Jueves, 21 de Marzo del 2019
Tiempos de Nigromante

¿Cuántos votos va a perder Morena por la desastrosa gestión de Claudia? Ya se hacen cálculos a partir de los 400 mil votos que la alcaldesa obtuvo en 2018. ¿De esos, cuántos le volverán a dar el respaldo a Barbosa? ¿200 mil, 300 mil? En la primera cifra se pierde el 50 por ciento, en la segunda el 25 por ciento. ¿No es una catástrofe a sólo cinco meses del inicio de gestión?

Algunos dicen que hay que tener muy mala suerte para ser asaltado de forma violenta por segunda ocasión en menos de dos meses. Puede ser. Pero también puede ser lo que creemos miles de poblanos: que la delincuencia en la capital y la zona metropolitana se encuentra fuera de control, a niveles nunca vistos.  Y eso nos hace vivir con miedo.

López Obrador ya venció en la batalla político-electoral. Mantiene el pulso contra los poderes económicos, pero ya arrancó la batalla más importante, la de la hegemonía en términos de Gramsci. Esto es, la batalla por las ideas: ¿quién le dirá ahora qué pensar al pueblo mexicano? El primero en el paredón es Enrique Krauze.

No puede quejarse Armenta, quien cavó su tumba con paciencia. Hoy su candidatura es más imposible que nunca: ¿cómo podría ser el candidato un personaje con enfrentamiento directo con la dirigente del partido, además de que ninguna encuesta lo favorece? Nunca pudo demostrar la competitividad, ese fue un primer pecado, pero lo peor fue desatar un choque abierto con la dirigente.

Así pues, Héctor Larios engañó a la militancia poblana como al Consejo Estatal, pues por una parte alentó un proceso interno que en realidad era una simulación, y por la otra el CEN preparaba las dos posibilidades, Enrique Cárdenas o Ana Teresa Aranda. Al final, se quedaron con el académico.

Claudia invoca el feminismo como escudo, porque sabe de debilidad política provocada por su gestión desastrosa. Ansiosa de fortalezas que le permitan salir avante del futuro ominoso que le espera cuando Luis Miguel Barbosa amarre la candidatura de Morena, la visita de López Obrador fue su tabla de salvación para transmitir el mensaje de que tiene la confianza del presidente, aunque tenga el repudio de los poblanos.

Tres: “mucho menos se permitirá que se use el dinero del presupuesto… Ya no queremos al político ambicioso, fantoche, corrupto que tanto daño le ha hecho a Puebla y a México”. ¿Quién es el único precandidato que ha gastado dinero a manos llenas para sus panfletos, espectaculares, pautas en redes sociales, movilizadores, encuestas espejo, acarreados, autobuses, lunchs? ¿De dónde ha sacado tanto dinero Alejandro Armenta, si no es del presupuesto?

La tristísima rueda de prensa de presentación terminó así, tristísima, deprimente. Sin un mensaje contundente porque el candidato no tiene posturas contundentes, ni es creíble desde que le da lo mismo un día ser lopezobradorista y al otro día antilopezobradorista, o un día partidofóbico y otro partidofílico, pues es él la medida de todas las cosas.

Para hacer candidato a Cárdenas, Marko Cortés aplastó al panismo poblano que había votado por tres propuestas —Memo Velázquez, Paco Fraile, Blanca Jiménez— de los siete que se inscribieron. Esos siete ingenuos sólo legitimaron la trampa, pues la candidatura nunca iba a ser de ellos. Todo fue una pantomima, una burla, porque la partidocracia ya llevaba una semana cocinando la sorpresita.

Miércoles, 06 Marzo 2019 03:48

La pelea de las migajas

Porque sin un candidato competitivo como Doger, con un Zavala incrustado en el barbosismo, con Estefan con el dinero de Finanzas, con un Melquíades con un pie en el asilo, ¿qué queda? Pues asirse a Mario Marín, el ‘góber precioso’, quien prefirió a Jiménez Merino que al millonario sospechoso Urzúa. Ya veremos cuántos votos saca, pero si logra 300 mil será un milagro.

“Por salud y por congruencia no debe estar como integrante en la Comisión Nacional de Elecciones. El 31 de diciembre y 5 de enero Yeidckol Polevnsky manifestó su posición y respaldó a uno de los aspirantes a la candidatura, no se puede ser juez y parte; la invito a que actúe como dirigente del partido y no como coordinadora de campaña; no abone a la división de Morena”, dijo el regidor armentista Iván Camacho ante la sorpresa de propios y extraños: le fueron a patear la puerta a la casa de la dirigente nacional. Increíble.

Si a una pareja de poder como Martha Erika y Rafael los mataron, ¿cuánto tiempo podemos durar los demás? Es la pregunta que expresa el miedo de los morenovallistas, de las familias de los dos muertos, pregunta que ninguno se atreve a hacer en público. Ese miedo no expresado es lo que desfondó al morenovallismo y pavimentó a Morena el camino para una victoria contundente, sin rival al frente.

La carta es perfecta hasta su párrafo tres en demanda de justicia, pero se vuelve lanzamiento de estiércol, difamación barata, cuando acusa que “Barbosa tiene las manos llenas de sangre” en su párrafo cuatro. ¿Tiene la familia Alonso Hidalgo pruebas de que Barbosa organizó el atentado que mató a Martha Erika y Rafael?

¿Estos 25 alcaldes de Morena estarían dispuestos a consensar sus designaciones de gabinete con el próximo gobernador? En el hipotético caso de que fuera electo Luis Miguel Barbosa, ¿estarían dispuestos a cederle la Contraloría, Seguridad Pública, la Tesorería, la Secretaría General? ¿Podría el próximo mandatario ordenarles nombramientos en aras de la pluralidad o la eficiencia?

Hace dos semanas la construcción se detuvo sin explicación alguna, pero todos dirigieron la mirada hacia la alcaldesa de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca. Con el argumento de que el proyecto de obra no contemplaba cajones de estacionamiento, mandó a decir que si continuaban los trabajos, el Ayuntamiento iba a clausurar. Y para evitar la clausura, Sacyr prefirió parar la remodelación

Y qué mejor explicación a la tragedia: el ‘helicopterazo’ fue provocado porque falló la espiroqueta de la ‘chafaldrana’. ¿Quién podría rebatir ese complejo diagnostico técnico? ¿Hay alguna salida mejor? ¿Alguien creyó que aceptarían un atentado, un fallo técnico por manipulación?

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico