Martes, 25 de Febrero del 2020
Martes, 04 Febrero 2020 01:02

Operativo Mochila y la descomposición social

Operativo Mochila y la descomposición social Escrito Por :   Javier Arellano Ramí­rez

Autoridades de distintos niveles, así como algunos padres de familia no acaban de entender la dolorosa lección de Torreón.


 

Los argumentos simplistas apelan a que el ‘Operativo Mochila’ se lleve a cabo en los hogares; por su parte algunos padres argumentan en torno conceptos idílicos: ´unidad familiar, valores y comunicación’. Todas esas valiosas premisas lamentablemente están fuera de la realidad.

 

Los actuales estratos mexicanos sufren un acelerado y profundo desgarre en el tejido social.

 

El adolescente de Torreón es un modelo que se esta repitiendo en cientos o tal vez miles de hogares; una familia involucrada en la delincuencia; una madre ausente, que fue ultimada en condiciones que causaron una profunda fractura en la psique del menor; un hábitat social y escolar que nunca se dio cuenta de la problemática que se estaba gestando.

 

Repetimos, en este momento, el mismo modelo y patrón se está repitiendo en cientos o tal vez miles de hogares. El tejido social está hecho pedazos.

 

Es poco probable que todas esas hordas de asaltantes, compradores de mercancía robada, narcomenudistas, extorsionadores o secuestradores puedan compartir premisas con ‘valores’ a sus familias.

 

Los huérfanos por la falsa guerra contra el crimen organizado se cuentan por miles; el país entero está inundado por la venta de drogas; la cocaína, el cristal, los ácidos se venden a las afueras de las escuelas.

 

Una generación de mexicanos está sobreexpuesta al narcomenudeo desde los niveles de la educación básica, es decir desde la primaria.

 

En millones de hogares el único sostén es una madre soltera que con grandes esfuerzos y dificultades apenas tiene tiempo para llegar a preparar una modesta cena y en ocasiones solo cuenta con unos minutos para un breve diálogo con sus vástagos.

 

La economía neoliberal y el Estado criminal que se ha gestado han colocado a miles de niños en el mismo patrón que el adolescente de Torreón.

 

El ‘Operativo Mochila’ no solo es indispensable, sino que tiene una importancia vital para evitar la entrada de armas de fuego o punzocortantes, así como todo tipo de drogas a los planteles.

 

Se trata de una medida realista ante un degradado entorno nacional que está rebasando a todos; autoridades, docentes y padres de familia.

 

Dulcería poblana.

 

Ladrones en Angelópolis en colusión con guardias.

 

La vieja premisa es de sobra conocida: detrás de un delincuente siempre hay un policía.

 

Es decir, detrás de un carterista o asaltante que opera en los microbuses está un patrullero de la Policía Municipal; detrás de un narcomenudista que trae una bolsa canguro llena de dosis de cristal está un comandante de la Policía Ministerial; detrás de una banda de secuestradores está un director o un Subprocurador y finalmente detrás de un capo del crimen organizado está un Secretario de Seguridad Pública, como ya vimos en el caso de Genaro García Luna.    

 

Esta es una regla central: la delincuencia solo puede operar en complicidad con las supuestas fuerzas del orden.

 

En horas recientes se hizo viral el video de una mujer que denunció un ‘cristalazo’ a su camioneta Suv en el estacionamiento del centro comercial Angelópolis.

 

En este caso debemos citar al clásico de clásicos: ‘No se hagan bolas’. Inapelablemente existe algún tipo de colusión con los guardias de seguridad. Por ahí podrán encontrar el hilo de la madeja.

 

Es inconcebible que las videocámaras de vigilancia no funcionen. Solo hagan cuentas de lo que ingresa por pago de estacionamiento.

 

Ahí también están embarrados hasta el cuello.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

comments powered by Disqus

archivo historico