Saturday, 14 de December de 2019

Jueves, 24 Septiembre 2015 03:37

VW Puebla: antes y después del escándalo




Written by  Julian Germán Molina

En su afán de ganar volumen en ventas, Volkswagen perdió el principal activo comercial de las empresas: el prestigio.


El durísimo golpe contra Volkswagen es demoledor y marcará un antes y un después en la historia de la armadora que ya era el principal fabricante de autos en el mundo, después de derrotar a Toyota en la primera mitad del año, además de que ya se había consolidado en el tercer lugar mundial en ventas.

 

Puebla vive con preocupación este escándalo y para dimensionar las afectaciones que puede tener la planta en la entidad, vale la pena recordar que tres de los cinco modelos de carros que la empresa alemana admitió que portan el mecanismo para hacer trampa en las emisiones contaminantes (Jetta, Beetle y Golf) se fabrican en suelo poblano. A esto, habrá que sumar los paros técnicos de las proveedoras que afectan ya a miles de trabajadores.

 

El gigante alemán está en serios problemas, junto con todo lo que representa a nivel mundial.

 

Sin duda, el problema en Volkswagen va a impactar a corto plazo en la capacidad de exportación, producción y ventas. Tan sólo en 2014, la planta de Puebla fabricó 475,000 vehículos, más del 80 % de los cuales fueron exportados especialmente a Estados Unidos, lo que representaba un lucrativo mercado.

 

No olvidemos que la armadora aporta el 40 % del PIB, es decir, es la empresa más importante de la entidad. El avance en el mercado estadounidense permitió ampliar la producción e instalaciones poblanas, gracias a la imagen del cuidado al medio ambiente que proyectó en los últimos años en el país vecino, logrando ventas de casi 400 mil autos anuales (casi todos fabricados en la Angelópolis).

 

Me pregunto: ¿qué va a pasar con la inversión de mil millones de dólares anunciada en mayo para aumentar la capacidad de producción y que, según estimaciones de la armadora, iba a empezar a funcionar a finales del próximo año con la camioneta Tiguan?

 

Los planes de VW no incluían a los 11 millones de coches que están equipados con el programa que utilizaron para engañar a usuarios sobre las emisiones de sus vehículos diésel. Tampoco la renuncia de su presidente, Martin Winterkorn, que ya buscaba adueñarse del mercado en China.

 

Algo nos debe quedar claro a los poblanos: la multa que le impondrán las autoridades en Estados Unidos es un duro, durísimo golpe, que se va a sentir aquí.

 

Los gobiernos, federal y estatal, deben  tener en cuenta que se tendrán menos recursos para el financiamiento de nuevos proyectos, ya que de aplicar la pena de 37 mil dólares por auto trucado, el total de la multa superaría los 15 mil millones de dólares.

 

¿Sigue siendo viable para la empresa alemana la inversión en Puebla que estaba destinada al mercado en EU, con la camioneta Tiguan? ¿Continuará la caída en el precio de las acciones que ya alcanzó el 31%, equivalente a 25 mil millones de dólares?

 

En su afán de ganar volumen en ventas, Volkswagen perdió el principal activo comercial de las empresas: el prestigio.

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus