Martes, 22 de Octubre del 2019
Viernes, 13 Septiembre 2019 03:51

El 4 y 5 de octubre AMLO estará en Puebla

El 4 y 5 de octubre AMLO estará en Puebla Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

El gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, anunció que los días 4 y 5 de octubre el presidente Andrés Manuel López Obrador estará en Puebla: aquí llevará a cabo su reunión de Seguridad con los titulares de las dependencias involucradas en este tema y también en la ciudad capital llevará a cabo su conferencia de prensa mañanera.


 

Lugo se dirigirá a la región mixteca, donde visitará los hospitales IMSS Bienestar, de Chietla y Tepexi en la mixteca poblana, y el día 5 se dirigirá a las cabeceras de los municipios de Ixtepec y Zacapoaxtla para constatar los avances que se han tenido en esa zona de la Sierra Norte en la estrategia de salud implementada por el Gobierno federal para todo el país.

 

El miércoles 11 del mes actual, el jefe del Ejecutivo poblano se entrevistó en privado con el presidente de la República para informarle sobre su plan de seguridad para el estado, mismo que el presidente aprobó y ofreció su total respaldo.

 

Andrés Manuel López Obrador fue informado de los convenios que el gobernante poblano ha firmado con los gobernadores de Veracruz y Tlaxcala para coordinarse a fin de combatir la criminalidad en las zonas colindantes de Puebla con las entidades mencionadas.

 

Siempre hemos dicho en este espacio que muchos de los errores que nuestros gobernantes de todos los niveles cometen se deben a la falta de oficio político, a la falta de sensibilidad política y social, y los hechos nos dan la razón.

 

Ayer le comentamos sobre lo declarado por el líder nacional del Movimiento Nacional Antorchista, el ingeniero Aquiles Córdova Morán, quien anunció el próximo deslinde de su organización del Partido Revolucionario Institucional para convertir a su movimiento en partido político, y dijo algo sumamente importante: “El pueblo mexicano no necesita otro parásito más del presupuesto nacional. Eso no es lo que se necesita. Se necesita un partido distinto en muchos aspectos. Primero que nada, con verdadera raigambre popular; con un número suficiente de verdaderos líderes de carácter popular. No es fácil formar líderes y que además tengan una cultura y una educación política, económica, histórica, filosófica, sociológica más o menos consistente y relativamente profunda. No propiamente eruditos pero sí con una clara conciencia trabajada por el estudio, por la cultura, de manera que estén capacitados para gobernar y vacunados contra la corrupción, el mareo del poder. Eso lleva tiempo”.

 

El partido Morena, que todavía no acaba de consolidarse como partido político, debería tener en cuenta las palabras del dirigente antorchista, pues se trata de un líder que, se quiera o no, se acepte o no, ha dado muestras en los hechos de tener oficio, de tener sensibilidad política y social y gracias a eso ha podido sacar adelante a una organización que empezó siendo campesina y ahora ya tiene enclaves en varias ciudades del país, pese a que desde sus inicios ha tenido en contra a un amplio sector político del país, bien porque la califiquen de demagoga, de populista y hasta de violenta.

 

Morena está en el poder, en la máxima cumbre del poder, tiene base social bastante amplia (ningún presidente de la república ha llegado con el voto de más de 30 millones de mexicanos) pero carece de línea ideológica común, carece de líderes con oficio político, con sensibilidad social y política, carece de estructura y de organización y no está educando a sus miembros para ser líderes populares más o menos preparados para eso.

 

Hemos visto en Puebla que dos de sus diputados locales, que creyendo que los 30 millones de votos ganados por el presidente fueron ganados por ellos, se sintieron autorizados para hacer y deshacer a su antojo y al final fueron puestos en el lugar que merecían por sus mismos compañeros y sobre todo compañeras de partido. Poco faltó para que los expulsaran.

 

Y ahora estamos viendo que la presidenta municipal de Puebla capital, doña Claudia Rivera Vivanco, tiene que ser puesta en su sitio por el ex dirigente estatal de su partido y diputado local de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, por sus impolíticas declaraciones de pretender que donde haya baches en el pavimento, sean los propios vecinos los que los tapen.

 

Los ciudadanos siempre hemos pensado que nuestros impuestos “están trabajando”, pues en un tiempo la Secretaría de Hacienda nos decía eso como parte de su promoción.

 

En este país todos pagamos impuestos aunque sea a través del IVA y es justo que se nos brinden los servicios a que todo ciudadano tiene derecho.

 

Con el criterio de doña Claudia, los vecinos deben combatir la delincuencia organizada y desorganizada, pero delincuencia al fin; los vecinos deben defenderse de cualquier agresión; los vecinos deben poner a funcionar las decenas de plantas tratadoras de agua que están paradas; deben reparar las patrullas descompuestas o pagar las que hayan sido incendiadas por las turbas alentadas por el crimen organizado, y entonces, ¿para qué están las autoridades?

 

Doña Claudia no tiene antecedentes políticos conocidos. Dicen que en su partido se distinguió por su activismo pero eso no es suficiente; tampoco tiene, lo está demostrando, sensibilidad política y menos sensibilidad social.

 

El PAN presume de sus “candidatos ciudadanos” con lo que demuestra que en sus 80 años de edad no ha sido capaz de formar políticos profesionales, de carrera, para tener candidatos propios.

 

El PRI, que siempre presumió de su gente capaz y entrenada para la actividad política y administrativa, fue perdiendo esa cualidad por su tendencia a imponer candidatos “amigos” y “familiares” de los mandamases de ese partido.

 

Los partidos reciben millones de pesos mensualmente del poder público para el desarrollo de sus actividades pero parece que ese dinero es tirado a la basura y sólo sirve para aumentar las fortunas de los dueños o dirigentes partidistas.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico