Lunes, 23 de Septiembre del 2019
Martes, 02 Julio 2019 02:01

Crónicas de Terror Texmeluquense, Parte III: Norma Layón, el escondite.

Crónicas de Terror Texmeluquense, Parte III: Norma Layón, el escondite. Escrito Por :   Alexis Da Costa

Estar 5 horas sentado en un restaurante podría ser un lujo para algunos, algo aburrido para otros, pero un verdadero martirio si eres la Alcaldesa y debes encerrarte por miedo a encarar a una multitud de manifestantes.


 

La pintoresca escena propia de un muralista político contemporáneo, ocurrió éste miércoles 26 de junio en San Martín Texmelucan.

 

Todo inicio con una rueda de prensa del ex Director del Sistema Operador de Agua Potable de Texmelucan, Raymundo Martínez, quien tachó de falsas las acusaciones vertidas en su contra por la presidenta municipal, además acusó de ser perseguido por cuestiones políticas propias de la edil.

 

Los asistentes a esta rueda de prensa al terminar decidieron ir a las oficinas del H. Ayuntamiento para alzar la voz y pedir que no se apruebe el decreto que modifica al organismo, salieron juntos y empezaron los gritos.

 

—¡Fuera Norma! —se escuchaba.

 

—El agua no se vende.

 

—Renuncia Layón

 

Fueron los gritos más concurridos de los manifestantes, quienes al llegar a la avenida principal de Texmelucan se detuvieron un momento.

 

—La presidenta esta en un restaurante —se escucho un grito entre la multitud.

 

—Vamos a verla allá —Respondieron en unísono.

 

Los manifestantes se dirigieron al restaurante que se encuentra frente a la antigua presidencia municipal; se pusieron de frente al balcón del lugar, pararon el tráfico y volvieron a gritar.

 

—Que salga Norma.

 

—Escucha a tus ciudadanos.

 

—No queremos el corredor.

 

Cada grito se convertía en una piedra en el hígado de la alcaldesa municipal, quien prefirió no asomarse y mucho menos salir del lugar.

 

—Vamos a subir a verte —grito la multitud.

 

Un escolta de la presidenta cerró la única puerta de acceso tras la sentencia gritada.

 

Fueron largas horas, los manifestantes pusieron una salita lounge y una mesa para esperar, a la vez que solicitaban un cabildo en el que se echara abajo la polémica obra del Corredor Gastronómico y se desistieran del Decreto respectivo a SOSAPATEX. La respuesta fue nula.

 

El contingente de manifestantes fue cediendo a las inclemencias del sol y empezó a alejarse del sitio, sin embargo, pobladores de las juntas auxiliares de Texmelucan empezaron a arribar, el martirio comenzó de nuevo en forma de gritos de protesta.

 

Lo que sucedía al interior de aquel restaurante aún es incierto, algunos dicen que intento brincarse por la azotea (existen algunas fotos) otros dicen que se jalaba los cabellos en espera de la respuesta de Gobernación que no llegaba; la realidad pocos la saben.

 

Elementos de la policía estatal, policía municipal, abastos del Ayuntamiento y el personal de Fomento Económico, comenzaron a aglutinarse en el sitio, a la espera de una oportunidad de rescatar a Norma Layón, un rescate de sus propios ciudadanos, esos inconformes con los malos manejos de esta administración. Un rescate fabuloso que los pusiera en la mira de un ascenso.

 

Pasadas las 15 horas Norma Layón, se atrevió a salir de su encierro voluntario, lo hizo sin pena ni gloria, quizá aborreciendo el día en que decidió regresar a su pueblo natal, o quizá más motivada para realizar nuevas obras. Solo Dios sabrá.

 

Versiones hay muchas, unos dicen que ya denunció a los ciudadanos por privación ilegal de la libertad, otros dicen que han sufrido amenazas, algunos otros la miran como todopoderosa e inmune al mes maldito... esté el mes más desgastante de su vida política.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico