Lunes, 11 de Noviembre del 2019

Empresario panista de San Andrés, padre del menor que “compró”

Miércoles, 22 Mayo 2019 00:34
Empresario panista de San Andrés, padre del menor que “compró”

El empresario panista Diego Leonardo Tépetl Zenteno -padre de Diego Zenteno Bravo- es quien se prestó para cubrir al candidato del PAN, Enrique Cárdenas, con la supuesta compra de un terreno, ubicado a un lado de la pirámide de Cholula.

Gersom Mercado / San Andrés Cholula

@Diario_Cambio



 


El empresario panista Diego Leonardo Tépetl Zenteno -padre de Diego Zenteno Bravo- es quien se prestó para cubrir al candidato del PAN, Enrique Cárdenas Sánchez, con la compra de un terreno ubicado a un lado de la pirámide de Cholula.


Dueño de una florería y de una casa de materiales, el joven empresario es conocido en San Andrés Cholula como una persona tranquila y dedicada a su trabajo.


No se le conoce que haya incursionado en la política y sólo se sabe que en las pasadas elecciones apoyó al panista Leoncio Paisano Arias.


Este medio buscó durante dos días una entrevista con el empresario, sin embargo, se escondió para evitar aclarar por qué su hijo menor de edad y sin personalidad jurídica compró un terreno al candidato panista.


Según el Registro Público de la Propiedad, Enrique Cárdenas Sánchez es propietario de un terreno de 180 metros cuadrados, muy cerca de la pirámide de Cholula. Según los documentos que dio a conocer MTP Noticias el viernes pasado, el académico y su esposa adquirieron esta propiedad, ubicada en la calle 2 Sur 713, en 90 mil pesos en 2003 a Antonio Zerón Ramos.


Cárdenas Sánchez no incluyó esta propiedad en su declaración #3de3, por lo que, según el reto lanzado en el marco del debate organizado por el INE, el candidato debe renunciar a la candidatura.


El académico se justifica afirmando que el terreno ya no es suyo, que ya lo vendió, pese a lo que indica el Registro Público de la Propiedad y como prueba, el lunes cargó a su página de internet algunos documentos que, en vez de ayudarlo, sólo lo hunden más, pues hacen más oscura la operación.


Cárdenas mostró dos documentos: un contrato de promesa de compraventa y una relación de pagos, porque vendió el terreno de 180 metros cuadrados a un niño de 11 años de edad llamado Diego Zenteno Bravo, menor sin capacidad jurídica, de acuerdo con el Código Civil.


El contrato privado, por cierto, no tiene ninguna validez en materia de traslación de bienes inmuebles.


Entonces, el contrato de promesa de compraventa es ilegal: en esos términos, ningún notario lo va a protocolizar. En estricto derecho, Cárdenas sigue siendo el dueño del terreno, por lo tanto, mintió en su declaración #3de3.

archivo historico