Friday, 07 de May de 2021


Prostitución política y necedad senil




Written by 

Una verdad de a kilo es que el PAN y PRI sufren problemas internos que los pone al borde de la muerte. El primero por haber asumido una actitud mercantilista tendiente a la prostitución política. Y el segundo, por su terquedad de seguir ejerciendo una fórmula de participación político-electoral que si bien en el pasado le funcionó hoy le resulta un fracaso.

Si uno de los panistas con mayor calidad moral de Puebla, Francisco Fraile, sostiene que al PAN le llegaron al precio para que gente suya ocupe puestos públicos estatales, obtenga dinero fácil y ceda a los caprichos del grupo gubernamental dominante, incluso a costa de sus principios morales e ideológicos, es porque le consta. Y si le consta lo sabe, y si lo sabe le duele, y si le duele es porque cree que a futuro esa actitud comercial lo conducirá a la ruina.

 

 

Fraile es un perro viejo de olfato preciso e infalible. Hoy el PAN puede recibir cualquier cantidad de canonjías en dinero y en especie a cambio de que profanen su cuerpo, pero mañana cuando todo lo haya dado y su voluntad no le pertenezca aunque quiera comercializar sus carnes no se las comprarán porque no tendrá nada que vender ni negociar.

 

 

Qué puede ser más grave para el PAN poblano que prostituirse y perder la voluntad. Nada. Lo que Fraile pronostica es que en cuestión de tiempo el morenovallismo será dueño absoluto de su partido y cuando eso ocurra los panistas más beneficiados no serán los panistas de cepa ni de abolengo sino los arribistas y aquellos que dispongan de sus siglas para empoderarse de los puestos públicos de elección. Que su lengua se le haga de chicharrón, dirá El Yunque con el mismo temor que le tienen a Dios.

 

 

El PRI tampoco está en un lecho de rosas. Su juego cantado de aliarse en cada elección con el Partido Verde, de empecinarse en contender con viejos cuadros y de darse el lujo de despreciar a las personas de rentabilidad y de reputación dejó de ser fórmula ganadora. Ya no se la compran. La realidad sociopolítica lo rebasó y ahora le exige ser más creativo, más inteligente, más abierto y más incluyente.

 

 

Es un hecho. Sus alianzas partidistas del futuro deben ser más extensas que con el Verde si quiere volver al camino de la victoria. Una cosa son sus problemas internos y otra muy distinta la preparación de los escenarios para las victorias de años venideros. De lo primero ya se ha hablado, de lo segundo muy poco. De qué le serviría a Javier López Zavala, Blanca Alcalá, Enrique Doger, Jorge Estefan y a Juan Carlos Lastiri ser candidatos futuros a la gubernatura si siguen conservando su vieja fórmula ganadora. Sólo de gusto. Dirimir sus graves problemas internos es apenas la mitad de la tarea que deben realizar para evitar ser aplastados por la clase política dominante.

 

 

¿Qué será más peligroso? ¿Vender favores políticos a cambio de dinero? Fraile no lo dijo pero a eso se le llama prostitución. ¿O necear en seguir compitiendo en alianzas pequeñas cuando el enemigo se alía en colectivos y arrasa? Es decir quedarse estancado en el ayer. Depende como se mire, pero ninguno de los dos casos puede ofrecer un final feliz.

 

 

Rate this item
(2 votes)
comments powered by Disqus