Jueves, 20 de Febrero del 2020
Martes, 04 Febrero 2020 00:53

Le quieren arrebatar el Congreso a Barbosa

Le quieren arrebatar el Congreso a Barbosa Escrito Por :   Arturo Rueda

El objetivo de Manzanilla-Estefan-Morales es muy simple: ganarle a Barbosa la mayoría en el Congreso local para someter al gobernador y negociar con ellos lo que consideran justo, es decir, su cobro por los servicios prestados en la elección 2019 desde el gobierno interino de Pacheco Pulido. Y quieren cobrar mucho.


 

¿Si así se matan y tiran puñaladas en Morena en la disputa por la dirigencia, qué va a pasar cuando se peleen las candidaturas? Bajo esta idea, muy de real politik, tres poblanos comenzaron a trabajar desde la semana pasada para construir la estructura electoral que derrotará al barbosismo en los quince distritos del interior del estado, preponderantemente ubicados en la Mixteca y la Sierra Norte, las zonas en las que Luis Miguel Barbosa triunfó en 2019.

 

¿Quiénes son esos tres personajes?

 

Fernando Manzanilla Prieto, defenestrado titular de Gobernación; Jorge Estefan Chidiac, mandamás del PRI poblano exiliado en Nuevo León en calidad de delegado, pero al que todas semanas se ve en la casa club de La Vista; y Fernando Morales, paria dirigente de MC que no encuentra su lugar en la política poblana.

 

El objetivo de Manzanilla-Estefan-Morales es muy simple: ganarle a Barbosa la mayoría en el Congreso local para someter al gobernador y negociar con ellos lo que consideran justo, es decir, su cobro por los servicios prestados en la elección 2019 desde el gobierno interino de Pacheco Pulido. Y quieren cobrar mucho.

 

¿Por qué 15 distritos electorales solamente? Porque este trío considera que Morena, por impulso natural, va a perder en los 11 distritos urbanos que se ubican en Puebla, Tehuacán, San Andrés Cholula y San Martín Texmelucan.

 

 

La estrategia para ganar el Congreso local es hija del rencor, pues ambos, Manzanilla y Estefan, creen que Barbosa les pagó mal. Estefan, afirma desde su “exilio”, proveyó de recursos a la campaña desde el gobierno, por lo que había un compromiso de repetir en la Secretaría de Finanzas, o cuando menos mantenerlo en el gabinete como secretario de Desarrollo Económico, o de perdis jefe de Oficina del gobernador.

 

Si ese compromiso existió, pues de la contraparte nada se dice, Estefan no contaba con el descubrimiento de innumerables corruptelas en el gobierno interino cometidas supuestamente al amparo de dotar de recursos a la campaña, pero que nunca estuvieron ni en conocimiento, y mucho menos fueron autorizadas por el candidato.

 

Aunque por algunas se manejó en el equipo de Barbosa, la idea de meter a Estefan a la cárcel, al final decidieron dejarlo marchar tranquilo a condición de que él también se mantuviera tranquilo. ¿Se mantendrá el pacto ahora que Estefan ya opera electoralmente por toda la Mixteca?

 

El caso de Manzanilla ha sido reseñado ampliamente en las últimas semanas. La alianza política que firmó con Barbosa llegó a su final porque en algún punto entre agosto y diciembre de 2019, la relación entre ambos su pudrió sin posibilidad de retorno. Aunque varias veces recibió los avisos de que debía entregar la Oficina de Gobernación, prefirió hacerse de la vista gorda.

 

Ahora, fuera del gobierno barbosista y en pleno resentimiento, sabe que puede hacerle mucho daño porque conoció de primera mano la estrategia para que Barbosa ganara la gubernatura. Mientras que Estefan hizo los amarres en la Mixteca, él lo hizo en toda la Sierra Norte.

 

¿Y qué se puede decir de Fernando Morales?

 

El hijo de Melquiades vive traumatizado porque cree tener más talento que su papá y por ende los poblanos debemos hacerlo gobernador. Aceptó quedarse a la sombra de Moreno Valle y convertirse en su operador en los oscurito, pero a su muerte, se convirtió en un paria adoptado por Movimiento Ciudadano que no sabe hacia dónde lo llevan sus ambiciones, pero ya sabe que sus compañeros de viaje son Estefan y Manzanilla.

 

¿Cómo atacarán y cuáles sonesos 15 distritos locales?

 

 

Esa estrategia la irá leyendo aquí en las próximas semanas, pues todavía buscan aliados en esas regiones del interior que quieran enfrentar a las huestes de Eric Cotoñeto, quien sin cargo partidario ni chamba en el gobierno, es el encargado de la estrategia electoral del barbosismo.  Veremos de qué cuero salen más correas.

 

comments powered by Disqus

archivo historico