Tuesday, 10 de December de 2019

Miércoles, 09 Diciembre 2015 03:21

Ya salvaron al PT y regresa al tablero, ¿ahora para quién va a jugar en la mini?




Written by  Arturo Rueda

Algunas fuentes refieren que Moreno Valle también operó para su amigo Anaya, caído en desgracia durante la agonía legal que vivió en el INE. El dirigente nacional del PT visitó Puebla el pasado 12 de noviembre con pretexto de acudir al Congreso de Educación Inicial que se llevó a cabo en el Centro Expositor. Pero previo a la inauguración, el gobernador poblano y Anaya tomaron un largo acuerdo, en el que se dice, establecieron una ruta crítica para salvar el registro. Aquí está una sería de fotografías que se presentan como evidencia de tal encuentro.


Con muchas ayudaditas, el Partido del Trabajo sobrevivió a la pérdida del registro como partido político nacional y Alberto Anaya podrá seguir haciendo negocios con la franquicia, lo que significa que aunque su participación en la elección de la minigubernatura prácticamente se había descartado, ahora podrá presentar candidato e incluso coaligarse con alguno de los bandos dominantes. Mientras todos estaban pendientes de la definición del juego de Nueva Alianza, por la puerta trasera se ha colado el PT que jugará en 2016, conforme le indiquen los padrinos que lo salvaron de la desaparición. ¿Quiénes operaron la salvación del PT?

 

La primera hipótesis es que el PT fue salvado por Manlio Fabio Beltrones y el gobierno federal, que lo necesitan como aliado de reserva en caso de que las negociaciones se compliquen con Nueva Alianza —se da por sentado que Juan Díaz de la Torre ya aceptó que el PANAL juegue en coalición con el PRI, pero en el caso específico de Puebla el velo de misterio se mantiene—, además del affaire con el PVEM. ¿Cómo podemos confirmarlo?

 

La agonía del PT que inició tras los cómputos de la elección federal del 7 junio, llegó a un punto culminante cuando la Sala Superior del TEPJF revocó el acuerdo de pérdida de registro que había aprobado el Consejo General del INE, así como la Junta General Ejecutiva, donde argumentaron que en las 299 elecciones válidas la franquicia de Anaya no pudo alcanzar el 3 por ciento de la votación válida y se quedaron casi a 5 mil sufragios.

 

Pero el 3 de diciembre hubo un vuelco cuando una mayoría de 5 magistrados del TEPJF revocaron la pérdida de registro, y con una interpretación absolutamente absurda para los expertos en derecho electoral, le dieron oportunidad al PT para que sumara los votos de la elección extraordinaria del primer distrito de Aguascalientes y así poder llegar al 3 por ciento de la votación válida del 7 de junio.

 

La Magistrada María del Carmen Alanís presentó el proyecto que mantiene con esperanza al Partido del Trabajo, respaldado a la postre por cuatro de sus colegas: Manuel González Oropeza, Salvador Nava, Pedro Esteban Penagos y el magistrado presidente, Constancio Carrasco, que llegó a tachar de "disidente" al magistrado Flavio Galván por haber votado en contra.

 

Al final, los magistrados coincidieron en que el artículo 41 de la Constitución se refiere a una "elección cualquiera, ordinaria o extraordinaria", por lo que era menester esperar a ese ejercicio para que el PT pueda tener una última oportunidad.

 

El domingo pasado se llevó a cabo tal elección y el Partido del Trabajo recibió otro favorcito: no sólo obtuvo los 5 mil votos esperados, sino que se fue sobrado con 15 mil votos, unos 10 mil extras por si hiciera falta. Ahora, no sólo conservará el registro, sino que tendrá derecho a una asignación de cinco diputados plurinominales, generando un caos en las bancadas ya constituidas.

 

¿Quién operó en el TEPJF para el PT y quién le consiguió 15 mil votos en Aguascalientes para salvarle el registro?

 

Decíamos que la primera hipótesis es Manlio Fabio Beltrones. Primero operó en el TEPJF para ese fallo tan absurdo, y luego fue capaz de sacrificar votos dirigidos a su candidato priista en Aguascalientes para entregárselos a la organización de Alberto Anaya. Perdió un diputado y ganó un partido satélite.

 

Pero algunas fuentes refieren que Moreno Valle también operó para su amigo Anaya, caído en desgracia durante la agonía legal que vivió en el INE. El dirigente nacional del PT visitó Puebla el pasado 12 de noviembre con pretexto de acudir al Congreso de Educación Inicial que se llevó a cabo en el Centro Expositor. Pero previo a la inauguración el gobernador poblano y Anaya tomaron un largo acuerdo, en el que se dice, establecieron una ruta crítica para salvar el registro. Aquí están una sería de fotografías que se presentan como evidencia de tal encuentro.

 

¿Salvó Beltrones al Partido del Trabajo y entonces este partido se unirá a una gran coalición PRI-PVEM-PANAL-PT para equilibrar fuerzas contra el morenovallismo? ¿O en realidad fue Moreno Valle el operador en el TEPJF y Anaya pagará el favor creando una candidatura a modo que haga contrapeso al tricolor?

 

Las apuestas corren. 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus