Saturday, 14 de December de 2019

Jueves, 29 Octubre 2015 02:38

IEE-OPLE: la misma gata, pero revolcada




Written by  Julian Germán Molina

Con la aprobación de la Reforma Electoral a nivel federal, que trajo consigo la desaparición del IFE y la creación del nuevo órgano electoral INE y que se llevó a cabo con la intención de evitar la intervención en la designación de sus integrantes, del Presidente de la República, a través del Secretario de Gobernación en turno o bien, se convirtiera en una organismo partidizado y que era garantía de todo, menos de autonomía e imparcialidad para la toma de sus decisiones


Con la aprobación de la Reforma Electoral a nivel federal, que trajo consigo la desaparición del IFE y la creación del nuevo órgano electoral INE y que se llevó a cabo con la intención de evitar la intervención en la designación de sus integrantes, del Presidente de la República, a través del Secretario de Gobernación en turno o bien, se convirtiera en una organismo partidizado y que era garantía de todo, menos de autonomía e imparcialidad para la toma de sus decisiones; resulta evidente, que las cosas no cambiaron, es decir, se designaron a los nuevos integrantes del INE, bajo el criterio de repartición de cuotas partidistas y se negoció la designación mediante el cabildeo y de los líderes de los partidos políticos.

 

Debido a lo anterior, era previsible y finalmente se confirmó la hipótesis, en el sentido de que las cosas no serían distintas en la designación de los integrantes de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) en los estados de la República, ya que lo que prevaleció fue la ingerencia directa de los Gobernadores y de los líderes de los Partidos Políticos para buscar, a como diera lugar, colar entre los elegidos a exfuncionarios de sus administraciones o a gente plenamente identificada en su proyecto político.

 

El análisis de quienes quedaron al frente del nuevo OPLE en el caso de Puebla, no deja lugar a ninguna duda. Tenemos un Organismo de cuotas partidistas y con representantes de los intereses de los grupos en el poder, que le deben su designación que además tienen comprometida su lealtad con éstos, no con los ciudadanos que mediante el pago de los impuestos, sostenemos su salario.

 

Me parece aberrante todo el tiempo y recursos gastados para llevar a cabo el proceso de designación de los nuevos integrantes del OPLE y el engaño de que fueron víctimas los más de 234 aspirantes, que ilusamente pensaron que su currículum y méritos profesionales les permitirían alcanzar un sitio entre los elegidos.

 

Es evidente que los criterios de selección aplicados obedecieron más a cuestiones de carácter subjetivo y de “padrinazgo”, con lo que fácilmente se deshicieron de perfectos desconocidos, cuyo pecado fue no contar con el respaldo de un pariente influyente o de estar en el ánimo de quién sigue tomando las decisiones para controlar el nuevo órgano, a pesar de que la intención era evitar que esto ocurriera, las cosas no resultaron así, y lo más seguro es que se presente exactamente lo mismo en la elección de los integrantes del Tribunal Electoral.

 

Los dados ya están cargados y con ello se cierra el círculo que trazó el grupo gobernante para controlar ambos entes y así buscar a toda costa controlar la elección a Gobernador en 2016.

 

Algunos dirán que esto no es importante, debido a que no controlan el Tribunal Federal Electoral que tiene la última palabra cuando los partidos o candidatos impugnan una elección, pero difiero, debido a que si la distancia entre el primero y segundo lugar es enorme, ningún Tribunal se atrevería a echar abajo una elección, ya que estaría de por medio la credibilidad en el proceso electoral y la inconformidad de los ciudadanos.

 

En mi modesta opinión, con la elección de los integrantes del OPLE, se ha puesto el primer clavo a la cruz en la que será crucificado el candidato o candidata a la gubernatura por el PRI para 2016; el segundo clavo lo pondrán cuando se elija a los magistrados del Tribunal Estatal Electoral; y el tercero, cuando se instaure en todos los Municipios el Mando Único de las policías. Con ello, difícilmente los grupos políticos opositores y candidatos se atreverán a luchar por su candidato, ya que pueden ser víctimas de una detención o de que se les fabrique un delito para encarcelarlos, como ya ha ocurrido con los presos políticos y líderes sociales que se encuentran recluidos en las prisiones del estado.

 

Ojalá me equivoque y las cosas tomen otro giro, pero por lo pronto el primer clavo ya se colocó y el segundo quedará instalado en los próximos días.

 

O usted, ¿qué opina? 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus