Lunes, 23 de Septiembre del 2019
Martes, 20 Agosto 2019 00:26

Perfil bajo

Perfil bajo Escrito Por :   Irma Sánchez

Mientras el gobernador Barbosa compra las mil patrullas e incorpora a nuevos elementos para reforzar la seguridad de los poblanos, según lo anunció en su primer día de mandato, los poblanos aterrados a convertirse en estadística de la delincuencia e inseguridad, de acuerdo con sus posibilidades  se organizan para sumar esfuerzos y prevenir los robos y asaltos.


 

Así, desde los conjuntos habitacionales, las colonias, los fraccionamientos, se ponen de acuerdo en diversas formas. Unos mandan a maquilar lonas notificando que están organizados y se cuidan con el programa ‘Vecino Vigilante’.

 

Otros se enrejan, suben bardas, instalan cámaras de seguridad, concertinas y electrifican bardas, unos más contratan por su cuenta elementos de seguridad. Mientras otros concentran detrás de la puerta palos y varillas para enfrentar a los delincuentes.  Pero aun así, los maloras continúan haciendo de las suyas.

 

Poblanos con mejores posibilidades como los notarios, de plano ya recurrieron a la contratación de asesores profesionales con los que se encerraron medio día para hacer acopio de recomendaciones para prevenir y enfrentar un mal momento.

 

Los profesionales de la asesoría en seguridad trabajan en grupo interdisciplinario y dan especial importancia a la tecnología que hoy todos traen entre manos, a partir del tan dispensable teléfono celular.

 

Y es que este instrumento ya es vital en la vida de todos, aunque no todos saben aprovecharlo y otros abusan de sus múltiples funciones.

 

Es el caso de los que lo aprovechan para difundir los movimientos, fortalezas y debilidades en sus vidas. Práctica con la que se están presentando en charola de plata, en cheque en blanco a la delincuencia, la que a través de las redes se las ingenia para detectar a sus candidatos a víctimas; de manera que cuando los delincuentes van por su presa, ya saben lo que pueden obtener.

 

Los especialistas son muy precisos en sus recomendaciones: “Son tiempos para salir al mundo con un bajo perfil, sin ostentaciones”. Éstas hay que dejarlas para otro momento.

 

Por lo que cabe la pregunta, ¿harán caso? Sobre todo con sus hijos con los que se comunican con celulares de más de 25 mil pesos y a los que dan vehículos hasta de más de medio millón de pesos para asistir a sus centros educativos.

 

Lo importante hoy es ‘no excesos’ para no exponerse.

 

Ojalá lo entiendan los tigres y sus tigritos, mientras llegan los nuevos elementos y las mil patrullas.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico