Jueves, 17 de Enero del 2019

Con Morena, Puebla se convierte en la tercera ciudad más insegura del país

Jueves, 17 Enero 2019 03:30
Con Morena, Puebla se convierte en la tercera ciudad más insegura del país

Sólo superan a la Angelópolis: Reynosa y Chilpancingo. La alcaldesa rompe récord, en dos meses de su gobierno los poblanos se sienten más inseguros que nunca.

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



Bastaron dos meses del gobierno de Claudia Rivera Vivanco para que la percepción de inseguridad en la capital poblana llegara a un nuevo máximo histórico, 93.4 por ciento en diciembre, luego de que en octubre fue de 84.9 por ciento: 8.5 por ciento de incremento.


Esta situación ubicó a la Angelópolis como la tercera urbe en la que más habitantes perciben su ciudad como ‘peligrosa’ para vivir, detrás de Reynosa y Chilpancingo, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU).


Esta percepción negativa durante el último trimestre del año pasado se ve reflejada en el desempeño gubernamental de la alcaldesa lopezobradorista, debido a que nueve de cada 10 poblanos consideran que sus acciones emprendidas durante sus primeros meses han sido ‘poco o nada’ efectivas para la resolución de problemas.


A pesar de los graves problemas de inseguridad que se viven día a día, los poblanos aun perciben que el principal problema en la capital es la gran cantidad de baches que existen en las diferentes calles y avenidas, relegando a la segunda  posición la delincuencia.


Con Rivera Vivanco se rebasa la percepción histórica de inseguridad


De poco le sirvió a la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco presumir durante su campaña de contar con un plan para mejorar la seguridad de los poblanos, pues a tres meses de asumir el cargo de alcaldesa, la percepción de inseguridad ha alcanzado su máximo histórico desde marzo de 2016, cuando se registraron por primera vez los datos por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).


La percepción de inseguridad en la Angelópolis durante el periodo de octubre a diciembre del año pasado se disparó hasta en 8.5 puntos porcentuales en comparación con el último trimestre analizado, donde el gobierno de Luis Banck obtuvo una percepción de inseguridad del 84.9 por ciento; mientras que actualmente es del 93.4 por ciento.


Esto significa que de los más de un millón 520 mil poblanos mayores de 18 años que habitan en la capital, un millón 420 mil 851 la consideró insegura; mientras que 99 mil 614 opinaron lo contrario.


Sin embargo, la percepción negativa para el termino del año pasado se vuelve más preocupante cuando se compara con la 12 meses antes, pues dicho indicador varió 21.4 puntos porcentuales en el municipio, pues en diciembre de 2017 el 72 por ciento de los poblanos creían que la Angelópolis era insegura, mientras que ahora supera el 90 por ciento.


Puebla, tan peligrosa como Ecatepec


La Angelópolis fue una de las ocho urbes que rebasan el 90 por ciento de percepción de inseguridad en el país, ubicándose sólo por detrás de Reynosa y Chilpancingo, que cuentan con una percepción de inseguridad del 96 y 93.8 por ciento, respectivamente. Dichos municipios han sido considerados ‘focos rojos’ por las constantes ejecuciones que se han registrado derivadas de la presencia del crimen organizado.


En tercer lugar se encuentra la capital poblana, empatada con Coatzacoalcos y Ecatepec con 93.4 por ciento, seguida por Villahermosa que ocupa el quinto puesto con el 92.3 por ciento de la población que cree que la ciudad es insegura.


8.7 % palomea desempeño de gobierno morenista


Con base en las cifras publicadas por el INEGI en la ENSU el 34.5 de los poblanos encuestados considera que la situación de inseguridad que se vive en la capital poblana empeorará y un 30 por ciento estima que “seguirá igual de mal”, lo que equivale a un 64.5 por ciento de percepción de que no mejorará la seguridad en el municipio.


Según los datos de la ENSU, Puebla capital es el segundo municipio con mayor percepción negativa sobre las expectativas que tienen los pobladores de las urbes más importantes en el país.


En contraparte, el 31. 2 por ciento consideró que la situación de seguridad mejorará y un 4.2 por ciento dijo que “seguirá igual de bien”.