Wednesday, 19 de June de 2024

Martes, 27 Octubre 2015 03:16

Entregan el OPLE al morenovallismo, mientras Beltrones se queda impávido




Written by  Arturo Rueda

¿Entregó Manlio Fabio Beltrones el OPLE o sencillamente fue rebasado en la operación por el gobernador poblano? Se trata, sin dudas, del primer fracaso del sonorense en el tema Puebla. Primero y grave, porque hasta el momento no ha habido otro. El delegado Rogelio Cerda llegó tarde y ya no pudo operar, y Ana Isabel Allende Cano no tuvo la interlocución necesaria para frenar el agandalle morenovallista en el IEE


Con cara de what se quedaron los priistas. Aunque Manlio Fabio Beltrones era la promesa de una victoria eterna y gloriosa frente al morenovallismo, los tentáculos del gobernador poblano siguen ganando batallas desde las sombras. No puede definirse de otra forma la integración del Organismo Público Electoral (OPLE), que continuará bajo su control pese a la Reforma Político-Electoral, que, en teoría, debía quitárselo. Ayer, pese los chillidos del tricolor y de Morena en la Comisión del INE que definió la integración, Juan Pablo Mirón Thomé fue avalado como consejero presidente pese a que su único mérito es haberse hecho cargo de la Oficina de Luis Maldonado Venegas en la SEP y luego en la SGG. Es su antecedente destacable, y también definitivo para llegar a presidir al árbitro electoral por los siguientes 7 años.

 

¿Entregó Manlio Fabio Beltrones el OPLE o sencillamente fue rebasado en la operación por el gobernador poblano? Se trata, sin dudas, del primer fracaso del sonorense en el tema Puebla. Primero y grave, porque hasta el momento no ha habido otro. El delegado Rogelio Cerda llegó tarde y ya no pudo operar, y Ana Isabel Allende Cano no tuvo la interlocución necesaria para frenar el agandalle morenovallista en el IEE.

 

Por supuesto, Juan Pablo Mirón Thomé no va solo al OPLE, sino acompañado por otros tres morenovallistas. Federico González Magaña, quien demostró ser eficaz plomero en materia de transparencia, ahora hará las mismas funciones pero desde el árbitro electoral. También va Jacinto Herrera jr., el hijo del hombre de los dineros de Carlos Alberto Julián y Nacer. Por supuesto, el perfil más discreto es de Flor de Té Rodríguez Salazar, quien ocultó el expediente negro del ex consejero presidente Armando Guerrero.

 

El PRI solamente se queda con tres lugares: la brillante Luz Alejandra Gutiérrez Jaramillo, a quien los infundios no pudieron tirar, así como el actual consejero del IEE José Luis Martínez López —quien tuvo un papel “muyyy discreto—. Aunque se le suma al tricolor, la avorazada Claudia Barbosa en realidad puede jugar para los intereses morenovallistas por la influencia que ejerce en ella el senador Luis Miguel Barbosa.

 

Con el OPLE en las manos, el morenovallismo va ahora por el Tribunal Estatal Electoral (TEEP), cuyos magistrados ahora serán designados por el Senado y no por el Congreso local —supuestamente también con el objetivo de acotar la influencia de los gobernadores—. A diferencia del proceso transparente que condujo el INE para integrar el OPLE, la tarea del Senado ha sido totalmente oscura y discrecional, ya que la Comisión de Justicia hizo de filtro sin definir previamente los criterios.

 

Para el Tribunal Electoral poblano hay 28 aspirantes, y por lo menos doce de ellos están identificados con el morenovallismo, por lo que tienen amplias posibilidades. Un papel importante lo jugará Blanca Alcalá, quien tendrá oportunidad de tratar de impulsar una mayoría tricolor, o por lo menos, colocar a uno de sus alfiles con el apoyo de Emilio Gamboa. Los intereses del morenovallismo, sin embargo, van a ser defendidos por Roberto Gil Zuarth y Javier Lozano Alarcón.

 

La lista de morenovallistas está encabezada por los integrantes del actual Tribunal Electoral del Estado, Ricardo Adrián Rodríguez Perdomo, magistrado presidente, así como María Luisa Rodríguez Bravo, quien asumió el cargo hace apenas dos semanas, en sustitución de Francisco Javier Unanue. Destacan también Héctor Reyes Pacheco, quien actualmente se desempeña como delegado de Gobierno; Fernando Chevalier Ruanova, quien es magistrado electoral suplente, pero apoyó la campaña de Moreno Valle a la gubernatura y Octaviano Escandón Báez, encargado de despacho de la Fiscalía General Metropolitana de la PGJ del estado de Puebla. Por último, Alberto Segovia Blumenkron y Eligio Sierra, ambos de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

 

¿Y cuáles son los perfiles con los que el tricolor puede equilibrar? Pues se inscribieron Ricardo Velázquez Cruz, Pericles Olivares, Jorge Sánchez Morales, Rosalba Velázquez Peñarrieta, así como varios que no se ubican a primera vista.

 

Ya va siendo hora de que los priistas se tomen su primera pastilla de Prozac. El ánimo belicoso y optimista de junio, tras la victoria en 9 de los 16 distritos electorales, ha desparecido totalmente para dar paso a un pesimismo creciente. Beltrones no pudo —o no quiso— impedir que el morenovallismo se adueñara del OPLE, ni preparó adecuadamente los perfiles para el Tribunal Electoral. El tricolor comienza a regresar a su estado de depresión, apagada y ya muy lejana la victoria del domingo 7 de junio.

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus