Jueves, 20 de Febrero del 2020
Martes, 17 Diciembre 2019 02:24

¿Por qué el sistema contra Emiliano Zapata?

¿Por qué el sistema contra Emiliano Zapata? Escrito Por :   Silvino Vergara

“Quiero morir siendo esclavo de los principios,no de los hombres” Emiliano Zapata


 

¿Cuál será el criterio para que alguien pueda exponer una pintura en el Palacio de Bellas Artes? ¿Cuáles son los méritos artísticos que deben de cumplirse para aparecer un artista con una obra en el Palacio de Bellas Artes? ¿Por qué Emiliano Zapata no es de los héroes símbolos de la denominada Cuarta Transformación? ¿Por qué hay que vituperar a Emiliano Zapata en esta administración pública? Son de las primeras preguntas que se pueden hacer de lo que se ha sucedido desde que tomó posesión la administración pública actual, pues es evidente que no se había desacreditado tanto a un héroe de la nación como ha sucedido actualmente con Emiliano Zapata.

 

Basta recordar que en los tiempos del presidente Salinas de Gortari se formuló toda una historia monumental para desprestigiar a los niños héroes de Chapultepec al grado de que se consideró que no había la evidencia de su existencia, todo ese esfuerzo debido a que se estaba por firmar el TLCAN y desde luego que no podía firmarse con un país que en México causó un infanticidio con esos estudiantes de la escuela militar mexicana.

 

Y así sucedió con otros héroes como es el caso del pípila que se sostuvo que no existió, o bien, en los tiempos de la administración pública de Vicente Fox apareció un supuesto historiador que sostuvo que Benito Juárez le perdonó la vida a Maximiliano. Pero nadie se había atrevido a burlarse con pseudopinturas en el palacio más emblemático de las bellas artes de algún héroe mexicano como ha sucedido en esta administración pública con Emiliano Zapata.

 

Al inicio del actual Gobierno federal se puso en los medios el logo de los héroes de la historia de México que son exaltados por esta administración pública. Aparecen, por tanto, José María Morelos y Pavón, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Francisco I Madero y Lázaro Cárdenas, pero resulta sorprendentemente ausente Emiliano Zapata, como si sus logros, victorias y batallas estén en segundo término en la historia mexicana.

 

Desde luego que no puede aparecer Emiliano Zapata en la misma imagen con Francisco I Madero porque se sublevo contra él, atendiendo a que llegando a la presidencia de la república Francisco I Madero no cumplió con los lineamientos del Plan de San Luís, que entre ellos era recuperar las tierras de las comunidades que habían sido usurpadas por las haciendas, por ello es que se proclamó el Plan de Ayala, como reacción al incumplimiento de la palabra del presidente de esos tiempos sobre los cambios que debía de implementar en el campo mexicano.

 

Debido a esta ausencia de la imagen de Zapata por este Gobierno federal que esta iniciando su segundo año, para purgar ese garrafal error consideró conveniente determinar este año, como el año de Emiliano Zapata debido a que cumple un centenario el asesinato del héroe de la revolución, que entre otras cosas, pudo implementar un gobierno en Morelos y en algunas de las poblaciones del Estado de Puebla al que se le denominó como: “la comuna de Morelos”, pero que la historia oficial se ha encargado de ocultar, porque fue un gobierno basado en el pueblo, en sus propias decisiones y necesidades.

 

Sin embargo, todo parece que Emiliano Zapata no es del agrado de la administración pública federal actual, no cabe dentro de la imagen de cambio que pretende poner de relieve el gobierno actual, pues en primer lugar, porque lejos de que se estén implementando las políticas públicas para proteger al campo mexicano y sobre todo a los campesinos, se esta haciendo lo contrario, han desparecido muchos de los apoyos económicos, subsidios y estímulos fiscales con que contaba el sector campesino, por ello es que se les ha dejado en muchas de las ocasiones a su suerte y el nuevo tratado de libre comercio que es inminente su firma con Estados Unidos de América y Canadá es una loza mas al campo mexicano.

 

Además, la organización más emblemática en el país de pensamiento de izquierda cuenta con el nombre de Emiliano Zapata, esto es el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y que está en contra del actual gobierno, basta con recordar que es de las fuerzas opositoras al proyecto del denominado “tren maya”. Además, el manifiesto que puso a los medios de comunicación respecto al actual gobierno es un ejemplo claro que no está de acuerdo con el mismo al sostener: “No, nosotras, nosotros, zapatistas, NO nos sumamos a la campaña por el bien de todos, primero los huesos. Podrán cambiar el capataz, los mayordomos y caporales, pero el finquero sigue siendo el mismo”.

 

Es evidente que Emiliano Zapata sigue siendo incómodo para cualquier gobierno, por ello es que no puede sumarse la nueva administración pública a los pensamientos del general del ejército libertador del sur, pero de simplemente ignorarlo a lo que ha sucedido actualmente que es burlarse de la figura de ese personaje, usando a un “pintorcito” de tercera categoría mundialmente desconocido y que por ello no vale la pena ni nombrarlo, todo da a entender que la figura de Emiliano Zapata es un enemigo del propio sistema.

 

Por menos, en algún otro país se hubiera puesto en tela de juicio a los responsables de ese espectáculo tan denigrante para la nación, ya estaría en la mesa de las responsabilidades el director del palacio de bellas artes o bien, del Instituto Nacional de Bellas Artes, del propio titular de la Secretaría de Cultura, que pareciera que están para dividir, y no para divulgar la cultura nacional.

comments powered by Disqus

archivo historico