Friday, 18 de September de 2020

Jueves, 16 Julio 2015 02:12

PRI y PAN: los pactos inconfesables




Written by  Julian Germán Molina

Con la reciente aprobación por parte del Congreso del Estado vía fast track (para variar) de la Reforma Electoral, que se aplicará para el próximo proceso electoral para elegir al Gobernador del Estado en 2016, en la llamada minigubernatura y con la complacencia y beneplácito de la bancada del PRI.


En el Congreso queda de manifiesto que loe señores diputados nunca asumirán su papel de representar a la oposición en el Poder Legislativo, como los ciudadanos hubiéramos pensado, sino todo lo contrario: han asumido una actitud servil de indigna, dando la espalda a los ciudadanos de los distritos que dicen representar y cuya opinión es lo que menos les importa.

 

Pero lo peor para usted, amable lector, y para mí, es que aún tendremos que soportar su ineptitud y seguir pagando su salario otros tres años; ya que debe quedarnos claro que trabajan sólo por los intereses de su partido y para conservar sus privilegios como “legisladores”.

 

En mi opinión, la Reforma Electoral aprobada el 9 de julio por el Congreso, demuestra que el PRI y PAN, cada vez más se identifican en su forma de gobernar y que actualmente son más sus coincidencias que sus divergencias, ya que les preocupan los mismos temas, sobre todo cuando de procesos electorales se trata, es decir, es mayor su temor de que surja un candidato independiente a la gubernatura con posibilidades de obtener el triunfo, por la inconformidad que existe entre la población por la crisis que atraviesa el Estado y el país, de la cual se culpa con sobrada razón, a los partidos y autoridades emanadas de ellos, que abrir espacios para una participación democrática de los ciudadanos, no en la solución de los graves problemas que enfrentan los mexicanos.

 

Se legisla en aras de proteger interesa y conservar privilegios, aunque con ellos se cierre la puerta a la democracia y a la libre expresión de ideas. Aunque todavía algunos ciudadanos creen en que existe rivalidad y antagonismo entre priistas y panistas, pero sus acciones nos han demostrado que siempre es posible se pongan de acuerdo para respaldar sus leyes y políticas públicas en el ámbito federal, estatal y municipal. Así como también han logrado afianzar una amplia red de complicidades y de protección e impunidad para aquellos políticos que han sido objeto de denuncias de corrupción o sujetos a investigación por peculado o ejercicio indebido de sus funciones.

 

La Reforma Electoral beneficia a Acción Nacional porque le permitirá volver a enfrentar con una candidatura común, como ocurrió en 2013 y el PRI piensa que puede construir una candidatura igual, con el apoyo de otras fuerzas políticas; lo que olvida es que no tiene ni el control del gobierno municipal ni estatal para financiar.

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus