Tuesday, 28 de September de 2021

Martes, 24 Marzo 2015 01:53

La versión de Daniel Lizárraga: hay miedo de que surja el Snowden mexicano




Written by  Arturo Rueda

La reacción fue desproporcionada, insiste el reportero especializado en periodismo de investigación. “Si no les gustaba, me hubieran dicho y lo reconsiderábamos”. Por ello es que refuerza la hipótesis del golpe desde el poder. “MéxicoLeaks no le preocupa a la empresa, a MVS, sino al sistema que tiene miedo de que en el país surja un Edward Snowden o un Julian Assange que aprovechen la plataforma para difundir los secretos de los poderosos”. Aquí hay un aviso para todos, culmina: no hagas investigación, no le muevas por ahí 


La reacción fue desproporcionada, insiste el reportero especializado en periodismo de investigación. “Si no les gustaba, me hubieran dicho y lo reconsiderábamos”. Por ello es que refuerza la hipótesis del golpe desde el poder. “MéxicoLeaks no le preocupa a la empresa, a MVS, sino al sistema que tiene miedo de que en el país surja un Edward Snowden o un Julian Assange que aprovechen la plataforma para difundir los secretos de los poderosos”. Aquí hay un aviso para todos, culmina: no hagas investigación, no le muevas por ahí

 

El affaire Carmen Aristegui-MVS Noticias es el tema ineludible en casi todas las mesas de discusión del panel Una Mirada Global sobre la Libertad de Expresión convocado por la organización Artículo 19 como previo a la presentación del Informe Anual 2014 sobre agresiones a periodistas e integrantes de medios de comunicación que ocurrirá este día. El director de la ONG, Darío Ramírez, es contundente en su primer intervención: el autoritarismo se afianza cuando el periodismo agoniza, para dar paso a Edison Lanza, el Relator para la Libertad de Expresión de la CIDH, quien ofrece asesoría a los colegas mexicanos para llevar sus casos a la Corte Interamericana.

 

El foro de Artículo 19 es el marco en el que el reportero Daniel Lizárraga decide hablar por primera vez y dar su perspectiva de la salida de Aristegui de MVS, así como su enfrentamiento con los Vargas. Lejos de la estridencia y protagonismo que ha manejado la periodista, el ex coordinador de la Unidad de Investigación de MVS Noticias ofrece un relato congruente de los hechos y sostiene que el manotazo sí proviene desde el poder, ya que con la plataforma MéxicoLeaks el sistema político está preocupado por el surgimiento de un Edward Snowden, un filtrador masivo de los secretos gubernamentales.

 

De acuerdo con Lizárraga, a partir de su asistencia a la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (COLPI) en Brasil, se dio cuenta de que el periodismo de investigación estaba prácticamente en pañales, una vez que la corrupción ha trazado nuevas rutas para realizar sus movimientos financieros. “Nosotros somos el Atlante y los periodistas brasileños el Real Madrid”, por lo que propuso a la empresa MVS realizar asociaciones con otros medios para poder nutrir el informativo de Aristegui. La propuesta de Lizárraga fue aceptada y así comenzaron varias asociaciones estratégicas.

 

Una de las más sonadas fue con el National Security Archive (NSA), una organización norteamericana especializada en la desclasificación de documentos top secret. De ahí salió, por ejemplo, la nota del Centro de Espionaje construido para los agentes norteamericanos en el corazón del DF. Y según Lizárraga, nunca le fue llamada la atención o los directivos de MVS pidieron dar marcha atrás.

 

Con esta dinámica laboral, Lizárraga adhirió su unidad de investigación a la plataforma MéxicoLeaks a invitación de una asociación holandesa para integrarse junto con Proceso, Eme-Equis y algunos medios más. Entonces se desató la tormenta, los desplegados y su despido, así como el de Irving Huerta, quien también formaba parte de la unidad. “Si de algo soy culpable, es de querer mejorar la estación y subirnos a las mejoras prácticas internacionales, como lo fueron ChinaLeaks y el escándalo financiero del SwissLeaks, investigaciones grupales”.

 

La reacción fue desproporcionada, insiste el reportero especializado en periodismo de investigación. “Si no les gustaba, me hubieran dicho y lo reconsiderábamos”. Por ello es que refuerza la hipótesis del golpe desde el poder. “MéxicoLeaks no le preocupa a la empresa, a MVS, sino al sistema que tiene miedo de que en el país surja un Edward Snowden o un Julian Assange que aprovechen la plataforma para difundir los secretos de los poderosos”. Aquí hay un aviso para todos, culmina: no hagas investigación, no le muevas por ahí.

 

A su vez, el relator Edison Lanza habla de la necesidad de poner a la libertad de expresión como prioridad de la sociedad civil. Eso intenta hacer Artículo 19 con su informe sobre las agresiones a la prensa. En 2014 contabiliza 326 y la muerte de cinco periodistas en el ejercicio de sus funciones. Con Peña Nieto, cada 26 horas hay una agresión a la prensa o miembros de los medios de comunicación.

 

La organización no se olvida del caso Puebla y de las 326 agresiones, 16 fueron aquí. A CAMBIO le tocó variado: más de seis meses después, la ineficiente procuraduría de Víctor Carrancá ni siquiera se ha tomado la molestia de hacer una llamada para informar de los avances del robo al monero Elmer Sosa, en el que casualmente solamente le fueron robadas computadoras. Tampoco se ha informado sobre el robo del vehículo que sufrió la empresa, que estaba asignado al reportero Osvaldo Macuil. Qué decir de los ataques cibernéticos que deshabitaron el sitio varios días.

 

Pero también este foro sirve para escuchar lo que sufren los compañeros periodistas en Sinaloa, Baja California, Coahuila o Guerrero, auténticas zonas de conflicto. Comparado con esos calvarios, parece que la prensa de Puebla hace mucho escándalo pero sufre poco. Esa es la realidad.

 

El informe también reseña las campañas de odio en redes sociales en contra de medios digitales como Sin Embargo y Animal Político, así como las amenazas indirectas en Twitter contra Sanjuana Martínez, o muy directas como a Denise Dresser, así como la ineficacia del mecanismo de protección para periodistas y defensores de derechos humanos de la Segob. El informe de Artículo 19 ya mueve cosas: por lo menos a los periodistas para defenderse a sí mismos de las agresiones del poder.

  

 

Rate this item
(4 votes)
comments powered by Disqus