Monday, 24 de June de 2019

Tiempos de Nigromante
Moreno Valle cavó su tumba creando un repudio veloz e inédito al interior de su casa mientras andaba extraviado en sus sueños presidenciales. Creyó que ya no necesitaba a los poblanos más que como fuente de ingresos para sus ambiciones. El incendió está ahí, en los que antes lo aprobaban y ahora lo reprueban. Cualquier otra explicación al proceso de efervescencia social que llevó a reunir a tantos enemigos es banal. Tanto como el desprestigio que devora al “Góber Bala”.
A partir de las declaraciones de César Camacho Quiroz, con base en los mentados peritajes la PGR podría instaurar una causa penal en contra de Moreno Valle y sus principales funcionarios involucrados como Facundo Rosas Rosas y Luis Maldonado Venegas. Claro que ni siquiera tendría que llegarse a ese punto: bastaría con que las conclusiones de la PGR le sean adelantadas en privado, y a continuación, se le haría la formal solicitud a la licencia. Todo depende de lo que quiere Peña Nieto hacer con Puebla
Desangrado mediáticamente, herido políticamente, el Góber Bala juega una última carta: hacer de la investigación un pantano. Tal como ocurrió con el asesinato de Colosio, años de investigaciones, pruebas forenses, diligencias judiciales, fabricación de culpables, peritajes a medias. Y vuelta a empezar. O como las investigaciones de “La Paca”, la vidente que ayudó a la PGR a “descubrir” el cadáver de Manuel Muñoz Rocha en el rancho El Encanto. Solamente que “La Paca” de esta historia es Juan Pablo Piña
En bancarrota en la guerra de las percepciones, la guerra ahora se traslada al ámbito político y de las instituciones. Ahí, al poblano lo espera el PRI-Gobierno que tras la aprobación de la legislación secundaria en materia energética, ya no le debe nada y se dejó ir con todo en el Senado. Con el aval de los 54 senadores de la fracción, Emilio Gamba promovió un exhorto a la CNDH en términos durísimos hacia Moreno Valle, haciéndolo responsable de la muerte de un niño. El caso lo politizó la fracción mayoritaria
Una bandera nacional cubre el féretro blanco que protege los restos mortales de José Luis Tehuatlie. La escena parece salida de los viejos libros de Historia, de Civismo. No un revolucionario, ni el comandante de un ejército. No es Benito Juárez, Melchor Ocampo, ni Santos Degollado. Elia Tamayo despide a su niño. El pueblo le dice adiós a su héroe. —Crónica—
Pero sus opositores ni desaparecieron, ni se sometieron. Moreno Valle desdeñó el factor fundamental: el tiempo. Cada día que pasa, es un día menos de poder. Su ciclo se termina en diciembre de 2015 cuando designe al candidato a minigobernador. Después de eso, cederá lentamente la estafeta de la toma de decisiones. Hablamos exactamente de 17 meses con un efecto descendente en su curva de poder
Lunes, 21 Julio 2014 00:00

Moreno Valle es un peligro para Puebla

Aunque en Puebla los liderazgos políticos, empresariales y académicos todavía le tienen miedo, así como los medios oficiales, el buen periodismo de los medios locales críticos, así como la intervención de los nacionales, han generado un repudio absoluto hacia la figura del gobernador poblano al grado de que el hashtag #MorenoValleAsesino fue trending topic durante varias horas del fin de semana. Asesino es un apellido más que ya no lo abandonará, así como “el precioso” que ya nunca abandonó a Marín
Flota en el ambiente la sensación de que el morenovallismo era un gigante con pies de barro. Que al primer tropiezo se hicieron bolas y se derrumbaron. Que desestimaron las señales de alerta de una tragedia tipo Atenco o Aguas Blancas. Que cuando privilegiaron la violencia sobre el diálogo abrieron la puerta a los demonios. Que el acorazado ya tiene un boquete con el que deberán navegar de aquí al 2018
Los portales de información oficial no se leen ni por accidente. Ya se sabe que las buenas noticias no son noticia. Milenio, por ejemplo, ya ni siquiera tiene portal local por decisión de la gerencia nacional del medio. Los de Síntesis o El Sol nunca pudieron despegar. Y algunos que tenían buen posicionamiento, como Puebla Online, se desplomaron a niveles de Imagen Poblana o Contraparte Informativa, cuando optaron por la docilidad. Esa es la realidad de los medios digitales
Algo malo debe haber en el gobierno morenovallista para que la vida de unos campesinos quede destrozada de por vida. Ya ni siquiera hablamos de la ruptura de la convivencia democrática, de la falta de gobernabilidad, de la poca disposición al diálogo. Hablamos de algo más precioso: humanidad. La capacidad de sentir el dolor ajeno, el amor por los semejantes a los que se gobierna. El rostro de crueldad que exhibe @RafaGobernador no puede ser festejado por nadie. Tampoco puede ser un mérito para llegar a Los Pinos.
Enardecidos, al ver a muchos de sus compañeros sangrantes, lesionados, despojados de casco y escudo, los policías estatales comenzaron a disparar a quemarropa, a diestra y siniestra, buscando lastimar y no contener. Violaron protocolos internacionales que dictan que estos proyectiles “no letales” deben ser disparados al suelo, o a una distancia mínima de 30 metros, pero no a quemarropa. En efecto, lastimaron como lo demuestran también las fotografías de vecinos ensangrentados.
“Tanto va el cántaro al agua, hasta que se rompe”. Si la respuesta sistemática del gobierno morenovallista contra las demandas sociales es la violencia, a alguien se le va a pasar la mano y va a matar a uno o varios ciudadanos. Hasta que Puebla no sea nota principal de los diarios nacionales por un operativo fallido, el gobernador no va a entender que la violencia sólo engendra violencia porque la convivencia democrática está fracturada.
Clase política de lo más ortodoxa, educada en aquella frase de que “la forma es fondo”, en su gira presidencial a Puebla Peña Nieto puso un cuerpo de por medio con el gobernador poblano al sentar entre ellos a un comisario ejidal de la zona de Chignahuapan. El lugareño terminó por hacer mal tercio a los intentos de Moreno Valle por establecer un diálogo prolongado con el Presidente. Con mucha mano izquierda, el mexiquense no mostró molestia alguna o desafección: con el simple protocolo lo dijo todo
Excelente persona en el ámbito privado, en el público siempre aparece hermético y distante. Como dirían los consultores: no comunica. En parte su personalidad es así: Caba prefiere invertir su tiempo en el gimnasio que en mítines, esculpir su cuerpo antes que viajar horas a comunidades alejadas de la mano de Dios, pasar tiempo con su esposa antes que saludar cien manos de desconocidos. Su vida privada está antes que sus ambiciones públicas. Y es algo muy loable.
La privatización del agua y los abusos en las nuevas tarifas son temas tremendamente explotables en una campaña electoral porque encuadran perfectamente cómo el gobierno morenovallista se puso al servicio de los intereses de las empresas y no a cuidar el bolsillo de los poblanos. Todo es cuestión de imaginación. Carteles, spots con frases como “¿Pagas 300 por ciento más de agua?... Dale las gracias a Moreno Valle”. El PRI tiene una causa perfecta, aunque todavía le falte capitán
El proceso privatizador del agua, conducido en plena opacidad, es el flanco más vulnerable del morenovallismo. Concesiones Integrales es una empresa que, antes de recibir la concesión no existía, pero que se constituyó a partir de ganarla para dar cabida a tres empresas: Aguas de México, Epcor y Ticsa. Pero el gobierno morenovallista nunca oficializó los términos de la entrega. Y mucho menos explicó qué se hizo con los mil 400 millones que pagó como contraprestación inicial.