Saturday, 29 de February de 2020

Viernes, 08 Mayo 2015 02:43

Con lo mañosos que somos: así opera OHL. ¿Y el segundo piso?




Written by  Arturo Rueda

Otro elemento preocupante es que OHL-Pinfra se han negado todavía a revelar cuál será el costo del peaje de acuerdo al cálculo de los aforos en el segundo piso. Unos dicen que será de 35 pesos y otros de 60, aunque la tasa EBITDA de retorno está calculada en 10 por ciento. Pero precisamente de eso trata el audioescándalo que sacude a la trasnacional española: José Andrés de Oteyza discute cómo se elevará el peaje del viaducto Bicentenario aplicando inversiones ficticias de obras y etapas no realizadas


Dos veces entró OHL por la puerta trasera a Puebla. La primera vez con Mario Marín, cuando por adjudicación directa recibió la concesión del libramiento Norte. La segunda vez cuando, conjuntamente, los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Rafael Moreno Valle la hicieron beneficiaria del segundo piso —junto con Pinfra— de la autopista México-Puebla, una obra carísima cotizada en 10 mil millones de pesos, casi 200 por ciento más que el libramiento México-Toluca con prácticamente la misma longitud de 13 kilómetros. Pero tras revelarse en audioescándalos sus prácticas corruptas para elevar la tarifa en el viaducto Bicentenario, perdió más de 11 mil millones de pesos en su cotización en la Bolsa Mexicana de Valores, poniendo en riesgo la edificación de la obra que debe entregarse a más tardar en agosto de 2016.

 

Como oportunamente lo señalamos, el dúo OHL-Pinfra recibió un subsidio de 5 mil millones de pesos para realizar el segundo piso, valuado en el doble. Es decir, la mitad del costo será financiado con recursos del erario federal —5 mil millones— y la otra mitad absorbida por ambas empresas que disfrutarán de la concesión por los próximos 30 años.

 

¿Vale el segundo piso de OHL los 10 mil millones de pesos o es otra de sus obras con sobrecostos, como revela el audioescándalo referente al viaducto Bicentenario? ¿Los amigos mexiquenses de OHL, encabezados por el titular de SCT, Gerardo Ruiz Esparza, le dieron el empujón pese a saber que se trata de una obra por lo menos 200 por ciento más cara que el viaducto de la México-Toluca, un paso elevado de las mismas características? Y lo más importante: ¿cuáles son los riesgos jurídicos para el gobierno morenovallista que entregó la obra como una concesión estatal, dejando que la SCT se lavara las manos?

 

Una y otra vez, el morenovallismo boletinó supuestas victorias contra OHL en el juicio de revocación del libramiento Norte. Pero en un salto rocambolesco, meses después argumentó que dio el segundo piso como indemnización a las trasnacional española. Las cuentas no salen. La empresa dirigida por José Andrés de Oteyza pedía 654 millones como compensación por el rescate de la concesión entregada por Marín, pero en 2014 terminó obteniendo un subsidio de… ¡5 mil millones!

 

El segundo piso ha avanzado con relativa rapidez gracias a las generosas facilidades que recibe de SCT y Capufe, como cerrar la autopista México-Puebla todos los días entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana, gracias a lo que las trabes han sido empezadas a colocar en la zona de Hueyotlipan. El plazo de la construcción fue fijada en 24 meses, fecha en que comenzará la vigencia del título de concesión por 30 años. A OHL-Pinfra le quedan 15 meses para terminarlo. Pero ¿cómo lo harán con el derrumbe de sus acciones?

 

En sólo dos días, el mercado castigó a la emisora con una caída acumulada de 21.28 por ciento para cerrar en 24.30 pesos por título, en tanto que alcanzó una pérdida de 11 mil 51 millones de pesos en su valor de capitalización, al pasar de 53 mil 143 millones de pesos durante la jornada del martes 5 de mayo a 42 mil 92 millones de pesos en la sesión de este jueves. El golpe financiero es durísimo, aunque su impacto todavía no ha terminado, pues Juan Miguel Villar Mir, directo de OHL España, también anunció una investigación en ultramar.

 

Otro elemento preocupante es que OHL-Pinfra se han negado todavía a revelar cuál será el costo del peaje de acuerdo al cálculo de los aforos en el segundo piso. Unos dicen que será de 35 pesos y otros de 60, aunque la tasa EBITDA de retorno está calculada en 10 por ciento. Pero precisamente de eso trata el audioescándalo que sacude a la trasnacional española: José Andrés de Oteyza discute cómo se elevará el peaje del viaducto Bicentenario aplicando inversiones ficticias de obras y etapas no realizadas. “Estoy casi seguro, con lo mañosos que somos, de que sí están los gastos de inversión de la tercera etapa”, comenta Wallentin, representante de la empresa, en una de las llamadas telefónicas realizadas, supuestamente, el 10 de enero de este año.

 

¿Cuál será el impacto de la crisis de OHL en el segundo piso con la pérdida de 11 mil millones de pesos en sus títulos?¿Podrán mantener el ritmo de inversión de la obra? Debe recordarse que el morenovallismo creó un fideicomiso Peso a Peso: el gobierno morenovallista deposita la misma cantidad en el momento que lo hacen las dos empresas que detentan el título de concesión.

 

Y claro: ¿cómo se garantizará que OHL “no sea tan mañosa” para evitar que el precio del peaje no esté amañado? ¿Cumplirá con el calendario de obras o entrará en insolvencia? 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus