programa de radio de Fernando Canales, sin embargo, lo único que hizo fue hacerse bolas y quedar muy mal parada durante la campaña electoral. Al no poder dar razón de todas estas propiedades la ciudadanía la castigó en las urnas y resultó avasallada por el candidato del PAN, Antonio Gali Fayad con una diferencia abismal de 11 puntos.



Por todos lados existen rivales y esto quedó demostrado cuando se dio a conocer por medio de redes sociales que Blanca Alcalá se transportaba en un helicóptero que le prestó Ricardo Urzúa, cuando ésta aún no era la candidata oficial del PRI a la gubernatura.


Con esto, Alcalá Ruiz quedó exhibida dado que días antes, durante su precampaña acusó al gobernador Rafael Moreno Valle de ser un servidor público que se la “vivía en los aires” y no era un funcionario ‘de a pie’, como ella presumía ser, sin embargo, se demostró que la priista encarnaba exactamente aquello que tanto criticaba.


Este hecho le cobró factura a la aspirante a Casa Puebla en las urnas, mientras que a Ricardo Urzúa le costó la dirigencia estatal del partido, pues justo cuando se perfilaba a asumir el cargo, lo mandaron a volar y Jorge Estefan Chidiac se convirtió en el presidente del PRI en Puebla.



Mario Marín quiso cocinar su “retorno triunfal” a la escena política al intentar colgarse de la candidatura de Blanca Alcalá, pues apenas unas horas después que ésta fuera destapada en el CEN tricolor, el precioso le dio ‘el beso del diablo’ desde su cuenta de Twitter.


Sin embargo, Blanca Alcalá quiso echar tierra de por medio entre ella y el ex gobernador pues justo en el aniversario número 10 de la detención de la periodista Lydia Cacho, la senadora priista canceló un evento programado entre su equipo de campaña y la estructura marinista, la cual le brindaría su apoyo.


Señalada por la periodista por hacerse acompañar por el ‘góber precioso’ durante una caminata para unirse como la candidata de unidad, Blanca Alcalá mandó por las cocas a Mario Marín y prefirió que éste no estuviera presente en su toma de protesta; ante esto, el ex gobernador hizo un berrinchazo y decidió retirar el apoyo de su estructura al asegurar que no existían condiciones para que todas las expresiones del PRI participaran.



Dicen que lo que mal empieza, mal termina. Eso le pasó a Blanca Alcalá, pues el gran discurso que había preparado para el acto donde rendiría protesta como la candidata oficial tricolor se filtró un día antes a los medios de comunicación, trayendo como consecuencia que en el momento de pronunciarlo perdiera presencia e impacto.


Tras este hecho, su coordinador de campaña, Alejandro Armenta Mier buscó culpables y denunció espionaje en contra de la candidata priista, hizo uno de sus clásicos berrinches renunciando a la coordinación de la campaña, y por órdenes de la actual senadora interpuso una denuncia por intento de extorsión en contra del director de CAMBIO, Arturo Rueda y del director de 24 Horas Puebla, Mario Alberto Mejía, por órdenes de Blanca Alcalá.


A pesar de la denuncia en contra de Arturo Rueda y Mario Alberto Mejía, éstas fueron desechadas por la Fiscalía General del Estado declaradas como improcedentes al no contar con pruebas que respaldaran las acusaciones de Armenta Mier.



La diputada Sara Chilaca, mejor conocida como #LadyCaín demostró no tener escrúpulos, pues con tal de tomar posesión de la herencia de 30 millones que dejó su padre al fallecer, mandó a su hermana enferma de cáncer y en tratamiento a la cárcel y a su madre de 86 años a terapia intensiva.


Por si fuera poco, #LadyCaín utilizó a policías ministeriales, al estilo de un operativo en contra del crimen organizado despojó y desalojó de la casa a su madre que acabada de salir del hospital, en la cual que vivió toda su vida con su esposo Juan Chilaca.


Además, “Sarita Chilaca” fue contactada por Juanito Osorio para protagonizar un remake de la famosísima Cuna de Lobos, encarnando a una de las villanas más entrañables de la televisión mexicana, Catalina Creel, según nuestra sección #Pipope.



Al cierre de este año CAMBIO dio a conocer las intenciones del ex secretario de Gobernación y Desarrollo Social en el sexenio de Mario Marín, Javier López Zavala de dejar en la calle a su esposa y a sus dos hijos, pues ante la demanda de divorcio que enfrenta, éste únicamente pretende otorgar la pírrica cantidad de 5 mil pesos semestrales para vestimenta y 9 mil pesos al mes para la alimentación de ambos.


Tras la revelación de los documentos del acuerdo de divorcio publicados por CAMBIO, López Zavala dijo que esto se trata de “fuego amigo” de alguno de los tantos aspirantes –como él– a la gubernatura del estado en 2018 por el PRI y dijo que descubrirá quién está detrás; además aseveró que además de estar bien posicionado en las encuestas, este ataque no afecta su imagen, pues aseguró que es un padre cumplidor.



El gran escándalo que puso en el ojo del huracán a las guarderías subrogadas de la Sedesol, culminó con el encarcelamiento de Gemma Ch la profesora que dejó caer a la bebé Renata Valentina de tan sólo 17 meses de edad al interior de la estancia infantil “pequeños triunfadores” en donde la menor murió desnucada.


En tanto, la directora de la estancia infantil, Ana Laura Méndez Popoca quedó libre, pues junto con cinco trabajadoras más señalaron como la única responsable a la hoy imputada; las autoridades no pudieron procesar a más personas, pues a pesar que “Pequeños Triunfadores” se promocionaba asegurando que contaba con un sistema de circuito cerrado, al interior no había ni una sola videograbadora.



Con ayuda del gobernador interino de Veracruz, Flavio Ríos que le proporcionó un helicóptero del Gobierno dicho estado, Javier Duarte de Ochoa huyó desde Puebla, luego de solicitar licencia a su cargo para supuestamente atender las acusaciones de desvío de recursos y enriquecimiento ilícito hechas por la Procuraduría General de la República.


Debido a esto el ex líder del PAN en Puebla de 2009 a 2012, Juan Carlos Espina Mondragón acusó desde su cuenta de Twitter a Rafael Moreno Valle de ser cómplice de Duarte al no detenerlo durante su estadía en Puebla.


Apenas el pasado lunes trascendió que Javier Duarte consumó su escape de la justicia al lograr salir del país.



Otro de los escándalos más trascendentes fue el que desató CAMBIO al dar a conocer que Paulina Camargo estaba trabajando como “acompañante” en la ciudad de Monterrey, luego que a siete meses de su desaparición y sin que hasta ese momento su cuerpo fuera hallado, la Fiscalía General del Estado recibió una llamada en la que presuntamente la joven de 19 años estaba ofreciendo estos servicios al norte del país.


Las versiones sobre que Camargo Limón estaba realizando esta práctica tomaron fuerza pues su cuerpo continúa desaparecido, sin embargo, esta hipótesis fue desechada y hasta el día de hoy el presunto feminicida y supuesto padre del hijo de Paulina Camargo, José María Sosa Álvarez sigue en prisión, pese a que el cuerpo aún no ha sido encontrado.