Domingo, 20 de Octubre del 2019
Jueves, 25 Abril 2019 01:47

La elección extraordinaria será la más vigilada de la historia

La elección extraordinaria será la más vigilada de la historia Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

            La elección extraordinaria de gobernador del estado, que se llevará a cabo el 2 de junio próximo, será la más vigilada, la más observada de la historia de la entidad, a juzgar por los preparativos que para ello realiza la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales en cuyo frente está el licenciado Agustín Ortiz Pinchetti y el gobernador interino licenciado Guillermo Pacheco Pulido.


 

           En su reunión del pasado martes anunciaron el inicio del predespliegue de policías ministeriales que contribuirán a garantizar la legalidad y dar confianza a la ciudadanía, de que el proceso será limpio y respetuoso de la voluntad popular.

 

            En esta primera etapa se realizarán actos de difusión y prevención de los delitos electorales. Se instalarán módulos en distintos puntos del estado, donde se informará a la población y se distribuirá material sobre los mecanismos de denuncia, si hay necesidad de hacerlos.

 

             Se realizarán reuniones de los funcionarios de los centros de comando y control, para acordar estrategias a fin de atender de la mejor forma las denuncias por posibles delitos electorales.

 

              También se capacita al personal del 911 para que puedan dar respuesta inmediata a quienes denuncien actos ilegales que se cometan en el proceso electoral, por vía telefónica.

 

               Los municipios y las colonias con mayor incidencia delictiva tendrán atención especial. Ahí es donde habrá mayor concentración de personal de vigilancia, atendiendo con mayor celeridad las denuncias ciudadanas.

 

               Desde los años 80 el partido Acción Nacional, fundado por el destacado intelectual Manuel Gómez Morín, ex rector de la UNAM y fundador del Banco de México, empezó a desdibujarse ideológicamente, al pasar a ser franquicia de los grupos empresariales enojados con el gobierno de José López Portillo, por la nacionalización de la banca.

 

                En esa época surgió la primera ola de neopanistas, que tuvo en Puebla, como sus figuras más destacadas a doña Ana Teresa Aranda Orozco y a don Francisco Fraile y García, que prácticamente quedaron al frente de ese partido en la entidad.

 

                 Aunque ellos no fueron militantes tradicionales, tenían muchas coincidencias con los militantes de ese partido y aunque algunos abandonaron las filas del blanquiazul, otros permanecieron y antes de que se iniciara la segunda etapa neopanista, quienes como doña Ana Teresa y don Francisco, podían considerarse como auténticos militantes del partido blanquiazul.

 

                La segunda etapa neopanista en el país fue la que se dio en tiempos de Vicente Fox. Entonces ese partido, que siempre fue perdedor en las elecciones, llegó a sumar dos millones de afiliados al finalizar el sexenio foxista.

 

                Calderón Hinojosa ganó la presidencia mediante maniobras en las que la “maestra” doña Elba Esther Gordillo tuvo gran participación y la militancia se mantuvo en números millonarios.

 

                Al finalizar el segunde sexenio panista, pero sobre todo, al anunciarse su derrota, el dirigente nacional don Gustavo Madero, ordenó una reafiliación al PAN para renovar el padrón de militantes y la sorpresa fue de que de los dos millones que tenía, sólo le quedaron poco menos de los necesarios para no perder su registro. Desde luego que no lo perdió, pero bajar de dos millones a sólo 200 mil o un poco más, significó una tragedia para ese partido.

 

              En Puebla la franquicia se vendió a quien fuera priista de toda la vida, Rafael Moreno Valle, pues necesitaba al PAN para ser candidato a gobernador, pues sabía de antemano que a través de su partido, el PRI, no alcanzaría la candidatura.

 

               El fallecido ex gobernante poblano ya era senador de la República por ese partido, de manera que no le fue muy difícil ser aceptado como el abanderado del PAN a la gubernatura estatal.

 

              Con el senador Moreno Valle se pasaron al PAN numerosos priistas, operadores electorales, ex dirigentes municipales, en fin, líderes regionales, que arroparon a quien había sido secretario de Finanzas del Estado y lo llevaron al triunfo con el apoyo también, de la “maestra” Elba Esther Gordillo.

 

               La nueva ola de neopanistas poblanos nunca dejó de ser priista en su comportamiento, era la cultura política que tenía, y no hizo ningún intento de ser panistas. Simplemente se pasó al partido conservador para obtener más ingresos económicos y avanzar en la ocupación de puestos políticos.

 

              Así las cosas. El PAN en Puebla dejó de serlo y el control de la estructura del partido y de la estructura del gobierno pasó a ser totalmente morenovallista, grupo que se amparaba en el registro del partido azul, eso sí.

 

             Como los neopanistas ya son tantos, que hasta nos parece que el dirigente nacional, don Marko Cortés, es de esa especie, nos surgió la idea de que un artículo escrito por don Pedro Gutiérrez en el diario 24 Horas bajo el título ‘Pinceladas sobre Manuel Gómez Morín’ fuera reproducido por los dirigentes poblanos del PAN, para distribuirlo, primero entre ellos mismos y luego entre quienes dicen que son militantes de ese partido, para que tengan una idea de quién fue fundador del PAN y uno de los grandes intelectuales del país del siglo XX.

 

                 Hay muchos que creen que el PAN se inicia con Maquío, el candidato surgido de la Coparmex, en la primera etapa del neopanismo y no Gómez Morín.

 

                Leyendo ese magnífico artículo de don Pedro Gutiérrez, a la mejor los neopanistas se animan a conocer más de su partido, sus luchas y sus grandes hombres, porque los tuvo, y avergonzándose de lo que ahora son, deciden superar esa etapa deshaciéndose de los mediocres que ahora son sus líderes.

 

comments powered by Disqus

archivo historico