Friday, 06 de December de 2019

Jueves, 19 Noviembre 2015 03:35

Puebla 2016: Minigubernatura negociada a favor del PAN




Written by  Julian Germán Molina

Contra todos los pronósticos y la idea de algunos priistas de que ahora sí iban a recuperar la gubernatura en 2016 y de que no volverían a cometerse los mismos errores y traiciones que se dieron en el proceso de 2010 con la derrota de Javier López Zavala, delfín del Gobernador Mario Marín, y posteriormente la derrota de Enrique Agüera Ibañez el 7 de julio de 2013 a la presidencia municipal de Puebla, ya que con la llegada a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI de Manlio Fabio Beltrones las cosas iban a cambiar radicalmente y ahora sí, el otrora ex partidazo retomaría el Poder en el estado


Contra todos los pronósticos y la idea de algunos priistas de que ahora sí iban a recuperar la gubernatura en 2016 y de que no volverían a cometerse los mismos errores y traiciones que se dieron en el proceso de 2010 con la derrota de Javier López Zavala, delfín del Gobernador Mario Marín, y posteriormente la derrota de Enrique Agüera Ibañez el 7 de julio de 2013 a la presidencia municipal de Puebla, ya que con la llegada a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI de Manlio Fabio Beltrones las cosas iban a cambiar radicalmente y ahora sí, el otrora ex partidazo retomaría el Poder en el estado, los ciudadanos nos encontramos con la sorpresa de que una vez más, todas las señales y movimientos de los últimos meses, así como la actuación del presidente Enrique Peña Nieto y los miembros de su gabinete, se deben a que tienen asuntos y negocios más importantes que atender e intereses que defender, que los de los poblanos que aspiran a un cambio en el gobierno.

 

Señalo esto porque mientras el candidato oficial viene desarrollando una campaña de promoción de imagen aprovechando el uso de los recursos y programas públicos, así como el amplio respaldo del titular del Poder Ejecutivo en todo el estado, los priistas aún siguen “deshojando la margarita” y posponiendo la decisión de quién será su candidato o candidata el próximo año, es decir, la división interna y los conflictos y compromisos que tienen tanto los líderes del partido, así como los legisladores locales y federales, además de la falta de liderazgos de peso, los tienen sumidos en una guerra interna y de fracciones que difícilmente será superada en una campaña de escasos dos meses que tendrá el candidato que al final elijan.

 

El escenario no pinta nada bien, ni para los tricolores ni para quienes en un momento determinado pensaron que en Puebla sí habría candidaturas independientes.

 

Todos los elementos necesarios para ganar en forma aplastante una elección por parte de los panistas se encuentran presentes: un OPLE cooptado, el uso de los recursos y programas públicos, la inauguración de obras, condonación de multas y recargos, obsequio de uniformes escolares, el apoyo de los medios de comunicación y sobre todo la complacencia de la chiquillada de los partidos, permiten visualizar una elección de estado en su máxima expresión.

 

Por ello, en mi opinión, una vez más la plaza ya fue entregada por el presidente, porque finalmente los grandes negocios que vienen realizando las constructoras como el consorcio HIGA, con las obras que se tienen contempladas para los dos próximos años; en este momento la prioridad para la clase política gobernante, a nivel federal y estatal, es seguir haciendo negocios y favoreciendo a los empresarios de alto nivel, aunque para ello se sigan sacrificando a los pueblos y comunidades del interior del Estado y juntas auxiliares, así como el combate a la pobreza y la marginación que prevalecen en grandes zonas de la entidad.

La segunda parte del plan construido mediante estos acuerdos, es hacer un frente político para echar por tierra las aspiraciones y apoyos ciudadanos que tiene actualmente Andrés Manuel López Obrador; para ello, en su momento, como ocurrió en la elección presidencial de 2006, el PAN con el apoyo del PRI logró que Felipe Calderón asumiera el cargo y en 2012 Acción Nacional devolvió el favor al Revolucionario Institucional al operar en el Congreso y los organismos electorales, para que se diera carpetazo a todos los recursos y quejas interpuestas por la campaña adelantada de Peña Nieto y el escándalo de las tarjetas de despensa de Soriana y Monex.

 

Pero todo no sería posible llevarlo a cabo si no se cuentan con los recursos necesarios para ello; por eso, hoy se vuelven tan importantes los grandes grupos empresariales para la clase política, ya que su apoyo es fundamental para perpetuarse en el poder y después enrolarse en sus filas en un puesto corporativo de alto nivel como ha ocurrido con muchos exfuncionarios.

 

Y aun así, ¿piensan que los mexicanos creemos en la democracia y en las elecciones?

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus