Lunes, 15 de Octubre del 2018
Viernes, 10 Agosto 2018 02:09

Bienvenido a la casa desaparecida

Bienvenido a la casa desaparecida Escrito Por :   David Peral Rodríguez

En Puebla, Román Lazcano Fernández era el delegado de la Sedatu y destinó a través de Fonhapo ocho mil 639 acciones con la otorgación de 20 mil pesos a fin de que los poblanos pudieran construir y mejorar sus viviendas.


 

Las medallas de batallas pasadas se las colgaba celosamente, las pantuflas contrastaban con los relucientes zapatos italianos de la esquina, en su rostro se dibujaba una mueca, apenas disimulada por la sonrisa socarrona que acostumbraba azotar a todo aquel que le pidiera algún favor; recordó sus glorias en la oratoria, evocó los momentos en los que algunas muchachas caían rendidas ante sus blazers extravagantes. Vaya que los tiempos eran diferentes; el poder es adictivo y casi siempre te muestra un cartel: bienvenido a la tierra de los inventos. Y así fue, los inventos llegaron a entregarle una delegación federal, su camino fue complejo, entre los pasillos de las oficinas de Escuela Naval se escuchaba que el subsecretario no llevaba buena relación con el delegado de Puebla. Sin embargo, su carisma y el acento cantadito que masacra el lenguaje metafísico de los resentimientos era su curioso refugio. Recuerdo muy bien que el día que lo conocí presenté una iniciativa en el parlamento juvenil; él era síndico municipal con Blanca Alcalá, su amabilidad me reconfortó, me invitó a participar en un proyecto y de manera particular me dijo: bienvenido a tu casa. Le perdí la pista.  

 

La historia de Román Lazcano Fernández es el símil de las familias acomodadas poblanas, provenientes de abogados y notarios exitosos; no obstante, las mieles del azufre infernal tentaron al ex delegado federal de la Sedatu. Animal Político hace unas semanas reveló un reportaje del desvío de recursos federales en el Fideicomiso del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo); la cantidad de mil 792 millones de pesos resulta estrambótica y peor todavía cuando no se pudo transparentar.

 

Las anomalías encontradas por la ASF corresponden al 63 por ciento de los dos mil 826 millones de pesos otorgados a las 32 delegaciones federales de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

 

Y es que de acuerdo con el padrón de Fonhapo del 2016, ocho mil 639 poblanos fueron beneficiados con 20 mil pesos para el mejoramiento de sus viviendas, lo cual representa un total general de entrega de 172 millones 780 mil pesos, recurso que no ha sido justificado. Y por supuesto, en aquel año Román Lazcano Fernández encabezaba la dependencia federal en Puebla.

 

En la Ley Orgánica del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos SNC, se establece que el Fonhapo otorga subsidios a hogares en situaciones de pobreza para que construyan y mejoren sus viviendas, por lo que en el 2016 asignó dos mil 826 millones de pesos, no obstante, las delegaciones federales de Puebla, Estado de México, Hidalgo, Morelos, Quintana Roo, Yucatán y Michoacán no justificaron el 63 por ciento del recurso asignado, correspondiente a la cantidad de mil 792 millones de pesos, según información del colectivo ‘¿Fuiste tú?’.

 

En Puebla, Román Lazcano Fernández era el delegado de la Sedatu y destinó a través de Fonhapo ocho mil 639 acciones con la otorgación de 20 mil pesos a fin de que los poblanos pudieran construir y mejorar sus viviendas.

 

Sin embargo, el padrón de beneficiarios de la dirección de transparencia de Sedatu establece que el estatus de esas acciones se encuentra desconocido; además se detectaron una serie de irregularidades, tales como la demora en las obras realizadas por Fonhapo, instancia que no ofreció datos confiables ni actualizados de los avances del programa.

 

Y ahora sí, los zapatos italianos esperan ser enfundados, la corbata Scappino y el traje Zegna esperan en el guardarropa, pero qué más aguardarán esos anaqueles. A dónde irán a parar los paraísos de luces opacas; hoy podemos decir: bienvenido al paraíso errante de las balas, corrupción, huachicol, hipocresía y nunca paz, porque aquí nada es personal, todo es naturaleza humana y de ella nadie se puede salvar.

 

¡Crack!

 

Resultan fastidiosas las comparaciones, pero casi siempre son necesarias. El actual delegado de la Sedatu, Juan Manuel López Arroyo, ha realizado un trabajo formidable, apegado a derecho y con total transparencia. Sorteó la terrible catástrofe del 19 de septiembre de 2017 de manera excepcional; como evidencia de ello, Puebla es el segundo lugar a nivel nacional con mayor avance de reconstrucción. La política es de los estadistas pero siempre de los sujetos analíticos.

 

Entre líneas

 

Los perfiles que Claudia Rivera Vivanco presentó para que se encarguen de su transición con Luis Banck resultan curiosos e interesantes, aunque la presencia que destaca es la de Leobardo Rodríguez Juárez, economista de trayectoria intachable y con un gran sentido humano. Parece ser que Javier Palou hizo bien su trabajo al invitarlo; esperemos ocupe una cartera esencial para el desarrollo de Puebla.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •