Wednesday, 23 de September de 2020

Viernes, 06 Noviembre 2015 02:52

Es hora de VW y Audi devuelvan parte de los subsidios que recibieron




Written by  Arturo Rueda

De entrada, los estímulos fiscales como la exención del Impuesto sobre la Nómina, aprobado en un decreto del Congreso local, debería ser abrogado inmediatamente, pues borrará esos recursos por los próximos doce años. Así, el gobierno estatal podría recuperar más de 100 millones de pesos anuales. También, inmediatamente, debería cancelarse los subsidios económicos que se entregan a Volkswagen, no se sabe con qué justificación, los cuales ascienden a 623 millones de pesos desde 2011, de acuerdo con un reportaje de e-consulta


Como en muchas otras cosas, “El Bronco” ya dio el primer paso de cómo tratar a las automotrices trasnacionales que abusan de su potencial económico: aunque el ex mandatario de Nuevo León Rodrigo Medina le ofreció incentivos brutales a Kia Motors para que decidiera instalar su planta en ese estado, ahora Jaime Rodríguez retira de la mesas los incentivos desproporcionados que se habían firmado. No hay dinero, dice el gobernador regio, y por tanto no se van a mantener los subsidios fiscales, ni tampoco la construcción de infraestructura para la planta por mil 200 millones de pesos pactados con la anterior administración. “Hay convenios que se hicieron que no pueden sostenerse. Hay cosas que tenemos que cambiar y son cosas que estamos hablando con la empresa”. Así de sencillo: no hay dinero.

 

Algo así tendría que empezar a aplicarle Moreno Valle a Audi: que devuelva parte de los estímulos que recibió a cambio de instalar la planta en San José Chiapa. Su inversión ya no vale lo mismo, porque Volkswagen ha perdido el 40 por ciento de su valor de mercado en mes y medio de pesadilla. De hecho, las consecuencias apenas empiezan. En 2012 impusieron condiciones abusivas al gobierno poblano, o quizá este se vio muy generoso con tal de lograr la inversión. Pero en noviembre de 2015 las condiciones de mercado han cambiado mucho. ¿Audi sigue valiendo todo el dinero que el morenovallismo ha botado en San José Chiapa?

 

Yo creo que no. De entrada, los estímulos fiscales como la exención del Impuesto sobre la Nómina, aprobado en un decreto del Congreso local, debería ser abrogado inmediatamente, pues borrará esos recursos por los próximos doce años. Así, el gobierno estatal podría recuperar más de 100 millones de pesos anuales. También, inmediatamente, debería cancelarse los subsidios económicos que se entregan a Volkswagen, no se sabe con qué justificación, los cuales ascienden a 623 millones de pesos desde 2011, de acuerdo con un reportaje de e-consulta.

 

Volkswagen y Audi también han sido beneficiadas con subsidios federales del programa ProMéxico. La armadora de los cuatro anillos se llevó casi 46 millones de dólares —alrededor de 700 millones de pesos— y VW unos 30 millones de billetes verdes —arriba de 400 millones de pesos—. La verdad, en México han hecho un negociazo.

 

Son los gobiernos del mundo los que reaccionan en contra de la trasnacional alemana y le cobran sus trampas. En España, por ejemplo, VW tiene que devolver unos 50 millones de euros en subsidios que recibió con compensación por vender “autos limpios”. Y esa devolución ni siquiera procede del Dieselgate, sino de los nuevos 800 mil vehículos con alteraciones en su consumo de combustible.

 

Volvamos al ejemplo del gobernador de Nuevo León. ¿Por qué el Bronco puede frenar los apoyos a Kia Motors para instalar su planta, y por qué Moreno Valle debe seguir complaciendo a los alemanes tramposos? ¿No es momento para un manotazo que ponga orden?

 

Es cierto: VW es la empresa líder en Puebla, y el PIB local se organizó a su alrededor. Son muchos los poblanos que obtienen trabajo directo o indirecto gracias a ella, y muchos más los que hemos comprado un vehículo de la marca alemana a lo largo de muchas generaciones. Tenemos una vinculación emocional. Pero eso no significa que nos van a hincar para que aplaudamos sus trampas e ilegalidades.

 

Los directivos de VW y de Audi seguirán apertrechados en su soberbia. No necesitan darle explicaciones a quienes, más que el gobierno que los regula, son sus empleados y voceros, pues así tratan del gobernador para abajo a todos en la administración morenovallista. Como portadores de la antorcha de la civilización, suficiente privilegio es tenerlos aquí para darnos empleos más o menos pagados que nuestros propios empresarios son incapaces de generar.

 

Así, los alemanes en Puebla se sienten sajones del mundo desarrollado que nada tienen que explicar o justificar a los tercermundistas que necesitan sus puestos de trabajo. Mientras en Estados Unidos, España u otro país de Europa responden inmediatamente, aquí deciden callar. El vocero de Audi, Javier Valadez, famoso por ser el hombre #AskJavier, decidió ignorar todas las peticiones de prensa para responder a la suspensión de ventas de la Q5 en Estados Unidos, el mercado natural de los vehículos a fabricar en Chiapa. Cuando quieren hablan, y cuando no, no.

 

¿Es hora de que Moreno Valle apriete a Volkswagen y a Audi? Por supuesto que sí. El Bronco pudo hacerlo en Nuevo León con Kia, no veo por qué aquí no pueda hacerse que la trasnacional le baje a sus pretensiones. Pura lógica de mercado, ¿no?

 

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus