Sunday, 26 de January de 2020

Jueves, 10 Septiembre 2015 03:04

Puebla mantendrá el escenario inercial de 75 mil millones en el presupuesto federal




Written by  Arturo Rueda

Un punto que parece inofensivo es lo más grave del Paquete Económico 2016: la liberación de los precios de la gasolina, prevista para 2018, comenzará a aplicarse el próximo año al mismo tiempo que llegarán las empresas extranjeras y Pemex perderá el monopolio de los establecimientos. ¿Qué significa en buen español la palabra “liberalizar”? Muy sencillo: el precio de la gasolina está sujeto a la oferta y la demanda: así como un día puede bajar unos centavos, al otro subir desproporcionadamente sin que nadie tenga un control


No se nota por ningún lado el Apocalipsis de las Finanzas Públicas al que por meses nos preparó psicológicamente Luis Videgaray con la cantaleta del Presupuesto Base Cero. En el Paquete Económico 2016 que entregó el martes en San Lázaro, no se observa un recorte sustancial al gasto gubernamental, ni que la burocracia dorada se haya amarrado el cinturón. El peor de los casos, las finanzas públicas tienen un escenario inercial pese a la caída del precio del barril del petróleo: de gastar 4.8 billones de pesos este año, el próximo será de 4.7 billones. Una reducción marginal —para esos niveles— de miserables 93 mil millones. Un engaño absoluto, una bicoca. Se van a volver a despachar con la cuchara grande.

 

Con ese escenario inercial, el gobierno morenovallista respira porque su presupuesto del próximo año no tendrá grandes pérdidas y, de nueva cuenta, rondará los 75 mil millones de dinero federal, a los que sumará 5 mil millones de ingresos propios, para disponer en año electoral de alrededor de 80 mil millones de pesos. Como lo señalamos en entregas anteriores, el problema no es cuánto, sino cuándo, ya que para el morenovallismo la prioridad es asegurar el flujo financiero para el primer semestre del próximo año, cuando se jugará la minigubernatura con Antonio Gali.

 

Con 80 mil millones de pesos en la cuenta, al morenovallismo le alcanza para terminar sus obras faraónicas. Ni suda ni se acongoja porque el Tren Turístico, el Cuauhtémoc VIP, el Complejo Metropolitano de Seguridad o el Barroco Internacional hayan sido considerados en el Paquete Económico. En la mayoría de ellas, lo que debía recibirse de dinero federal, ya se recibió. O por lo menos se terminó el trámite.

 

Videgaray se congratula porque la reducción al Gasto Programable es de 221 mil millones de pesos. Se trata en realidad de una bicoca: apenas el 1.15 por ciento del PIB. Una burla: los sueldos de los altos funcionarios, según el análisis de La Jornada, se reducen de 4 a 13 mil pesos…ANUAL. ¿Eso es apretarse el cinturón? Lo dudo mucho.

 

Somos nosotros, los ciudadanos, nuevamente, los que vamos a apretarnos el cinturón una vez que el gobierno federal plantea recuperar el dinero que recibía por la venta de petróleo con un incremento del 19 por ciento en la recaudación de impositiva. ¿Y cómo va crecer esa recaudación si no hay nuevos impuestos? Pues con terrorismo fiscal, indudablemente.

 

Un punto que parece inofensivo es lo más grave del Paquete Económico 2016: la liberación de los precios de la gasolina, prevista para 2018, comenzará a aplicarse el próximo año al mismo tiempo que llegaran las empresas extranjeras y Pemex perderá el monopolio de los establecimientos. ¿Qué significa en buen español la palabra “liberalizar”? Muy sencillo: el precio de la gasolina está sujeto a la oferta y la demanda: así como un día puede bajar unos centavos, al otro subir desproporcionadamente sin que nadie tenga un control.

 

La propaganda de la SHCP dice que se libera el precio de la gasolina para que “baje”, lo cual es una falsedad. Si se “libera” el precio de la gasolina, lo mismo puede subir que bajar. Es lo mismo que el dólar: dependiendo de si haya crisis en Grecia, China o Tombuctú. Es decir, lo mismo hoy encontramos el producto un poquito más barato que hoy, pero también más caro.

 

Volviendo a Puebla: ¿le alcanza al morenovallismo 80 mil millones de pesos para derrotar al PRI? Por supuesto que sí, dado que en el Paquete Económico se observa un recorte brutal. Para el gobernador, sin embargo, lo importante es mantener el flujo de recursos durante el primer semestre del año.

 

Moreno Valle tiene buenos interlocutores en el Gobierno Federal para que el dinero siga bajando. El propio titular de Hacienda, o su amigo José Antonio Meade e incluso Aurelio Nuño han resultado buenos cabilderos, y entre los tres, pueden hacer contrapeso a la opinión de Manlio Fabio Beltrones que pedirá en Los Pinos que sequen el dinero. Veremos si lo logran.

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus