Viernes, 13 de Diciembre del 2019
Jueves, 05 Septiembre 2019 03:02

Tepeaca, en los 499 años de su fundación

Tepeaca, en los 499 años de su fundación Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

               Casi desapercibido pasó el 499 Aniversario de la fundación de Tepeaca y de su erección como el segundo municipio de América (el primero fue Veracruz). Las autoridades municipales parecieron no estar enteradas de ese acontecimiento histórico, lo que puede ser un preámbulo de lo que ocurrirá el año próximo en que se cumplan los 500 años de dicha población.


 

                 El municipio de Tepeaca, que en sus inicios fue llamado por Hernán Cortés Segura de la Frontera, existió con autoridades municipales y toda la cosa, 22 años antes de la caída de la Gran Tenochtitlan.

 

                 Entre los edificios coloniales con que cuenta están el convento franciscano, una construcción de arquitectura religioso militar del mismo siglo XVI; la casa que habitó el Conquistador Hernán Cortés, y el Royo, una construcción en la plaza principal donde se afirma que amarraban a los nativos que merecían (al criterio de los gachupines) algún castigo.

 

                 Tepeaca tuvo durante mucho tiempo la plaza, “tianguis”, más grande de América Latina, con un intercambio comercial intenso que se llevaba a cabo cada semana entre los productores agrícolas y ganaderos de todas las regiones poblanas y de entidades del sur-sureste del país. Ese “tianguis” decayó cuando se pretendió crear una central de abastos para ordenar el comercio. Los comerciantes consideraron que el precio al que se pretendía venderles los locales era demasiado elevado y tomaron la decisión de trasladarse a poblaciones cercanas para poder seguir teniendo el intercambio comercial que ahí se realizaba.

 

              Los vendedores de frutas, verduras, comida, ganado, etcétera, se regaron por toda la zona, siendo mayormente beneficiados los pueblos de Huixcolotla y Tepexi de Rodríguez, que han tenido un crecimiento que nunca se hubieran imaginado.

 

               La actividad comercial de Tepeaca todavía existe pero muy disminuida, es decir, sigue comprándose y vendiéndose en esa población, pero no en los niveles de antes.

 

              El gasto millonario que se hizo en la construcción de la Central de Abastos se perdió. La construcción que nunca llegó a inaugurarse está casi en ruinas.

 

              Aunque usted no lo crea, la ciudad que cumplió ayer sus 499 años de edad tiene una escuela de Medicina reconocida por las autoridades educativas y es el asiento de decenas consultorios médicos y de instituciones hospitalarias privadas, a las que acuden los habitantes de toda la región y además recibe anualmente miles de visitantes devotos del “Niño Doctor”, una imagen del Niño Jesús vestido de bata blanca al que concurren los peregrinos durante la semana de festejos que se le dedica en busca de un milagro para aliviar sus males.

 

              Por todo eso y más, Tepeaca merece una fiesta grande para celebrar sus 500 años de existencia, pero deberá intervenir el Gobierno del Estado a través de su Secretaría de Cultura, pues las autoridades municipales, ahora en manos del Movimiento Ciudadano, parecen no tener idea de qué hacer.

 

                Cómo estarían las cosas ayer que un amigo nuestro, partidario y defensor de Hernán Cortés, como no hemos conocido otro y que desde hace semanas estuvo planeando un viaje a la histórica población para estar en el festejo de aniversario, que a la mera hora no fue porque no hubo nada interesante a qué ir.

 

                Las audiencias abiertas que semanariamente realizan el gobernador Barbosa Huerta y sus más altos funcionarios los días martes han sido un éxito. Y lo serán más si las demandas de los ciudadanos se atienden adecuadamente, si los funcionarios y las personas encargadas de atender a la gente se dan cuenta de la importancia de resolver los problemas o hablar con claridad si el problema no puede resolverse. Eso devolverá la confianza de la ciudadanía en la autoridad.

 

             Si Puebla está en el sexto lugar de ineficiencia de su Fiscalía se debe a que la gente no tuvo canales para expresar su descontento por el cierre, en tiempos del morenovallismo, de más de 600 agencias del Ministerio Público Auxiliares, que tuvo como consecuencia el aumento de la carga de trabajo de las ahora fiscalías distritales y el consecuente retraso de la impartición de justicia que debería ser pronto y  expedito.

 

             Ahora los habitantes de las juntas auxiliares tienen que viajar hasta las cabeceras de distrito, haciendo gastos que no pueden solventar y esperar para que algún día su caso reciba alguna atención, un tiempo totalmente impredecible.

 

              Bueno, en el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido se inició una reestructuración del sistema de trabajo de dicha dependencia, contratando personal para llevar a cabo los trabajos de investigación de los casos planteados y brindar la atención rápida y expedita que cada asunto requiere, pero el retraso acumulado fue enorme y tardará un tiempo para que las fiscalías y MP se pongan al corriente. Ya ha quedado claro que para descomponer las cosas en la administración pública sólo se necesita un pésimo gobernante, pero para recomponerlas se requiere de tiempo y muchas cosas más.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico