Wednesday, 23 de September de 2020

Jueves, 12 Noviembre 2015 02:57

Uniformes gratis: un gobierno más popular no es un gobierno más populista




Written by  Arturo Rueda

Nadie puede poner el grito en el cielo. Todos los gobiernos, legítimamente, utilizan el presupuesto para beneficiar a su base electoral. López Obrador a su paso por la jefatura de gobierno le dio subsidios a los viejitos y las madres solteras. El gobierno de Enrique Peña Nieto regala televisiones a diestra y siniestra, y casi todos los gobiernos estatales regalan útiles, mochilas y uniformes gratis. De hecho, Puebla era uno de los pocos que no lo hacían


Durante la mayor parte del sexenio, el morenovallismo decidió invertir los recursos públicos en ladrillos, es decir, en obras de infraestructura. Cuatro años y medio después, el morenovallismo ha comprobado en carne propia uno de los principales axiomas de los estrategas electorales: los ladrillos no dan votos. Los votos los dan las políticas públicas, y en un país como México, la compra de conciencias es el camino más rápido a la conquista del poder. En esa lógica, Moreno Valle ha decidido para el último año de su sexenio dar más beneficios concretos e invertir menos en ladrillos. Es decir, reconquistar a su base electoral con un paquete de medidas que hagan al gobierno “más popular”, aunque no necesariamente más populista. Me explico.

 

El primer paso de esa estrategia de reconquista es el regalo de 810 mil uniformes, una buena noticia que también es noticia. Aunque los medios oficialistas se empeñan en promocionar que Moreno Valle regalará los uniformes —como si fuera a pagar los 200 millones de pesos de su bolsillo—, es una cabeza inexacta: el gobierno poblano regalará los uniformes, pero dado que L´État c´est moi, en efecto, Moreno Valle regalará los uniformes.

 

Nadie puede poner el grito en el cielo. Todos los gobiernos, legítimamente, utilizan el presupuesto para beneficiar a su base electoral. López Obrador a su paso por la jefatura de gobierno le dio subsidios a los viejitos y las madres solteras. El gobierno de Enrique Peña Nieto regala televisiones a diestra y siniestra, y casi todos los gobiernos estatales regalan útiles, mochilas y uniformes gratis. De hecho, Puebla era uno de los pocos que no lo hacían.

 

El paquete de medidas para favorecer la economía popular, según ha ido adelantando el gobernador, incluye también que los notarios no cobren por operaciones de inmuebles menores a 550 mil pesos, un esquema para que la primera fotomulta sea gratuita y además que los montos bajen, así como una iniciativa para revisar los tarifas del agua cuyos incrementos fueron mortales desde la privatización del servicio a Concesiones Integrales. Se ignora qué otras medidas serán incluidas en ese paquete, pero es evidente la intención del gobierno de rebajar el enojo ciudadano en muchos de los temas más polémicos del sexenio.

 

Por supuesto que Moreno Valle hace bien en construir un gobierno más popular con un paquete de incentivos que se materialicen en manos de los poblanos. Con ese espíritu, el alcalde Gali Fayad congeló el impuesto predial, así como el pago por recolección de limpia. Su administración absorberá el impacto inflacionario, además de sumar otros incentivos por pago oportuno. Sin duda, pese a que el ahorro es pequeño, cada peso suma.

 

La duda es si muchos de los descontentos con el morenovallismo se van a dejar seducir con ese programa para construir un gobierno más popular, que no más populista. ¿Qué tanto funciona la compra del voto de esa manera? ¿Será suficiente para ganar el respaldo popular en las urnas y asegurar la victoria para el delfín Gali? ¿O el tiempo para solidificar la red de clientelismo electoral ampliamente descuidada ya pasó?

 

Volvemos a los ladrillos: la estrategia de inversión pública del morenovallismo, a diferencia del marinismo que apostó por fortalecerse en las bases a partir del programa Unidos para Progresar (UPP), fue concentrarse en la infraestructura. Pero con el paso del tiempo, los poblanos dejaron de agradecer los ladrillos, puentes y concreto hidráulico. Lógico, pues nadie puede llevarse un pedazo a su casa.

 

Los electores mexicanos agradecen más las televisiones, las despensas, los materiales de construcción, pintura y electrodomésticos, de acuerdo con estudios de opinión. Aunque ya se duda de la eficacia de la compra del voto de esta forma, como escribió Luis Carlos Ugalde y Gustavo Rivera Loret de Mola en la revista Nexos, citando un estudio realizado en 2012 por Beltrán y Cruz: “su conclusión principal es que la compra de votos en la elección para presidente no sólo fue aislada, sino que tampoco incidió de manera significativa en el resultado final. Según Beltrán y Cruz, la gran mayoría de los electores no recibió ninguna clase de artículos o ayudas, y los objetos entregados fueron principalmente promocionales (gorras, camisas, plumas, etc.)”.

 

“Sólo marginalmente se recibieron bienes, dinero, tarjetas pre-pagadas u otra recompensa que por su naturaleza indicaría un intento de coacción y compra del voto. Entre quienes afirman haber recibido este tipo de bienes, 5.4 % asegura haber recibido algo del candidato de la coalición Compromiso por México, 1.6 % de la candidata del pan y 1.5 % del candidato de la coalición Movimiento Progresista. El intento de compra de voto más común habría sido a través de despensas. Otros bienes mencionados con alguna frecuencia fueron los materiales de construcción y los electrodomésticos. Casi nadie dijo haber recibido dinero en efectivo o tarjetas pre-pagadas, pese a que éstas fueron motivo de gran controversia”.

 

Decidido a no seguir prácticas populistas, el morenovallismo limitó apoyos a mototractores y créditos a la palabra a mujeres. Pero en realidad toda la estructura clientelista se debilitó por la preferencia por los ladrillos. Ahora, con urgencia, se busca reactivar a los electores que alguna vez fueron leales. Ya veremos qué tanto funcionan los regalos como los uniformes. Puede ser demasiado tarde. Al final, gratis es gratis. Veremos si lo agradecen en la urna.

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus