Jueves, 17 de Enero del 2019
Indicador Político

Los debates sobre la configuración real y formal de la Guardia Nacional servirán para la construcción de otro cuerpo operativo contra la inseguridad; sin embargo, la clave para abatir al crimen organizado y desorganizado se encuentra en un territorio abandonado por el Estado o usado para menesteres políticos de facciones: la inteligencia como acopio y procesamiento de información.

Los militares fueron llamados a labores de apoyo a la seguridad pública en diciembre de 2006 cuando los civiles habían fracasado: policías, jueces, funcionarios de los tres niveles y hasta medios formaban parte de la estructura de poder del crimen organizado. López Obrador afirmó primero que los militares regresarían a sus cuarteles y luego propuso la formalización de la participación militar en seguridad pública.

Para mi amigo Arturo Rueda y a la memoria de su padre Arnulfo Rueda Astudillo

El presidente López Obrador, la creación de la Guardia Nacional (GN) y el papel preponderante en su arranque de mandos militares están pagando los errores, contradicciones, descuidos y costos del discurso de campaña del candidato López Obrador: se comprometió a que los militares regresarían a sus cuarteles y acusó a las fuerzas armadas de represoras. Ese discurso ha empedrado el camino de la GN con mando y cuadros militares como el único camino en la nueva estrategia de seguridad,

Uno de los indicios que revela elementos de descomposición en los regímenes populistas y de caudillos se percibe en la poca resistencia a la crítica. Pero el asunto entra en los linderos de la censura autoritaria cuando periodistas atacan a periodistas para defender a políticos, sacándoles a éstos las ‘castañas del fuego’.

Un aumento en los impuestos a las gasolinas en Francia inició en octubre del año pasado un masivo movimiento de protesta social contra el presidente Emmanuel Macron, escaló la violencia y tiene a las autoridades contra la pared. La movilización de los chalecos amarillos produjo la caída de un ministro y el propio Macron está tambaleándose.

Si el respeto a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad es un candado contra los abusos del poder, también puede ser un indicio de institucionalidad. La Policía Militar, que será el eje de la Guardia Nacional, no tiene ninguna recomendación en materia de violación a los derechos humanos.

La estrategia gubernamental de seguridad del tema candente del huachicol, o robo de gasolina, por los ductos de Pemex se ha quedado en la superficie: atacar el efecto cerrando la llave de ductos; sin embargo, la causa se encuentra en Pemex, la empresa cardenista ocupada por la corrupción.

Los cinco meses de interregno, los tres meses de ejercicio legislativo de su mayoría y su primer mes de gobierno han definido el perfil real del sexenio de gobierno de Andrés Manuel López Obrador en un dilema: