Jueves, 21 de Noviembre del 2019
Martes, 22 Octubre 2019 02:22

De partido de masas a partido de causas; Alito

De partido de masas a partido de causas; Alito Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

El pasado fin de semana, como le informamos en este espacio, estuvo el dirigente nacional del PRI en Puebla, Alejandro Moreno Cárdenas, alias ‘Alito’. En la reunión que tuvo con varias decenas de priistas poblanos en el edificio del comité directivo estatal, habló de la necesidad de abrir el partido a todos los jóvenes que deseen participar en la vida pública de México.


 

Dijo que el Partido Revolucionario Institucional en Puebla y en todo el país debe estar abierto a todos los ciudadanos que quieran integrarse a la lucha por hacer de México un país con oportunidades de progreso para todos, un país de libertades en el que impere el respeto, la educación, la salud y el bienestar para todos.

 

El PRI debe volver a sus orígenes, señaló, y dejar de ser un partido de masas para convertirse en un partido de causas, es decir, debe ser el abanderado de las causas del pueblo.

 

El dirigente estatal del PRI, Lorenzo Rivera Sosa, por su parte, habló de la necesidad de que el PRI haga una alianza para presentar un frente fuerte en las elecciones del 2021. No se sabe si fue un buscapiés para sondear la opinión de sus huestes sobre una posible alianza con el PAN, el partido que históricamente ha sido principal adversario de los movimientos liberales del siglo XIX como Partido Conservador.

 

El PRI abanderó esos movimientos como Partido Liberal, es decir, los dos partidos históricos de este país, con posiciones que habían sido irreconciliables hasta el cardenismo, ante la aplastante derrota que sufrieron en las elecciones del 2018 andan coqueteando con una alianza que en los hechos, en las Cámaras de Senadores y Diputados, ya se da, pero que en este caso sería electoral para vencer a Morena, el nuevo partido que tiene en sus manos la mayor fuerza política del país, misma que puede perder por sus conflictos internos que parecen ser más graves de lo que se suponía, si se tiene en cuenta que han tenido que suspenderse 80 asambleas distritales en todo el país para elegir delegados y que en Puebla, de quince, tuvieron que suspenderse seis: Puebla, Ajalpan, Ciudad Serdán, Huauchinango, Teiutlán y Acatlán.

 

También habló, en términos parecidos, la secretaria general del Comité Estatal, Citlali.

 

Siguen fieles al Revolucionario Institucional Melquíades Morales Flores, Blanca Alcalá, Enrique Doger Guerrero, José Chedraui, Alberto Jiménez Merino y otros más de los destacados líderes tricolores.

 

A nivel nacional se le había dado un duro golpe al priismo al renunciar su dirigente nacional para anunciar que el sector popular del PRI, agrupado bajo las siglas CNOP, se convertiría en un partido político.

 

Bajo el cobijo de la CNOP prosperaron y se hicieron fuertes políticamente organizaciones como el Sindicato de Burócratas federales, las agrupaciones sindicales de los estados; las del IMSS y el ISSSTE, agrupaciones de profesionales, de colonos, de locatarios de los mercados, etcétera.

 

El sector popular priista fue el más activo, el más dinámico de los pilares de ese partido.

 

De él, del sector popular, salían los principales candidatos a diputados, a senadores, a gobernadores, a presidentes municipales, a diputados locales, a regidores a todo.

 

Los sectores obrero y campesino tenían también posesiones aseguradas, pero en mucho menos  cantidad que el sector popular.

 

|           Dicho sector empezó a destruirse por decisión del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, cuya pretensión era destruir al PRI para formar el Partido Solidaridad que sería de su propiedad, como el PANAL lo fue de la maestra Elba Esther Gordillo, como el Movimiento Ciudadano lo es de Dante Delgado, como el Verde es de una familia González o Martínez, el PT de un señor Anaya, y así por el estilo.

 

El primer paso fue cambiarle el nombre: de las siglas CNOP (confederación de organizaciones populares) se le puso UNE y nadie logró saber qué significado tenía o pretendía tener y los canopistas con ese solo hecho empezaron a perder el rumbo hasta que la CNOP quedó prácticamente destruida.

 

Por las dirigencias cenopistas han desfilado numerosos personajes, tanto a nivel nacional como local y ninguno ha logrado regresar a la vida a la en otros tiempos, gloriosa CNOP.

 

                Sin embargo, los grandes priistas de la época de oro a nivel local siguen siendo de ese sector, o por lo menos constituyen el grupo mayoritario: los ex presidentes municipales Guillermo Pacheco Pulido, Miguel Quirós, Marco Antonio Rojas, Enrique Doger, Blanca Alcalá, Mario Marín Torres y todos los anteriores a ellos.

 

                 ¿El PRI ya daría por muerto a su sector popular después del mazazo que le dio la semana pasada su por casi una década dirigente nacional? Porqué el presidente nacional del partido, Alito, no lo mencionó cuando convocó a los priistas poblanos para superar sus diferencias y unirse para reconstruir al PRI. Dijo: contamos con los sectores obrero y campesino... y ya no dijo popular.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico