Tuesday, 20 de August de 2019


¿Son honorables los diputados locales: Si o No?




Written by 

A los legisladores federales, de las cámaras alta y baja del Congreso de la Unión, les llevó semanas adecuar y cuadrar los impuestos del presidente Enrique Peña Nieto. Incluso sesionaron de madrugada para discutir lo discutible y rechazar lo rechazable. En cambio a los diputados del Congreso del Estado de Puebla les bastaron 20 minutos para aprobar el presupuesto de egresos y la ley de ingresos del gobernador Rafael Moreno Valle.

En el senado de la república y en la cámara de diputados quemaron lanzas y desenvainaron espadas por la acometida del IVA fronterizo al pasarlo del 11 al 16 por ciento y hasta el PAN reventó sesiones para dignificar su postura circense, mientras que en Puebla los legisladores subieron del 2 al 3 por ciento el Impuesto Sobre Nómina (ISN) con la mano en la boca y echándose un bostezo.

¿Por qué allá si discuten y marchantean lo que aprueban y aquí no? ¿Por qué allá si le dan emoción a las funciones que montan PAN, PRI y PRD y aquí no? ¿Por qué allá se ponen dignos y hasta parece que echan bronca de a de veras y aquí no? ¿Por qué allá si critican a Peña Nieto y se le van a la yugular (aunque sea de a mentiras) y aquí no hacen lo mismo con Moreno Valle? Que lo aclare Jaime Maussan.

Podríamos inventarnos mil preguntas y darles a todas ellas una respuesta pero la verdad sólo es una: Nuestro Congreso Estatal no sirve. Y le voy a decir por qué. No sirve porque los diputados ni siquiera son capaces de simular su rol subalterno al Ejecutivo. Podrían fingir, disfrazarse, aparentar y hacerle al cuento pero no lo hacen.

No sirve porque el presupuesto de egresos 2014 como la ley de ingresos de ese mismo año pueden ser aprobadas sin necesidad de la unanimidad, es decir por mayoría, y con eso dignifican no únicamente sus nombres y apellidos sino la labor del Poder Legislativo que si de algo tendría que preciarse es de la diferencia de pensamiento, discrepancia de ideas y diversidad de voto.

No sirve porque en lugar de representar los intereses del pueblo con marcos normativos que beneficien al pueblo hacen exactamente todo lo contrario: alzan impuestos, oscurecen la transparencia de la aplicación de los recursos públicos, aprueban endeudamientos estatales y municipales sospechosos, privatizan servicios públicos y si fueron capaces de privatizar el agua son capaces de cualquier fechoría.

Estos diputados no tuvieron remedio, desde el principio, ni perdón de Dios. Ojalá los próximos resulten más inteligentes a la hora de actuar, fingir y votar, porque como solía decir el bribón de Thomas Alba Edison: “yo mismo he sido un sinvergüenza que he obtenido dinero a manos llenas, lo importante es saber hacerlo y que sigan pensando que soy un hombre honorable”. ¿Usted piensa que son honorables los diputados locales? Si su respuesta es sí, es que fueron inteligentes. Pero si su respuesta es no, entonces fueron todo, todo, todo lo contrario…

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus