Lunes, 21 de Octubre del 2019
Jueves, 14 Marzo 2019 03:10

Sobre el debilitamiento de la clase política poblana

Sobre el debilitamiento de la clase política poblana Escrito Por :   Javier Arellano Ramí­rez

Lo que estamos presenciando es una escena dantesca. Son los protagonistas y los partidos políticos bajando en espiral por los círculos del infierno descritos por Alighieri.


 

El primero en derrumbarse fue el PAN; otrora feudo morenovallista al perder a su líder quedó sin rumbo, sin brújula y hasta el valor perdió. Fueron abatidos en las negociaciones para elegir al gobernador interino. Sus figuras propuestas Jesús Rodríguez Almeida y Gerardo Islas Maldonado no caminaron más allá de unos metros. Al perder el control del gobierno estatal la clase panista se colapsó y hundió en un foso. Y tal parece que prefieren seguir ahí antes que pelear.

 

El verdadero verdugo del morenovallismo se llama Marko Cortés, quien con todo dolo y premeditación impone un candidato que es la representación misma de la debilidad y la tibieza.

 

Hace meses cuando Enrique Cárdenas Sánchez fue mencionado como probable candidato de Morena, había voces dentro del ‘círculo rojo’ que apuntaban: ‘Es un tsunami… está causando conmoción…’

 

Hay que decirlo, en ese momento el economista aún conservaba respetabilidad. Pero luego de sus berrinches en contra de López Obrador; de sus arrebatos viscerales contra el matrimonio Moreno Valle–Hidalgo; luego de su fallido intento como aspirante independiente y sus ‘sesudas tesis’ contra la ‘partidocracia’, el personaje perdió todo lo que tenía.

 

El hecho de que ahora aparezca como candidato de una coalición de membretes sólo lo hace ver como un sujeto incongruente y oportunista.

 

Lo que queda del morenovallismo fácilmente pudo desbarrancar a Cárdenas interponiendo el recurso de rigor ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pero se les acabó la fuerza de la mano izquierda. Ya no pueden tirar ni a un candidato de ‘sololoy’ como ese.

 

¿Por qué razón el panismo local no puede enfrentar la arrogancia de Marko Cortés? Por el simple y llano motivo de que son una clase aldeana, no tienen la habilidad, ni el oficio y mucho menos el arrojo de su finado líder. Claramente queda demostrado que sin él son nada.  

 

En el PRI el escenario es igualmente lastimoso. Aquella ‘nomenklatura’, los grupos del tricolor poblano que en algún tiempo tuvieron reconocimiento nacional por su equilibrio y disciplina hoy están convertidos en una caricatura.

 

La señora Claudia Ruiz Massieu, al igual que Marko Cortés, no tomó parecer y mucho menos opinión a sus huestes locales. Simplemente les dijeron: ‘Ahí les va… éste es su candidato y hagan lo que quieran… ya sabemos que nada pueden hacer’.

 

Es el mismo escenario, semejante grosería, idéntica prepotencia, en dos frentes distintos. Un manotazo desde el CEN y todos ‘trinaron’. Pero del pataleo no pasan.  

 

El PRI poblano no tiene la estatura para enfrentar a Ruiz Massieu de frente. Y tal parece que ya ni siquiera tienen ganas de pelear. Podrían lanzar un desplegado en diarios nacionales para expresar su indignación por la ofensa, pero ya no quieren gastar. Simplemente dan por perdida la batalla.

 

Esta degradación política llevará al PAN y al PRI a un retroceso de lustros. Es muy poco probable que se recuperen en un sexenio. A nivel nacional es difícil que esos dos partidos se recompongan y con esos ‘líderes’ menos.

 

Ante este panorama –repetimos- dantesco, el candidato de Morena nuevamente irá montado sobre la amplia aprobación social que tiene el presidente López Obrador. Será una campaña de trámite.

 

Y como ya explicamos en una entrega anterior la señora Yeidckol Polevnsky no se va a brincar las trancas; sólo expresa en público lo que en privado le permite el jefe máximo de su partido.

 

Miguel Barbosa Huerta es un jugador profesional. Se seguirá conduciendo con la misma bandera de ‘la reconciliación’. Pero si en algo se parece la política a la mafia es que no perdona a los traidores; a aquellos que comieron de su mano y después le dieron una puñalada por la espalda.

 

Por supuesto que en ‘su íntima intimidad’ Barbosa tiene una lista de traidores a los que a su debido momento pasará revista.  Y no lo olvide esa lista comienza con el nombre de Claudia Rivera Vivanco.

 

Al tiempo.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico