Reconoce contralor situación de alta corrupción en el gobierno


No obstante, intenta justificar el deshonroso cuarto lugar de Puebla entre las entidades más corruptas del país


Efraín Núñez Calderón

Notas Relevantes

Admiten nulos avances en combate a la pobreza

Desestima Armenta informe de Transparencia Mexicana

Cobija Marín a Fundación Urbano Deloya

Van en Izúcar por resistencia

Vergonzoso ese cuarto lugar: Eduardo Rivera

Recula Arango; que la SFA sí les pagará

“López Zavala no quiere responder por sus actos”

Notas Relacionadas

Trágico, que el estado sea de los más corruptos: PAN

Puebla, el cuarto estado más corrupto de México 16/04/08

Otras Notas

No se tocará el tema de La Galarza: Montero

Se enfrentan a diputados panistas en la Ibero

Aunque renunció Dessavre sí aparecerá en las boletas

Montalvo le exige el gasto a Jorge Ruiz

Notas Anteriores

 

Tras reconocer los altos niveles de corrupción en el estado publicados en el último estudio de Transparencia Mexicana, el contralor Víctor Manuel Sánchez Ruiz intentó deslindar al gobierno marinista de toda la responsabilidad en estos resultados desastrosos, al señalar que el análisis mide la actuación de los tres niveles de gobierno y de la iniciativa privada.


El funcionario aseguró que la información de Transparencia Mexicana es tomada por el Gobierno del estado como referencia para mejorar en los servicios que ofrece, sin embargo, se quejó de que la firma no haya tomado en cuenta aspectos en los que en su opinión, la administración estatal ha mejorado.


Más aún, afirmó que existen estudios que ubican mejor al estado, empero el funcionario no aclaró cuáles son y prometió mandar dicha información posteriormente.


Asimismo, minimizó las evidencias en cuanto al funcionamiento deficiente de la Fiscalía Anticorrupción como la denuncia en contra de Óscar Aguilar González, misma que nunca prosperó a pesar del sinnúmero de pruebas sobre un presunto fraude:


“No solamente es el Gobierno del estado, somos los únicos que hemos hablado del tema. Son los tres niveles de gobierno y el sector privado los evaluados (…) Sabemos con precisión que tenemos que mejorar en las áreas de ministerios públicos, Vialidad, aún en los aspectos que no correspondan en forma directa al gobierno del estado (…) Esta referencia califica a la sociedad poblana en su conjunto, todos tenemos que hacer trabajo.”


Aunque al principio del sexenio el gobernador Mario Marín destacaba insistentemente los datos de Transparencia Mexicana como una referencia para mejorar esos parámetros, ahora el funcionario dijo que desconoce la metodología de esta firma, por lo cual no puede opinar de lo que no conoce:


—¿Por qué se ubica Puebla en los últimos lugares?— cuestionó una reportera.


—Eso sería bueno que se lo preguntaras a la persona que lo publica. No conozco la metodología no puedo opinar de lo que no conozco. Asumiremos la responsabilidad de mejorar, pero no puedo hablar de lo que no conozco. Si tú tienes la metodología y me la obsequias podemos platicar. No le resto importancia (sic).


De los 35 indicadores que toma la empresa para medir la corrupción en los estados —publicados ayer en este diario— al menos 20 corresponden a servicios que ofrece el Gobierno del estado, no obstante, Sánchez Ruiz negó la evidencia:


“Vamos a seguir trabajando en el funcionamiento de la PGJ. Capacitación, entrenamiento y el que se porte mal, sanción. Hasta el momento el Gobierno del estado ha sancionado 120 o 130 servidores públicos. Se automatizarán los quioscos, el registro civil seguirá mejorándose.”

 

“Sí funciona
la Fiscalía”


Durante 2007 defraudados del Instituto Poblano de la Vivienda (IPV) señalaron en reiteradas ocasiones que la denuncia por presunto fraude, presentada contra Óscar Aguilar, ex titular del organismo, ante la Fiscalía Anticorrupción nunca fructificó, a pesar de las evidencias documentales.


Sin embargo, para el titular de la Secretaría de Desarrollo, Evaluación y Control de la Administración Pública (Sedecap) nunca se presentaron las pruebas al respecto: “—es— un caso aislado sin ninguna prueba, que no conozco, que no ha probado para que lo manejes como una sentencia, porque es un daño social. No hay denuncias, no hay quejas, no hay pruebas, no especulemos.”

 

El funcionario aseguró que tras la publicación de Transparencia Mexicana se reforzará el trabajo en la Fiscalía e invitó a la gente a realizar denuncias: “No es la fiscalía, somos todos, también los medios de comunicación. El que hable de transparencia que sea transparente de origen.”

 


 
 
Todos los Columnistas