Lunes, 06 de Abril del 2020
Martes, 26 Noviembre 2019 01:58

El PRI opina sobre manejo de presupuesto

El PRI opina sobre manejo de presupuesto Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Contrariamente a lo que viene haciendo su casi aliado, el PAN, la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional, que preside Lorenzo Rivera Sosa, emite una opinión sensata, responsable, sobre el manejo que espera que haga la actual administración morenista del dinero que le ha asignado la Federación para este año y que asciende a más de 95 mil millones de pesos, con un incremento porcentual del 3.57 por ciento del año que está por terminar.


 

El mismo PRI señala que Puebla es el estado que ocupa el sexto lugar, entre las 32 entidades del país, con mayor aportación del Gobierno federal y eso mismo obliga a las autoridades locales a manejar con responsabilidad esos recursos para distribuirlos en forma tal que garantice el desarrollo sostenible para las familias poblanas.

 

De su adecuada distribución dependerá el éxito de la actual gestión administrativa estatal.

 

No habrá pretexto para no atender debidamente la realización de obras de infraestructura prioritarias, para reforzar programas sociales, detonar el campo, atender adecuadamente los programas para resolver los problemas de salud; fortalecer el trabajo para garantizar la seguridad y combatir a la delincuencia.

 

Propone que se destinen 10 mil millones de pesos a los programas de Bienestar Social.

 

Nos preocupa, dice la dirigencia del PRI, que Morena  no cumpla su ofrecimiento de campaña, de no crear nuevos impuestos y no incrementar las tasas impositivas vigentes y que ya en el gobierno, incremente el Impuesto Sobre la Nómina, del 2.5 al tres por ciento dicho impuesto, que afecta al sector patronal, algo que el PRI ha venido criticando desde hace varias administraciones.

 

También preocupa, dice el partido tricolor, que se incremente al tres por ciento el impuesto al hospedaje y que no se tenga contemplado un incremento a la promoción turística de Puebla, que desde hace tiempo han estado demandando hoteleros y restauranteros poblanos.

 

Críticas y propuestas responsables, bien manejadas, de los partidos políticos de oposición como la que ahora hace el PRI poblano, es lo que se necesita para darle seriedad y credibilidad a la política en general, cuyo prestigio está por los suelos.

 

Con actitudes como las que adoptan los panistas de lanzarse al ataque a lo loco sin reflexionar en nada, creyendo erróneamente que el ataque constante es o debe ser el objetivo de la oposición, lo único que logra es desprestigiar  la actividad política, causar decepción en los electores que ahora más que nunca están espantados de las cantidades millonarias que los partidos reciben como prerrogativas de los gobiernos federal y locales y de las cantidades multimillonarias que se gasta un aparato electoral que no garantiza plenamente resultados claros, transparentes, creíbles, en los procesos electorales, como en el caso de la primera elección de gobernador para este sexenio en Puebla.

 

Los partidos y los políticos en general están tan desprestigiados en nuestro país que ponen en riesgo el sistema partidista de nuestra democracia, pues la realidad es que priva la desconfianza la falta de credibilidad.

 

Y han sido los mismos políticos de todos los partidos los que nos han llevado a esta situación.

 

Ahora mismo, según una encuesta realizada por el diario El Universal, de la ciudad de México, se nota claramente esa desconfianza, esa falta de credibilidad.

 

A la pregunta: ¿Si hoy fueran las elecciones para elegir presidente de México, por cual partido votaría? El 36.3 por ciento respondió que por Morena. Pero la baja en el porcentaje que ha venido teniendo ese partido desde diciembre del 2018 a la fecha no ha contribuido en nada a mejorar el porcentaje de los tres partidos más importantes que le siguen al partido en el poder.  Por el PAN se pronunció sólo el 7.2 por ciento; por el PRI, el 6.7 por ciento; y por el PRD, el 2.3 por ciento. Es decir, están reprobados.

 

La baja de Morena, en la percepción popular, se debe en gran parte, por lo menos es lo que hemos percibido en Puebla, al comportamiento de los dirigentes, diputados y autoridades locales de ese partido y a que todavía el Movimiento de Reconstrucción Nacional no se ha decidido a ser un verdadero partido, pues carece de una línea ideológica común, de estructura, de organización y lógicamente de disciplina.

 

Pero los otros partidos están peor. La baja de prestigio del partido en el poder no ha hecho crecer en nada, las simpatías o la confianza, en las otras organizaciones políticas.

 

comments powered by Disqus

archivo historico