Sábado, 17 de Agosto del 2019

La última de Mendívil: compra franquicia de Cd Juárez y la llama ‘Ángeles de Puebla’

Miércoles, 12 Junio 2019 01:26
La última de Mendívil: compra franquicia de Cd Juárez y la llama ‘Ángeles de Puebla’

Adquiere otro “Lobos” de cuya transacción desconoce Esparza. Este día la Liga MX dará el aval para que el nuevo equipo de Mendívil pueda jugar la siguiente temporada, o en su caso podrá participar hasta la siguiente

Jesús Hernández

@JessHernndez19



 


El empresario Mario Mendívil hizo su última jugada a la BUAP: compró la franquicia de la Liga de Ascenso ‘Ciudad Juárez’ para que juegue en el Estadio Cuauhtémoc y cambiar el nombre a Ángeles de Puebla.


Este día la Liga MX dará el aval para que el nuevo equipo de Mendívil pueda jugar la siguiente temporada, o en su caso podrá participar hasta la siguiente, Apertura 2019.


El empresario poblano, sin embargo, declaró a CAMBIO que esperaba continuar de la mano con la máxima casa de estudios del estado, aunque no aclaró si Manuel Lapuente seguiría en el proyecto del nuevo conjunto ni tampoco dio detalles del futuro del equipo en caso de no llegar a un acuerdo con la BUAP.


Sin embargo, Alfonso Esparza, rector de la BUAP, declaró que desconocía la compra del ‘nuevo Lobos’: “no, no tuvimos ninguna comunicación al respecto ni ninguna oferta. Ni menos una negociación de tener esa posibilidad”.


Desencuentros con la BUAP


El 23 de mayo del 2018 se anunció con ‘bombo y platillo’ que Mario Mendívil, empresario poblano de la construcción, había adquirido el control de Lobos BUAP, el cual había dejado de pertenecer a la universidad, con la finalidad de abonar los 120 millones de pesos que harían permanecer al equipo en Primera División.


Sin embargo, con el pasar de los meses la relación entre Mendívil Blanco y la cúpula universitaria se desgastó, tanto que el presidente lobezno y sus socios presentaron una demanda contra el club, pues Alfonso Esparza y su hija Luza no les habían entregado el control del equipo.


El desencuentro llegó a tal punto que tanto jugadores como cuerpo técnico estuvieron dos meses sin cobrar su sueldo y se negaron a entrenar durante la pretemporada del Clausura hasta que les pagaran lo que les adeudaban.


Asimismo, fuentes informaron a CAMBIO que la dirigencia encabezada por Mario Mendívil y Juan Carlos Bozikián nunca estuvo de acuerdo en contratar a Francisco Palencia y Manuel Lapuente como entrenador y director deportivo, respectivamente, sino que se habrían decantado por Gabriel Caballero, quien sería finalmente el elegido para conducir el destino de los Bravos de Juárez en Primera División.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico