Miercoles, 17 de Julio del 2019
Indicador Político

La columna Indicador Político cumple 29 años de ser publicada, gracias a nuestros lectores

Entre todas las amenazas en contra de críticos públicos del gobierno actual, su corriente ideológica (es un decir) y sus liderazgos, la emitida contra el escritor y ensayista Guillermo Sheridan es la más preocupante: una carta enviada a su casa. Ya no es en el espacio público de Twitter, sino en su residencia.

En varias de sus conferencias de prensa, el presidente López Obrador ha señalado que la prensa gana dinero con criticar y ha referido columnistas —más de los que se puedan imaginar— que ganan más que el presidente de la república.

Luego de seis meses de gobierno, finalmente el aparato de seguridad del Estado ha comenzado a moverse hacia la organización federal. El primer paso fue ir ‘jalando’ a gobernadores y alcaldes al programa central sin que todo el peso recaiga sobre una Guardia Nacional en proceso final de formación.

La crisis de gabinete por la renuncia de Carlos Urzúa Macías al cargo de secretario de Hacienda tuvo más de diseño de política económica que de desencuentros al interior del primer círculo del poder. Y el resultado está a la vista: es imposible implementar un modelo de gasto asistencialista con una estrategia neoliberal de crecimiento económico limitado por la estabilidad macroeconómica.

La política económica del modelo popular del presidente López Obrador, basada en el gasto sin ingreso, llegó a su punto de quiebre con la renuncia de Carlos Urzúa Macías de la Secretaría de Hacienda justamente por la discrepancia entre ingreso-gasto.

El modelo original de la Guardia Nacional era el ideal: un cuerpo civil con estructuras militares pero operativos policiacos para aplicar leyes civiles. La crisis en el trato a los policías federales que tienen años de actividad –con saldos buenos y otros muy malos– está dejando a la Guardia como un cuerpo militar.

Después de siete meses de nuevo gobierno, el gran debate sigue pendiente: el modelo económico neoliberal del salinismo 1983-2018 formalmente ya no funciona, pero hasta ahora se ignoran los fundamentos de la “propuesta posneoliberal” convertida en “un modelo viable de desarrollo”.

No pareció haber sido la intención original, pero el traslado de policías federales a la nueva Guardia Nacional, pasando por el filtro de los métodos castrenses, iba a permitir una depuración natural. Al parecer habían descontado algunas quejas y protestas, pero no un movimiento articulado, inclusive con policías que ya habían pasado los exámenes.

Si para México la migración es un tema de sentimentalismo, de posicionamiento sucesorio y de crisis económica y de bienestar, para los EE. UU. es un issue central de seguridad nacional. La irrupción masiva facilitada por México de decenas de miles de migrantes centroamericanos y otros colados de otras naciones prendió la alarma de la estrategia de seguridad nacional del gobierno de Trump.

A partir de la experiencia del viejo régimen priista, todo presidente de la república y gobernador tiene un tiempo político de fuerza institucional de un año para definir rumbo, mantener beneficios y ofrecer resultados.

Las diferencias entre la crítica al gobierno lopezobradorista y la capacidad de convocatoria de masas no se va a subsanar en cuando menos tres años. Por eso es que la mejor evaluación de resultados de la auto denominada Cuarta Transformación será cumplir con el capítulo “Epílogo: visión del 2024” de la sección dogmática Plan Nacional de Desarrollo (páginas 60-63) que pudiera resumirse en la utopía de López Obrador.

Los comportamientos políticos de Andrés Manuel López Obrador en la presidencia de la república, a un año del triunfo y con siete meses de gobierno, permiten encontrar ya una caracterización politológica de su estilo personal de ejercer el poder: un caudillo clásico.

El trasfondo del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 del presidente López Obrador se debe analizar en función contrastante del Estado salinista neoliberal 1983-2018: el Estado social sólo será posible con la anulación del Estado autónomo del salinismo.

A partir de la certeza de que el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 será aprobado sin objeciones por la mayoría parlamentaria morenista que ni siquiera se ha preocupado por revisarlo a fondo, de todos modos queda la inquietud de que el gobierno del presidente López Obrador carece de una propuesta central de modelo de desarrollo y que la Cuarta Transformación (4T) es un discurso sin racionalidad económica.

En sus videos de campaña por la presidencia del PRI, la yucateca Ivonne Ortega Pacheco potenció el valor y el papel de la militancia y se ofreció como su representante. Sin embargo, en posiciones políticas de alto nivel siempre fue beneficiaria del dedazo presidencial: diputada, senadora, candidata a gobernadora, atropellando a los priistas de abajo.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico