Sunday, 26 de January de 2020

Miércoles, 02 Septiembre 2015 03:09

Ibero 240; Odesyr 164 y la PGJ sólo 14. ¿Cuántos feminicidios van, Procurador Carrancá?




Written by  Arturo Rueda

Raro que sea el Procurador quien tenga que defender la absoluta falta de necesidad de la Alerta, cuando el tema debiera ser abordado por Verónica Sobrado, la titular del inexistente Instituto Poblano de la Mujer. Pero se entiende la razón: al morenovallismo le causa pánico que Puebla sea identificada como una entidad donde prevalece la violencia sistemática hacia las mujeres. Ya muchos sambenitos de autoritarismo, pobreza e inequidad cargan para colgarse uno más


Víctor Carrancá, procurador desde el 1 de febrero de 2011, no sabe bien a bien cuántos feminicidios se han cometido en Puebla desde el arranque del sexenio. Sabe, sin embargo, que no son tantos, que estamos por debajo de la media nacional, que la dirección de Comunicación Social de su dependencia debe informar del número de casos, y que la alarma social despertada tras el enésimo caso de la presunta muerte de una joven embarazada no hace necesario que el gobierno morenovallista solicite una Alerta de Violencia de Género semejante a las que ya se lanzaron para el Estado de México y Morelos.

 

Carrancá, aspirante a la Fiscalía General que sustituirá a la PGJ y por la que podría permanecer otros 7 años en el cargo cuando finalice el morenovallismo, sabe muchas cosas para estar tan tranquilo, pese a que en muchos sectores sociales hay inquietud por la ola de feminicidios y desapariciones que vive la entidad. Incluso el delegado de Gobernación, Noé Rodríguez, ve factible la posibilidad de lanzar la Alerta de Violencia de Género, un mecanismo protector de los derechos humanos de las mujeres en un contexto de agresión sistemática.

 

Raro que sea el Procurador quien tenga que defender la absoluta falta de necesidad de la Alerta, cuando el tema debiera ser abordado por Verónica Sobrado, la titular del inexistente Instituto Poblano de la Mujer. Pero se entiende la razón: al morenovallismo le causa pánico que Puebla sea identificada como una entidad donde prevalece la violencia sistemática hacia las mujeres. Ya muchos sambenitos de autoritarismo, pobreza e inequidad cargan para colgarse uno más.

 

Pero pensemos que el procurador Carrancá tiene la razón: que no es necesario solicitar una Alerta de Violencia de Género porque en realidad la tasa de feminicidios está por debajo de la media nacional. Como es la hora en que oficina de Comunicación Social de la PGJ no pasa los datos, usemos los que tenemos a la mano.

 

Según el Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos AC (Odesyr), un esfuerzo que no puede ser descalificado, en su seguimiento hemerográfico diario, contabilizan 164 feminicidios en lo que va del sexenio, Paulina Camargo incluida. Sin embargo, para Carrancá no necesariamente todos los homicidios de mujeres no necesariamente encuadran en el tipo penal de feminicidio. Además de que, precisamente, ese tipo penal se aprobó en el Congreso local hasta 2012.

 

Ayer, la Universidad Iberoamericana a través de la responsable del programa de género del Instituto de Derechos Humanos, Lourdes Pérez, informó que desde 2010 ellos contabilizan 240 casos. Es decir, 80 más que Odesyr. La académica señala, además, que ha solicitado a la PGJ las cifras oficiales, pero simplemente no se las dan.

 

“Nosotros sí pedimos el número de feminicidios, pues no nos lo dan. Cuando se inicia la investigación siempre es como homicidio, entonces si hay rasgo de que fue feminicidio, se deja a criterios de jueces y al Ministerio Público (…) nos dan los números de asesinatos con violencia hacia mujeres y eso sí rebasa los datos que nosotros tenemos, pero no podemos hacer un análisis porque los datos que nos proporcionan son sólo cuantitativos”.

 

Sí hay un dato supuestamente oficial de PGJ: 14 feminicidios desde 2011 según una respuesta de Acceso a la Información Pública, y apenas una condena. ¿Por qué tanta disparidad entre las cifras de la dependencia, contra las de las academia y las de las organizaciones? ¿No sería bueno empezar el debate por ahí, y no por la conclusión de que no se requiere la Alerta de Violencia de Género?

 

La PGJ, pues, tiene que pelearse o con Odesyr que contabiliza los 164 casos, o con el Instituto de Derechos Humanos de la Iberoamericana que registra 240. O justificar porqué, habiendo elementos de crimen de odio, sus ministerios públicos o los jueces apenas han clasificado 14 casos de feminicidio.

 

¿Qué sigue Procurador Carrancá?

 

Por supuesto, cerrar el caso de la desaparición de Paulina Camargo que, como ya sabemos, culminará como homicidio, aparezca o no el cuerpo. Luego, comenzar el debate de si Puebla necesita una Alerta de Violencia de Género, basándonos en las estadísticas. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus