Sábado, 19 de Octubre del 2019
Martes, 23 Julio 2019 02:32

Audiencias públicas semanarias, buena idea

Audiencias públicas semanarias, buena idea Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

El anuncio que el gobernador electo de Puebla, Luis Miguel Barbosa, hizo a través de un mensaje de Twitter de que todos los martes habrá audiencias del propio gobernador abiertas a todo el pueblo, es sin duda una buena idea que en un tiempo instituyó el gobernador Melquíades Morales Flores los miércoles de cada semana, pero que se suspendieron unos meses después de haberse instituido.


 

            A esa idea de apertura se ha agregado otra: la de que cada dos meses los funcionarios de las diversas dependencias de la entidad recorran las 25 regiones en que ha sido dividida la entidad para su mejor atención, para tratar abiertamente con autoridades municipales y público en general, los problemas que afectan a la provincia poblana para establecer la forma en que se les dará solución.

 

           La inclusión de las ciudades y pueblos del interior del estado, en esta práctica, es muy saludable, sobre todo después de un periodo en el que la provincia poblana fue ignorada, concentrando la atención y la inversión del gobierno estatal sólo en la capital del estado, algo que provocó descontento y hasta cierto resentimiento contra la ciudad capital de autoridades municipales y del pueblo que se sentía discriminado.

 

            Ese fue el gran reclamo que en muchos pueblos se hizo al entonces candidato a la mini-gubernatura, Antonio Gali Fayad, quien ofreció y cumplió invertir sólo el 30 por ciento del presupuesto en la capital y el 70 por ciento restante en la provincia.

 

             Es precisamente en las ciudades y pueblos del interior del estado donde se concentran las mayores necesidades, incluso de servicios básicos, y las que menor atención reciben, pues las obras que se realizan en ellos no son lucidoras políticamente para un gobierno, una práctica que debe terminar.

 

             El impulso a la pequeña y mediana agricultura, la creación de granjas familiares, el impulso a las artesanías e impulsar la creación de pequeñas y medianas empresas en las diferentes regiones de la entidad, es lo que sacará a los poblanos del atraso económico en que se encuentran, y para eso es necesario escuchar a sus habitantes y tratar de resolverles realmente sus problemas.

 

              Tener mil millones de pesos en caja, habiendo tantos problemas que resolver, pone en evidencia la razón del descontento que prevalece entre la población de la capital del estado contra su actual Ayuntamiento presidido por Claudia Rivera Vivanco y el nulo o deficiente plan de trabajo de la alcaldesa.

 

              Los baches enormes que han surgido en numerosas calles y avenidas siguen ahí, sin que a nadie se le ocurra atender el problema que molesta tanto a los automovilistas.

 

              Este tiempo de aguas ha iniciado con gran intensidad y si no se procede a mejorar las cosas, al final del periodo de lluvias habrá necesidad no de tapar baches, sino de reconstruir el pavimento de todas las calles y avenidas.

 

              Ojalá y esos trabajos se hagan en tiempo y forma, avisando a los automovilistas las calles que están en reparación y sacando a los agentes de tránsito para agilizar la circulación en donde ello sea necesario. Quién sabe por qué razón, durante los últimos seis años, los agentes de tránsito desaparecieron del panorama poblano, y de ahí que los embotellamientos en el centro y en calles y avenidas de gran circulación sean tan frecuentes.

 

              Los problemas que en su interior tienen desde hace algún tiempo los partidos políticos PRI, PAN, PRD, Verde y ahora Morena, se están complicando por el hecho de que en las campañas para renovar sus dirigencias nacionales, están empleando la guerra sucia que fue traída a México en el año 2000 por Vicente Fox y sus amigos, con el consentimiento y hasta el aplauso del PAN, partido que lo postuló para la presidencia de la República.

 

              Los ataques a base de insultos, descalificaciones, intromisión en vidas privadas, etcétera, han descompuesto la vida  política en México.

 

             Es una práctica usada en los Estados Unidos que no se utilizaba en México, la trajeron especialistas en la materia de nacionalidad española que fueron empleados por los panistas Fox y Calderón y que por sus “buenos” servicios fueron premiados otorgándoles la nacionalidad mexicana y elevadísimos sueldos, claro.

 

             Lo que parece increíble es que un partido de nueva creación que llegó al poder con muy elevada votación popular por la simpatía y perseverancia de su candidato presidencial, como Morena, tenga tantos pleitos internos que se hacen públicos, tantas descalificaciones entre diputados locales, presidentes municipales y ente los mismos miembros de los comités estatales y de la dirigencia nacional.

 

              Si continúan por ese camino, si no se deciden a establecer una línea ideológica común, si no hacen esfuerzos para crear su infraestructura a fin de organizarse como es debido, ya lo hemos dicho, perderán mucho de lo que ganaron.

 

              Parecen ignorar los comentarios populares que se hacen sobre ese partido. No los benefician en nada, por el contrario, demuestran la decepción que están provocando entre numerosos ciudadanos, incluso partidarios suyos. Hay que ponerse las pilas.   

 

            

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico