Jueves, 21 de Marzo del 2019
Cúpula

Corría el sexenio de Felipe Calderón, el visceral y arrebatado Gustavo Madero Muñoz era el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN. Durante los meses previos a la imposición de María Luisa ‘Cocoa’ Calderón como candidata a la gubernatura de Michoacán, el líder albiazul ofreció una entrevista en la que declaró: “Los procesos internos son el resorte que impulsa nuestras candidaturas”. Evidentemente el chihuahuense nunca creyó en la nominación de la hermana de Felipe.

Alea jacta est, el término data de la Roma clásica, cuando Julio César atraviesa el río Rubicón con sus legiones, en ese momento ya no había marcha atrás.

Lo que estamos presenciando es una escena dantesca. Son los protagonistas y los partidos políticos bajando en espiral por los círculos del infierno descritos por Alighieri.

El Doctor en Política Pública Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad Pública federal debe reconocer que ya no existen pretextos para combatir al crimen organizado.

La leyenda detrás de la historia asegura que El libro de la guerra fue escrito en rollos de bambú que fueron escondidos dentro del tronco de un árbol que posteriormente fue quemado, pero que Sun Bin, uno de los discípulos de Sun Tzu, lo conocía a la perfección y lo reescribió. Las enseñanzas de siglos de confrontaciones armadas quedaron plasmadas para la posteridad en ese documento que apunta: ‘La guerra es un engaño’.

En la novela El Padrino aparece un personaje llamado Amerigo Bonasera, a quien Mario Puzo señala como un empresario de pompas fúnebres; el arte de su oficio era maquillar los cadáveres para hacerlos menos dolorosos ante los ojos de los deudos.

Toda democracia se basa en la pluralidad. La gama, el espectro de diferentes ideologías y bloques políticos son la base de toda sociedad democrática. Un país o un estado sin pluralidad sería una dictadura, de derecha o de izquierda, pero al fin y al cabo un monolito hegemónico.

Se considera que es uno de los políticos más experimentados de las últimas décadas. Un hombre que lleva el oficio en su propia persona. Fue diputado local, presidente municipal de Puebla, diputado federal, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Hace poco se anunció que el libro ‘Los demonios del Edén’ de la periodista Lydia Cacho será llevado a la pantalla grande. Convertir el texto original en guion cinematográfico es un proceso que se realiza desde hace meses.

Hay temas en los que realmente el periodismo y el análisis político quedan de lado. En este momento, lo verdaderamente importante es materia de estudio para las ciencias de la conducta. Las interrogantes caen en cascada: ¿Qué pensaba Claudia Rivera Vivanco cuando anunció un viaje a Viena? ¿Acaso imaginó que los poblanos aplaudirían su tour por Europa? ¿Creyó que alguien aprobaría esa salida?

La presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco concedió una entrevista al portal e-consulta en la que afirmó que no teme a un ‘cabildazo’. La declaración de la funcionaria refleja que aún no se percata de su frágil y endeble situación. Realmente considera que ese escenario es improbable, incluso imposible.

Su tono de voz es suave, mesurado, incluso pareciera que se encuentra en un estado de serenidad, pero realmente sucede todo lo contrario. Alejandro Armenta Mier ya comenzó a hacer imputaciones tan calumniosas como desesperadas. Señalar a Jorge Estefan Chidiac de ‘pagar’ la encuesta de Mas Data debe sostenerse con las pruebas y los elementos de rigor.

La encuesta publicada por el diario El Universal es la primera de siete que habrán de ratificar la amplia ventaja que tiene Miguel Barbosa Huerta sobre sus adversarios internos y externos.

En días y semanas por venir quedará demostrado que Alejandro Armenta no tiene oportunidad en este proceso, dado que incluso Nancy de la Sierra tiene mejores números, tanto en conocimiento como en índice de intención de voto.

En su momento las palabras violentas, iracundas e incisivas de la diputada federal Inés Parra, quien abiertamente trató de regañar a la lideresa nacional Yeidckol Polevnsky, llegaron hasta el escritorio principal de Palacio Nacional.

De un estadista se deben recoger y escudriñar sus palabras. Y máxime de una figura como López Obrador quien imprime fuertes cargas emocionales a sus discursos e intervenciones. No es un maniquí parlante como aquellos que sólo leían en peroratas monótonas las palabras que otros les escribían.

archivo historico