Wednesday, 23 de September de 2020

Lunes, 09 Noviembre 2015 02:14

En el Presupuesto 2016 se verá si el PRI va a entregar Puebla




Written by  Arturo Rueda

Puede ser que Videgaray quiera seguir beneficiando a Moreno Valle, pero no es la instrucción que traen César Camacho y Manlio Fabio Beltrones, quienes desautorizaron la reunión de sus diputados con el gobernador poblano. Sin embargo, éste empuja sus proyectos a través de la SHCP. Hasta el jueves habrá claridad de cuál fue la línea ganadora: si la que pide recortarle recursos o la que apuesta por llenar de dinero a Moreno Valle


El momento decisivo para aclarar las especulaciones de una negociación del gobierno federal para darle manga ancha a Moreno Valle y pactar la entrega de la minigubernatura llegará el próximo jueves cuando San Lázaro vote el Presupuesto Federal 2016. ¿Otra vez Moreno Valle será el ganador y tendrá dinero suficiente para aplastar a los priistas gracias a la chequera de Hacienda o por fin van a restringir el gasto para acotar sus excesos presidencialistas?

 

El priista Balazar Hinojosa, presidente de la Comisión, enfrenta los últimos cuatro días de presiones para hacer reasignaciones a los 4 billones 761 mil millones de pesos que componen el PEF. Por tratarse de año electoral, la duda fundada que tiene los priistas poblanos es si después de darle el OPLE a Moreno Valle, desde la Federación, también le van a dar recursos multimillonarios para ganar de calle la minigubernatura.

 

Hasta el momento, nadie se pone de acuerdo en las cifras iniciales, mucho menos en las cifras finales que se votarán el próximo jueves. Víctor Giorgana había señalado una caída de 7 mil millones en el PPEF respecto de lo aprobado para 2015, pero el gobernador lo contradijo y señaló que únicamente era de 3 o 4 mil millones de pesos. De esta forma, la base parece ser de 60 mil millones. De ahí, el mejor escenario para el morenovallismo es llegar a los 68 mil millones del año pasado, aunque los priistas calculan que podrían ser únicamente 65 mil.

 

La intervención directa del morenovallismo en las elecciones federales dejó secuelas. Se ha confirmado que a diferencia de años anteriores, ahora no habrá reunión entre la bancada de diputadores federales del tricolor con Moreno Valle para recibir propuestas y analizar cifras. Del lado de César Camacho y de Beltrones no se autorizó a Giorgana la reunión. Del lado de Casa Puebla, tampoco había muchas ganar de ver a ganadores como Alejandro Armenta presumiendo su triunfo.

 

Antes que librar la batalla del presupuesto en San Lázaro, donde sabe que no tendría apoyos de César Camacho, y tampoco mucho empuje de Marko Cortés, el coordinador del blanquiazul, Moreno Valle ha tocado la puerta que mejores resultados le da desde 2012: la de Luis Videgaray en Hacienda. La dependencia es su mejor canal de comunicación con Los Pinos, y es donde se han autorizado los recursos para obras como el Museo Barroco, los Arcos de Seguridad o el Segundo Piso. Obras magnas, por cierto, que no han pasado por la Cámara de Diputados.

 

¿Cómo?

 

Moreno Valle encontró la fórmula mágica de la riqueza hace tiempo: no es en la Cámara de Diputados donde se discute el presupuesto, sino en la Secretaría de Hacienda a la hora de hacer asignaciones extraordinarias mediante convenios específicos. Un trabajo hormiga a lo largo del ejercicio fiscal, pero que deja extraordinarios dividendos.

 

Es decir, la bonanza presupuestal del morenovallismo se debe a recursos extraordinarios que se obtienen mediante la firma de convenios para obras específicas o pavimentaciones. Esa ha sido la genialidad de Roberto Moya al frente de las finanzas poblanas: encontrar partidas o recursos desaprovechados por otras entidades, presentar proyectos oportunos y ganarlos.

 

Los montos obtenidos con esos recursos extraordinarios o no programados, de acuerdo con las cifras de las cuentas públicas, han sido:

 

2011: 5 mil 600 millones de pesos

2012:6 mil 804 millones de pesos

2013: 9 mil 381 millones de pesos

2014: 11 mil 752 millones de pesos

2015: se desconoce porque aún no se publica el informe de finanzas del tercer trimestre.

 

Puede decirse que las reasignaciones o fondos extraordinarios mediante la firma de convenios suman, en los primeros cuatro años del sexenio, suman 33 mil 537 millones de pesos. Y específicamente en los años de Luis Videgaray, 2013 y 2014, al gobernador poblano se le han beneficiado con más de 21 mil millones de pesos. Como diría el clásico: amistad que no se refleja en la nómina, es pura demagogia.

 

Puede ser que Videgaray quiera seguir beneficiando a Moreno Valle, pero no es la instrucción que traen César Camacho y Manlio Fabio Beltrones, quienes desautorizaron la reunión de sus diputados con el gobernador poblano. Sin embargo, este empuja sus proyectos a través de la SHCP. Hasta el jueves habrá claridad de cuál fue la línea ganadora: si la que pide recortarle recursos o la que apuesta por llenar de dinero a Moreno Valle. 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus