Jueves, 02 de Abril del 2020
Martes, 03 Diciembre 2019 00:21

Los éxitos de AMLO los opaca Morena

Los éxitos de AMLO los opaca Morena Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

El informe del presidente Andrés Manuel López Obrador, al cumplir un año al frente del gobierno de México, fue un éxito rotundo que opaca Morena, con sus pleitos internos entre dirigentes egocéntricos a quienes parece importarles poco el grave daño que ocasionan al propio presidente y al país anteponiendo sus intereses personales a los de su partido y a los del país.


 

Así como se combate la corrupción, la inseguridad, la desigualdad social, debería combatirse la ineficiencia de todos los partidos políticos, derivada de la inmadurez y de la insensatez de los políticos que los manejan.

 

Refiriéndonos al nuevo partido en el poder, que supuestamente no debería ser igual a los decadentes partidos existentes, es inaudito que habiendo llevado a la presidencia a un hombre que, como dijo el gobernador de Puebla Miguel Barbosa Huerta, “inauguró un nuevo modelo de ejercer el poder público”, ellos o ellas, como dirigentes, sigan asumiendo el rol de adolescentes estudiantes de secundaria, pelándose por la mesa directiva de la sociedad de alumnos de alguna escuela.

 

Ciento treinta y siete miembros del Consejo Nacional Ampliado que fueron convocados por Bertha Luján para convocar a un Congreso Nacional Extraordinario en enero próximo, basándose, dijo ella, en los artículos 38 y 34 del estatuto de ese partido a fin de designar al nuevo dirigente nacional, fue desautorizado por Yeidckol Polevnsky, la secretaria general en funciones de presidenta, que quiere que el tal Congreso se realice en marzo, afirmando que la convocatoria del Consejo es inválida porque no cumple con lo que establece el estatuto.

 

Por lo pronto Morena ya está dividido en dos grandes corrientes, la de Luján y la de Polevnsky, y la guerra amenaza con endurecerse a medida que pase el tiempo.

 

Pero Morena es un nuevo partido que acaba de participar en su primera elección nacional; ganó el candidato presidencial que propuso por más de 30 millones de votos, algo nunca antes visto en este país, y ya está con pleitos internos como el PRI, como el PAN y como el PRD. Lo que lo convierte en igual y no diferente, no distinto a los demás.

 

Y si a ello se agrega que en los estados, entre ellos Puebla, también sufren ese fenómeno de divisiones y pleitos internos, y que muchos de los diputados locales, ayuntamientos, tienen diferencias graves, podemos llegar a la conclusión de que correrán la misma suerte que los ineficientes partidos políticos que padecemos, y lo malo es que nuestro sistema está basado en eso, en los partidos.

 

Para que usted se de cuenta de la gravedad del asunto, le recordamos algo que ya comentamos en este espacio: en una encuesta reciente de la semana pasada realizada por un diario de la ciudad de México, la fuerza que tuvo Morena hace un año se desplomó hasta llegar a sólo un 36 por ciento.

 

No es nada raro que el PRI, el partido que gobernó a este país durante casi ocho décadas, haya bajado en las preferencias de la ciudadanía hasta un 6.7 por ciento y que el PAN, que gobernó doce años al país, está en un 7.3 por ciento, aunque ellos se asumen como la segunda fuerza política del país y que el PRD, antecedente de Morena, tenga sólo el 2.3 de las preferencias.

 

Entre los tres partidos políticos que durante varios años se consideraron los partidos fuertes de México, no pueden ni podrán ser considerados como una oposición fuerte.

 

Y se debilitan más, como el PAN, oponiéndose por oponerse y nada más, sin argumentos, sin sensibilidad social, sin siquiera mostrar un poco de oficio político. Son sólo perdedores enojados por haber perdido, sin aportar nada, sin hacer propuestas, sin criticar con argumentos sólidos, en fin...

 

Debe estar feliz el gobernador Barbosa Huerta por el elogio que hizo de él el presidente López Obrador en su informe del primer año de su gobierno, cuando afirmó que ha sido el primer gobernador en unirse al programa “La Escuela es Nuestra”, que tiene por objetivo que las sociedades de padres de familia se hagan cargo de manejar los recursos que enviará la federación, de la construcción, reparación y mantenimiento de las 103 mil escuelas que hay en el país, para lo que se ha destinado una cantidad de 21 mil millones de pesos.

 

Dijo el presidente que la propuesta es que el Gobierno federal aporte el 50 por ciento del costo del programa y el otro 50 por ciento los gobiernos estatales.

 

Puebla fue el primer estado en aceptar, por voz de su gobernador, este programa y por lo mismo se espera su pronta iniciación.

 

 

comments powered by Disqus

archivo historico