Lunes, 23 de Septiembre del 2019
Viernes, 23 Agosto 2019 02:02

Los problemas heredados

Los problemas heredados Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

         Todo parece indicar que el gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta, se propone trabajar concienzudamente por el desarrollo de Puebla, pero antes de eso, informar la herencia nefasta del sexenio panista 2010-2016 que dejó un endeudamiento superior a los 40 mil millones de pesos (el más grande en la historia de la entidad) y un derroche en obras innecesarias, sumamente costosas por las que la entidad está pagando una millonada cada mes, dinero que debería utilizarse para satisfacer las necesidades reales de la población, para dar un fuerte impulso al campo, a la pequeña y mediana empresa y para resolver los problemas que confrontan pueblos y ciudades del interior del estado, como agua potable, hospitales y centros de salud, escuelas, caminos y carreteras y sobre todo para combatir a la delincuencia organizada o desorganizada y brindar seguridad a la población.


 

          Para que usted tenga idea de los problemas que recibieron como herencia los gobiernos posteriores al movenovallismo, le diremos que mensualmente el gobierno estatal tiene que pagar 44 millones de pesos a quienes realizaron los trabajos de construcción del CIS y del Museo Internacional del Barroco, independientemente del elevado costo de su mantenimiento.

 

           Tiene que pagar también los gastos de peaje de altos directivos de la empresa automotriz Audi, establecida en San José Chiapa.

 

            Esa empresa provocó un gasto de 10 mil millones de pesos para la construcción del basamento de su estructura que cubrió el gobierno estatal con impuestos de todos los poblanos.

 

           Ahí mismo, construyó una supuesta ‘ciudad modelo’ para que en ella vivieran unas 30 mil personas y las que realmente la ocupan no llegan a mil. También fracasó rotundamente el parque industrial, donde según los cálculos alegres del gobierno de entonces se establecerían las empresas subsidiarias de Audi que serían unas 30 y la realidad es que por los elevados precios en que se les cotizó el terreno, casi todas, veintidós, se establecieron en el vecino estado de Tlaxcala, fronterizo en la zona, y sólo dos quedaron en Puebla.

 

            Los trabajadores, en su mayoría tlaxcaltecas, continúan viviendo en su estado, pues están muy cerca de la planta y muy pocos pasaron a vivir a Puebla.

 

            Los cinco municipios de la zona que comprende la planta automotriz y la zona industrial, así como la ‘ciudad modelo’, tienen que someterse a los dictados de un organismo anticonstitucional que decide todo, o sea,  los municipios perdieron su libertad y su autonomía y sus habitantes están inconformes y disgustados muy justamente.

 

          Y eso es sólo parte de los problemas que le dejaron al gobierno de Barbosa Huerta, que ha tenido que echarle ganas para recomponer todo el desastre político, económico y social que dejó ‘Rafa’, además de diez mil trabajadores del estado despedidos sin liquidación, sin ninguna de las prestaciones que por ley le correspondían y todo, se decía, para reducir el gasto corriente mientras el gasto ‘fino’ crecía exhorbitadamente.

 

          La diputada Nora Yessica Merino Escamilla, que llegó al Congreso local apoyada por el partido en liquidación Encuentro Social, es partidaria, contrario a lo que su partido propone, de la despenalización del aborto.

 

          Dice, y dice bien, que eso no logra disminuir el número de abortos que se practican en Puebla pero sí aumenta el riesgo para las mujeres pobres que tienen que recurrir a una ‘comadrona’ y no a un médico especializado por falta de recursos.

 

          Las mujeres de la clase media para arriba pueden fácilmente ir a la Ciudad de México, donde no hay penalización, e internarse en un sanatorio particular u oficial sin tener que arriesgar sus vidas como ocurre con las mujeres de escasos recursos económicos.

 

           La diputada Merino Escamilla es licenciada en Administración Pública y en Ciencias Políticas. Tiene vocación política y mucha afinidad con la ideología y al proyecto de Morena, partido del que se siente parte. El PES está por desaparecer y ella ya está gestionando su ingreso a Morena.

 

           Está casada, tiene un hijo, vive en el municipio de Puebla y anda muy activa por las colonias y juntas auxiliares. Considera que ha llegado el momento en el que las mujeres demuestren su importancia participando en la vida pública, viendo siempre por el bienestar de la sociedad, sobre todo de los grupos vulnerables.

 

          El diputado local del PRI, Javier Casique, quien fue hasta hace poco dirigente estatal de ese partido, fue llamado por el nuevo dirigente nacional, Alejandro Moreno, para ocupar el cargo de secretario de Acción Electoral, un cargo importante, pero en la situación en que el PRI se encuentra será una carga pesada para el legislador, que en la campaña de ‘Alito’ para llegar a la dirigencia nacional de su partido, fue un coordinador exitoso en los estados de Puebla y Morelos. Sinceramente le deseamos suerte.

 

           Nuestra colega Leticia García Polo fue electa el pasado lunes 19 del actual, presidenta de la Asociación de Escritoras y Periodistas de Puebla, en sustitución de Hilda Luisa Valdemar, quien terminó su periodo.

 

           Todas las ex dirigentes de esa Asociación le dieron su voto, incluso la presidenta fundadora, Blanca Lilia Ibarra, le hizo llegar su apoyo.

 

            La notaria pública 56, licenciada Hilda Torres Gómez, levantó el acta de rigor y ya sólo falta fijar la fecha en la que tomará oficialmente el cargo.

 

           Ocupa la oficina que la Asociación tiene en el edificio que utiliza el centro cultural del estado, antigua penitenciaría, en el Paseo Bravo. García Polo tiene licenciatura en Comunicación Social.

        

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico