Martes, 15 de Octubre del 2019
Miércoles, 06 Febrero 2019 03:23

Izúcar de Matamoros, cuna del Ejército Mexicano

Izúcar de Matamoros, cuna del Ejército Mexicano Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

El presidente municipal de Izúcar de Matamoros, doctor en Ciencias de la Educación, Melitón Lozano Pérez, anunció ayer ante un grupo de columnistas, que iniciará la promoción de la ciudad que es cabecera del municipio que gobierna, como cuna del Ejército Mexicano.


 

              Y es que en el año de 1812, unas semanas después de que don Mariano Matamoros, cura de Jantetelco, hoy estado de Morelos, se presentara ante el caudillo insurgente don José María Morelos, en diciembre de 1811 en el Templo-convento de Santo Domingo, donde Morelos había establecido su cuartel general, don Mariano había recibido la orden de conformar un batallón de jóvenes, que debían estar uniformados, equipados y con disciplina militar, es decir, que se iniciara la conformación de un ejército para tener un mayor éxito en la lucha por la Independencia y libertad de nuestra patria.

 

               Se abrió la oficina de reclutamiento en lo que es el Portal Hidalgo, hoy palacio municipal, destruido por el terremoto de septiembre del 2017 y llegaron de todos los rumbos del país poco más de dos mil jóvenes mestizos, un buen número de ellos estudiaban en diversos seminarios católicos y habían colgado los hábitos.

 

              Mariano Matamoros inició su ardua labor y así surgió un regimiento bien uniformado, bien entrenado y bien disciplinado, al grado que muchos grupos de la sociedad civil de aquella época llegaron a felicitar a los jefes de la insurgencia por el buen comportamiento de los nuevos soldados.

 

               El regimiento de Matamoros, como muchos  lo llamaron, ya estaba listo y con ganas de participar en una batalla contra el enemigo, el ejército realista, cuando se supo de la llegada de un batallón del ejército español en Veracruz.

 

                Los nuevos soldados mexicanos fueron enviados para cerrarles el paso a la altura de los llanos de Tecamachalco.

 

                 Fue una batalla gloriosa, en la que muchos, de uno y otro bando perdieron la vida.

 

                Al final, el balance fue favorable para los nóveles soldados mexicanos. En total fueron más de 400 muertos, el mayor número de fallecidos estuvo en el bando realista, el menor del lado mexicano.

 

                 Los jóvenes soldados de México obtuvieron armas y bastimentos e hicieron a muchos oficiales y tropa, prisioneros.

 

                 El propio Mariano Matamoros ordenó el sepelio de todos los muertos, sin distinción, en el templo colonial de Quecholac, donde se abrieron grandes zanjas como sepulturas.

 

               Esas zanjas debilitaron la estructura y pasado algunos años se vinieron abajo los techos y la cúpula. A un lado de ese templo, que era la sede parroquial, se construyó otro que hoy sirve para esos fines. El templo colonial sigue ahí, derruido, guardando en sus entrañas las más de 400 osamentas de los primeros soldados mexicanos y de los bien entrenados soldados realistas llegados de España, para convencerse de que la Independencia de México, iba en serio.

 

               El presidente municipal de Izúcar, don Melitón Lozano Pérez, también nos platicó de un problema jurídico que existe entre las actuales autoridades municipales, que son de Morena y las del periodo anterior que fueron de la coalición PAN, PRD, MC.

 

               El primero de febrero de este año la sindicatura presentó una denuncia por usurpación de funciones, ejercicio indebido y robo, contra Eusebio Ernesto Muñoz Vargas, probando con documentos que dicho personaje estuvo fungiendo como juez municipal, durante un año nueve meses, sin tener el nombramiento correspondiente.

 

                Los jueces municipales son un órgano jurisdiccional para atender asuntos menores, con el fin de reducir la carga de trabajo de los juzgados que funcionan en las cabeceras distritales.

 

                 La designación de estos jueces debe hacerla por el Consejo de la Judicatura, que es a quien el Cabildo envía una terna para que escoja el mejor perfil. Esto no se hizo y el juez mencionado ejerció sin nombramiento y se cometieron muchos abusos.

 

                Pero eso no es todo. Al rendir su informe por los primeros 100 días de gobierno, el ayuntamiento morenista de Melitón Lozano, encontró muchas anomalías y como las autoridades salientes no han atendido el llamado que se les ha hecho para que acudan a hacer las aclaraciones pertinentes, pues también serán denunciadas.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico