Sábado, 14 de Diciembre del 2019
Jueves, 26 Septiembre 2019 02:20

Los cambios son evidentes

Los cambios son evidentes Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Los cambios que se están operando en el país y en el estado con los gobiernos federal y estatal de Morena son evidentes. Sólo no los ven quienes no quieren verlos, pero las críticas de que son objeto ambos gobiernos son signos de que los están sintiendo. Aquí podría aplicarse la quijotesca frase “Si los perros ladran, Sancho, es que caminamos”.


 

Desde el inicio de su gestión, Luis Miguel Barbosa, el gobernante poblano, inició las audiencias públicas y en meses en esas audiencias han sido atendidas más de 26 mil personas y los problemas que han expuesto ante el propio gobernador y altos funcionarios de su gobierno se han resuelto o están en camino de resolverse.

 

En el transcurso del último medio siglo sólo el gobernador priista Melquíades Morales Flores realizó este tipo de ejercicios con buenos resultados también pero por poco tiempo.

 

Ante la extendida inconformidad que existe entre la población por la pobreza que  ha ido creciendo cada año, ante la desconfianza de los ciudadanos hacia sus autoridades y las instituciones gubernamentales, ante el debilitamiento y abandono de sus ideales de los partidos políticos, ha surgido la violencia y consecuentemente la inseguridad y eso tiene temerosa, pero sobre todo indignada a la población de ciudades y pueblos del país y de la entidad.

 

Los gobiernos tenían necesidad forzosa de apacentar a las ovejas o sentarse a esperar un estallido violento, una revolución para llevar al poder a personas más sensibles, más preparadas políticamente para que las cosas cambiaran.

 

No por algo salieron a votar en el 2018 más de 30 millones de ciudadanos por el candidato que creyeron era el adecuado para enderezar las cosas, la votación más elevada en la historia democrática del país.

 

Las conferencias de prensa mañaneras en las que el presidente informa de todo, explica todo y todos le entienden y las audiencias públicas del gobernador poblano, en las que se prescinde de la burocracia y los ciudadanos son atendidos directamente por el jefe del Ejecutivo estatal o alguno de sus altos funcionarios, están logrando serenar los ánimos. Constituyen una catarsis para el pueblo muy necesaria para ir serenando al país.

 

El combate a la corrupción, que no era precisamente el cobro que algunos agentes de Tránsito hacían a los automovilistas o transportistas por alguna falta administrativa, sino los miles de millones de pesos que recibían altos y medianos funcionarios federales y estatales por negocios hechos con dinero público o por las exenciones de impuestos, por cientos o miles de millones que se hacían a grandes empresarios, por robos de combustible, por complicidades de los servidores públicos con delincuentes de cuello blanco, etcétera, también ha contribuido a aminorar el descontento popular.

 

Las críticas, el descontento de ahora es diferente. Es de políticos o personas que han sentido fuertes cambios en su vida personal porque ya no pueden abusar, porque ya se han dado cuenta que no son dueños del país o del estado, sino servidores públicos obligados a atender a los ciudadanos y a resolver los problemas que les planteen.

 

El proyecto de la derecha de “darle en la madre a la Cuarta Transformación” es un proyecto que está fuera de la realidad y que lo lanza uno de los peores presidentes que ha tenido el país. Por algo será que el apoyo popular a López Obrador sigue en niveles altos y que nadie, ni sus compañeros panistas, han dicho nada al respecto después del acto de celebración del 80 Aniversario de su partido.

 

Nos dicen que el ex funcionario encargado de atender el problema de los despedidos del gobierno estatal en los tiempos del morenovallismo, José Luis Ayala Corona, ha sido sujeto a proceso y por lo pronto se quedará preso durante unos meses mientras se decide su culpabilidad y se le sentencia.

 

El juez desechó las pruebas presentadas por la defensa y se acumulan cargos y acusaciones en su contra de abogados y personas agraviadas.

 

Enviamos un saludo afectuoso a nuestra colega Verónica Vélez Macuil, directora de Comunicación del Estado, quien fue designada por el gobernador Babosa Huerta como directora interina de Puebla Comunicaciones, la televisora del gobierno local.

 

Si usted es de los trabajadores con dinero en su cuenta Afore y no ha podido cobrarlo por todos los enredos que se hacían o todavía se hacen entre bancos y burocracia oficial, le anticipamos que tenemos pendiente una plática con el contador Armando Valerdi, experto en estos menesteres, para  que dé alguna luz que le permita hacer sus trámites con mayor efectividad.

 

El dinero es suyo y la institución que lo retuvo durante su actividad como trabajador o empleado tiene la obligación de entregárselo sin tanta faramalla. La otra semana le informaremos cómo. 

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico