Lunes, 16 de Diciembre del 2019
Martes, 03 Diciembre 2019 02:09

¡SÁLVESE QUIEN PUEDA!

¡SÁLVESE QUIEN PUEDA! Escrito Por :   Irma Sánchez

Apenas anunció el gobernador Miguel Barbosa la necesidad de someter a un adelgazamiento a su administración con un recorte de 12 mil empleados, los demonios se soltaron al interior de todas las dependencias.


 

La reacción es obligada cuando los trabajadores van al día y escuchan los pasos en la azotea. El temor a perder su puesto de trabajo de una quincena a otra siembra la zozobra y hasta el terrorismo que se apodera de empleados de todos los niveles desde abajo hasta arriba y también desde arriba hasta abajo.

 

Y en una semana todo cambió enfermizamente.

 

Las versiones en “radiopasillo” cambian cada hora, todos contra todos. Se rescatan viejas cuentas y afrentas ya superadas y olvidadas. Todos se ven con recelo y se escuchan las versiones más absurdas.

 

El nerviosismo de los jefes se vuelca sobre los subordinados y los subordinados velan armas listos para repeler cualquier atropello.

 

El gobernador ya explicó que se trata de una limpia que aplicará a lo largo de los 5 años que restan a su administración y que se irán los que no trabajan, los que tengan un historial de reportes sobre su trabajo, su entrega, su lealtad.

 

Pero aún con estas precisiones, el nerviosismo desató un ambiente de polarización que dificulta las tareas.

 

Se dejan correr versiones de que están canceladas las vacaciones decembrinas y hasta lo absurdo, que se trabajará en jornada normal todos los días que le restan al año.

 

Ojalá que esta crisis sirva para expiar culpas y reordenar el ambiente. Y porqué no, que el espíritu de las fiestas permita la reconciliación para cerrar filas y no dejar dudas en el desempeño de cada uno de los empleados que cuenta con la bendición de gozar de un empleo con un salario seguro.

 

Por las propias dificultades de la economía internacional queda claro que son días de sumar y multiplicar para los mexicanos. De parar trascendidos y afianzar compromisos, en lugar de abonar a la apresurada descomposición de la administración.

 

Lamentablemente el mismo ambiente se extiende a otros círculos de la actividad productiva. Se trata de una de las peores crisis que puede enfrentar un país que necesita sumar todo su recurso humano para enfrentar las tempestades que vienen de muy lejos y asechan al orden.Comencemos desde nuestro seno familiar a revertir las prácticas nocivas y tóxicas que le están  costando a México y a todos los mexicanos.

 

comments powered by Disqus

archivo historico