Viernes, 28 de Febrero del 2020
Martes, 28 Enero 2020 03:07

¿El primer preso político del sexenio? ¿En serio?

¿El primer preso político del sexenio? ¿En serio? Escrito Por :   Arturo Rueda

Se ve difícil de acuerdo con los hechos ocurridos el jueves 31 de octubre de 2019, cuando Miguel López Vega, junto con sus compañeros de resistencia al mentado colector de aguas industriales de Ciudad Textil Huejotzingo, se enfrentaron con policías estatales, bloquearon la carretera México-Puebla, e incluso quemaron una camioneta propiedad del Ceaspue. Y claro, hubieran arrasado con la maquinaria pesada si no hubiera sido resguardada por la policía.


 

Un viejo aliado del gobernador Barbosa, el guatemalteco-mexicano Carlos Figueroa, se ha vuelto en su contra con motivo de la detención del activista Miguel López Vega ocurrida el viernes pasado. Su ex vocero, al mismo tiempo secretario de Derechos Humanos en el convulso Comité Nacional de Morena, exige la liberación de a quien los revoltosos de siempre ya llaman “el primer preso político del sexenio”.

 

El mismo tono dramático utiliza el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla y Tlaxcala, un movimiento que se opone a  la obra que realiza el Ceaspue para entubar las aguas industriales del Parque Ciudad Textil Huejotzingo al río Metlapanapa bajo el argumento de que “contamina”.

 

Esta lucha la hemos visto en sexenios anteriores, por ejemplo en el de Moreno Valle, cuando los opositores al Gasoducto Morelos fueron encarcelados. Es la batalla de siempre, los revoltosos de siempre: el gobierno que busca progreso y aquellos que se resisten en defensa de la naturaleza o de lugares sagrados como Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre, Cholula Viva y Digna y el Colectivo ADA, además del Congreso Nacional Indígena (CNI), Artículo 19 México y la Asociación Mundial de Radios Comunitarias Capítulo México (AMARC Mx), todos los que exigen la liberación de López Vega.

 

A diferencia de lo ocurrido en el gobierno de Moreno Valle, acusado de neoliberal y de servir a los grandes empresarios, los revoltosos de siempre pensaron que ahora los movimientos sociales iban a ganar por tratarse de un gobierno emanado de Morena. Ilusos.

 

Figueroa, el ex vocero del gobernador en la campaña del 2018, rompe lanzas con un comunicado flamígero: “En los últimos años la Secretaría Nacional de Derechos Humanos del CEN de Morena se ha pronunciado por el respeto a los derechos de los luchadores sociales por el ambiente y contra los proyectos de muerte. Levantamos nuestra voz y demandamos la inmediata liberación de Miguel López Vega. Hacemos votos también porque el gobierno de la entidad, surgido de la marea transformadora en nuestro país, efectúe un diálogo consistente con los pobladores de Santa María Zacatepec, frene el proceso ecocida contra el río y haga lo pertinente para que Miguel sea liberado y se reintegre a la lucha por unas reivindicaciones que consideramos justas”.

 

“Nos pronunciamos en contra de la criminalización de los defensores de la tierra, el agua y el territorio, y porque ya no haya presos políticos en Puebla y en México”.

 

¿Es realmente Miguel López Vega el primer preso político del sexenio barbosista, conforme afirma el guatemalteco-mexicano?

 

Se ve difícil de acuerdo con los hechos ocurridos el jueves 31 de octubre de 2019, cuando Miguel López Vega, junto con sus compañeros de resistencia al mentado colector de aguas industriales de Ciudad Textil Huejotzingo, se enfrentaron con policías estatales, bloquearon la carretera México-Puebla, e incluso quemaron una camioneta propiedad del Ceaspue. Y claro, hubieran arrasado con la maquinaria pesada si no hubiera sido resguardada por la policía.

 

Así lo narró el reportero Héctor Tenorio, corresponsal en la zona para CAMBIO:

 

“Vecinos de la junta auxiliar de Zacatepec, municipio de Juan C Bonilla, se enfrentaron la tarde de este miércoles con policías estatales y quemaron una camioneta en protesta por la construcción del colector pluvial y sanitario del corredor Ciudad Textil, ubicado frente al Aeropuerto Hermanos Serdán, en el municipio de Huejotzingo, el cual, aseguraron, daña el río Metlapanapa.

 

“Los pobladores bloquearon la carretera federal México-Puebla, a la altura de la localidad de Santa María Zacatepec, como medida de presión para evitar la construcción de un colector pluvial y drenaje de la zona industrial del municipio vecino, aguas que arrojarán al río Metlapanapa.

 

“Los manifestantes caminaron rumbo al Bulevar Aeropuerto, donde se encontraron con un grupo de policías estatales resguardado la maquinaria pesada para instalar la tubería del colector pluvial y sanitario del corredor Ciudad Textil.

 

“Los ánimos se ‘calentaron’ y los quejosos agredieron a los uniformados estatales, resultando lesionados varios de ellos, posteriormente prendieron fuego a una camioneta de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento del Estado de Puebla, mientras que otro grupo de personas seguía con el bloqueo de la vialidad”.

 

Al frente de esa agresión estuvo Miguel López Vega, así como de la toma de la alcaldía el pasado 11 de noviembre. ¿Sugiere Carlos Figueroa al gobernador Barbosa que esos hechos queden impunes y sin castigo? ¿Que la quema de un vehículo oficial no sea castigada? ¿Se les debe perdonar porque son “ambientalistas”?

 

Porque a diferencia de los presos políticos de Moreno Valle por el gasoducto Morelos, acusados de robarse el celular de un policía como pretexto para meterlos la cárcel, aquí hay suficiente evidencia en videos de cómo fue quemada la camioneta y los policías agredidos, y de cómo López Vega participó y coordinó esos hechos delictivos.

 

¿Debe el gobernador Barbosa dejar pasar estos actos de violencia para que sus compañeritos de Morena no lo acusen de tener presos políticos, no lo traicionen y le suscriban desplegados? ¿Es Miguel Barbosa un queda bien con los radicales? ¿Creen que por ser de Morena iba a haber mano blanda y tolerancia a los desmanes?

 

Yo lo dudo mucho.

 

comments powered by Disqus

archivo historico