Tuesday, 16 de July de 2019

Tiempos de Nigromante
La FIL ha escapado a la tentación de la estridencia. Aunque algunos escritores en sus presentaciones le han entrado al numerito de contar 1, 2, 3 hasta el 43, en honor a los normalistas de Ayotzinapa, la mayoría han cumplido sin buscar el aplauso fácil. La marcha que liberaron Juan Villoro, Paco Ignacio Taibo y otros escritores no tuvo el impacto deseado. Más lo tuvo ayer Lydia Cacho, quien apareció con pasamontañas en el escenario
Tamayo Montes envió un oficio a la senadora del PRD Dolores Padierna, en el cual rechaza cualquier tipo de “intromisión a sus asuntos”; el documento también es firmado por Araceli Bautista, madre del presidente auxiliar de Chalchihuapan; Rocío Pérez, hija del edil auxiliar de Canoa, y Maribel Romero, esposa del presidente auxiliar de La Resurrección
El incendio agobia al Presidente. Pero no hay nada peor que su parálisis: no sabe qué hacer, a dónde moverse o a quién encomendarse. Su equipo tripartito claramente luce rebasado, pero ni siquiera se atreve a correr a Osorio Chong, a Videgaray, a Nuño o a Murillo Karam. Aunque su plan original de gobierno naufragó, y la nave se fue a pique, continúa aferrado al mismo grupo de marineros con los que llegó al poder, sin entender que una cosa es ganar una campaña y otra diferente gobernar.
Parte de darle resultados a Peña Nieto es acotar los proyectos alternativos que cercan al peñanietismo para hacerlo claudicar al reventar la mayoría en San Lázaro. Y el que Osorio Chong tiene más a la mano es la coalición PAN-PRD. Desde sus tiempos como gobernador mexiquense, Peña se definió como un político anticoaliciones, y en 2010 hizo todo lo que estaba en su mano para detener la que amenazaba su sucesión. Parece improbable que deje pasar la unión del albiazul y el Sol Azteca, que hasta la semana pasada iba viento en popa
Peña Nieto no quiere ver que la crispación social desatada a partir de Ayotzinapa tiene más que ver con la impunidad y el régimen de privilegio para los políticos que se enriquecen de forma desmedida gracias a la corrupción. La desafección que ya impacta en el apoyo a la democracia como forma de gobierno, es en contra de todos los partidos y todos los políticos constituidos en una clase privilegiada. Ese era el tema a resolver, y por lo menos, el Presidente se quedó corto
Si bien el gobierno morenovallista debe felicitarse por alcanzar la posición 20 del ranking de competitividad, deben dirigir la mirada con urgencia hacia los numeroso casos de desapariciones que, en caso de no atenderse, configuran una bomba de tiempo rumbo al futuro, de proporciones semejantes a las ocurridas en Iguala
Las reglas cambian y no se ve a los actores partidistas prepararse para tal impacto. O no a todos. La carrera frenética que mantienen los morenovallistas por posicionarse, como pasa con Juan Pablo Piña Kurczyn o Mario Rincón, así como los cuatro elegidos por la capital, entienden que se trata de una oportunidad única para formar parte del paquete de privilegiados que podrán aspirar a la reelección. Los incentivos para jugar sucio son más fuertes que nunca
La crisis que enfrenta el PRD, y en específico la tribu dominante de Los Chuchos, no desanima a los promotores de la coalición parcial que habrá de presentarse oficialmente ante el INE antes del próximo 11 de diciembre, fecha fatal establecida en la nueva Ley de Partidos. Pese a su desplome en la intención de voto tras el escándalo del ex edil de Iguala, así como por el crecimiento emergente de Morena, sin duda podrá aportar alrededor de 5 por ciento de los votos aun en las plazas donde no tiene presencia
Ayotzinapa y Chalchihuapan son eventos hermanados por la violación a los derechos humanos, así como por la respuesta autoritaria del régimen, pero puestos a comparación, la crisis política—social que enfrenta el gobierno de Peña Nieto se convirtió en el antídoto a la que vivió Moreno Valle entre julio y septiembre. Uno de sus efectos imprevistos es que, nuevamente, dejó sin discurso a los tricolores poblanos que creían haber encontrado asidero en la muerte del menor José Luis Tehuatlie
Para un país apático e indolente, más de 50 días en una revuelta in crescendo es un parteaguas, aunque a ciencia cierta nadie sabe hacia dónde se mueve esta energía social que choca con el muro de la clase política erigida en la República Mafiosa, cuya máxima es cubrirse unos a otros, permanecer formados a la espera de los beneficios que otorga el sistema a los disciplinados. Por eso es que los teóricos partidos de oposición, PAN y PRD, son incapaces de reaccionar aunque sea con el objetivo de lucrar electoralmente
Como ya lo ha reconocido Anaya, hasta el momento las negociaciones avanzan hacia una coalición parcial PAN-PRD en 100 o 150 distritos electorales. El diseño es altamente competitivo. El Sol Azteca se queda con 75 o 100 distritos en los que es más fuerte, mismo número que conserva el albiazul. En las restantes demarcaciones, dependiendo del modelo son 150 o 100, donde el PRI tiene una presencia mayoritaria, se concretaría la alianza PAN-PRD para dar mayores posibilidades de competir y eventualmente arrebatar distritos que el tricolor considera como seguros
El absurdo de la historia es que Angélica Rivera y el empresario al que “conoció” como conoce a muchos más, Juan Armando Hinojosa Cantú, además de pactar un crédito hipotecario sin garantía, la confianza llega a tanto que el negocio se firmó en un contrato simple, en hojitas de papel, donde plasmaron sus firmas, sin acudir a un notario que diera fe de la transacción inmobiliaria. Cualquier abogado de medio pelo sabe de la terrible inseguridad jurídica a la que ambas partes se expusieron, y sólo una extrema, extremísima relación de confianza, haría que vieran innecesario acudir a un notario para darle formalidad al contrato de compraventa a plazos
La activación de los universitarios poblanos se mueve hacia una segunda y más preocupante fase: la creación de una Red Interuniversitaria de la que participan estudiantes de la Ibero, BUAP, UDLA, Tecnológico de Puebla, el BINE, la UTP y otras seis universidades con menor representación. El objetivo central sigue siendo el reclamo de Ayotzinapa como parte del paro nacional al que habrá de sumarse el próximo 20 de noviembre, pero no se descarta que nuevamente puedan tomar las banderas de la agenda social de riesgo para el morenovallismo
El nuevo titular de la CNDH no cometerá los errores de Plascencia Villanueva quien, pese a tener línea para hacer una recomendación en términos duros contra el gobierno poblano, escurrió el bulto a la hora de redactar la recomendación sobre los hechos de Chalchihuapan por la promesa de que el PAN lo ayudaría a conseguir la reelección. Después, bajo el mismo canto de las sirenas, emitió una recomendación, ahora sí, en términos duros, pero en contra de Eruviel Ávila, el Ejército mexicano y la PGR por el caso Tlatlaya, cuando la crisis política de Iguala ya había alcanzado nivel
Distrito XIV.- Izúcar de Matamoros. La Mixteca está que arde. Luego de que Juan Manuel Vega Rayet y Jorge Estefan Chidiac se apostaron por permanecer en el gobierno federal, el espacio se abrió a una lucha ciega entre el actual diputado Filiberto Guevara, contra el aspirante mejor posicionado que es Cutberto Cantorán. Hace un par de semanas llegaron incluso a las manos en un evento público. En la guerra intestina, inesperadamente, se les coló Gerardo Islas Maldonado, quien reclamaría el distrito en el esquema de la coalición parcial que firmará el PRI con el Panal
Así que la respuesta que Videgaray ofrece a los numerosos peregrinos que se agolpan en su puerta es la misma: 2015 es un año para apretarse el cinturón y hay que acomodarse a las cantidades planteadas en el proyecto de presupuesto, sobre las que se respetará el incremento inflacionario. En corto, sin embargo, el titular de la SHCP sabe que tiene margen para realizar reasignaciones, sobre todo si el precio del petróleo se recupera, de tal forma que entonces podrá aplicar la máxima juarista de que a los amigos la gracia y a los enemigos, el presupuesto a secas