Friday, 14 de August de 2020


La necesidad de pactar




Written by 

Si bien es cierto que la política es el arte del acuerdo, en los hechos la pugna por alcanzar cargos entre quienes se dedican a esta actividad, parece que en realidad es lo que la sustantiva.  

 

Sin duda la competencia suele servir para que los cuadros de los diferentes partidos se apliquen para ganar tal cual posición. En nuestro país, se ha experimentado en el pasado reciente el fenómeno del utilitarismo político, que no es otra cosa que el uso de las siglas de los partidos para que un político compita en los procesos electorales.

 

 

Para los “utilitaristas” la ideología no juega y lo que se impone es un racionalismo brutal, que hace pensar en la necesidad de rediseñar al sistema de partidos como un todo. Las alianzas entre partidos han tomado carta de naturalización en la vida del país. En efecto ya es común ver al PRD y al PAN ir del brazo y por la calle de una elección a otra en diferentes estados y municipios de la República.

 

 

Tenemos que reconocer que no es gratuito, los tránsfugas lo son en buena medida porque no encontraron lugar en su partido de origen o bien por no seguir las reglas no escritas del mismo. Por ello, la necesidad de pactar antes del inicio de un proceso electoral se ha convertido en una necesidad de los partidos. No es casual que la firma de esos “pactos de civilidad” se multipliquen sin importar el color o la vocación de cada fuerza política, son el punto de arranque para garantizar la unidad.

 

 

Debemos tener claro que unidad no es sinónimo de unanimidad, ni mucho menos de uniformidad. Se debe mantener unidad para triunfar, para ser congruentes frente al adversario, unidad para el triunfo y para que dentro de la lógica de la mayoría, la posición y objetivos de las minorías no pasen desapercibidos.

 

 

Si en una contienda política el objetivo es el triunfo, quienes acudan a las urnas deben ser quienes tengan la mayor probabilidad de tener el apoyo de quienes votan. Pero no pueden ir solos. Quienes no alcanzan la candidatura también tienen el deber político de apoyar, de participar y de establecer acuerdos con el ganador. Por ello, la voluntad manifestada de pactar entre quienes aspiran a encabezar por el PRI la fórmula del Cabildo para la Ciudad de Puebla en las elecciones de julio próximo, es un hecho que vale la pena ponderar.

 

 

Para nadie es un secreto que ese partido ha estado en un conflicto interno desde que se perdió la elección que llevó al poder al actual gobernador. Hasta tiempos recientes se ha convertido en un partido opositor y dispuesto a la lucha por el poder en el estado de Puebla. Por lo que hace a los demás partidos el PAN también requiere de un acuerdo en su interior para que los “tradicionalistas” pierdan lo menos posible ante los “neo panistas”. El PRD está desdibujado y Morena no aparece.

 

 

En este contexto se confirma que en política hay que pactar al interior de cada fuerza política. En la medida de que la unidad se logre la condiciones de competencia mejoran. La historia política no deja duda sobre esta afirmación. La división y el embozo aportan poco cuando se trata de construir alternativas de gobierno democráticas y transparentes.

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus